Un nuevo look para una nueva etapa

Un nuevo look para una nueva etapa

Hace 14 años dejé las multinacionales para dedicarme a escribir.

Y he escrito. Mucho. Cada día.

Supuestamente era lo que buscaba, pero en mis sueños, escribir significaba narrativa, significaba intentar contar una de esas historias que te atrapan, te revuelcan, le dan la vuelta al cerebro, lo airean y te sueltan como otra, o esos que te mantienen fascinada, o intrigada, o suspendida, o afligida…

Y, aunque creo que ya he logrado escribir algún texto (tal vez más de uno) que produce emociones, o reflexión, mi narrativa ha salido a trompicones, aplastada (o ahogada) por las necesidades económicas, que me llevaron a escribir otras cosas que me creía que ayudaban a mi sustento y el de los míos.

Me lo creí antes de intentarlo y por ello mis publicaciones han sido variopintas y con diferentes resultados. Reflejan mi transitar por la escritura en un camino lleno de curvas.

Lo primero que me publicaron fue:

en 2010: Buen padre(madre), mejor jefe(a) – en Empresa Activa de Urano, es un libro de divulgación que se me apareció en un atardecer en Zahara de los Atunes.  Mi pareja tocaba la batería en la Ballena verde y yo estaba sentada escribiendo.

Había terminado la novela, que publicaría al año siguiente, y pensaba en mis hijos y en el trabajo de gestión que acababa de dejar. Pensé: «No hay tanta diferencia entre criar y gestionar». Lo apunté. Y lo continué hasta su publicación. También se tradujo al brasileño.

en 2011: Dos de tres – la publiqué con Gens una editorial pequeña con títulos muy cuidados.

En Por dónde empiezo 2.0. – (2011 Empresa activa) y Twitter para torpes (2013 Anaya ilustrado por Forges) fueron una fotografía de los comienzos de una nueva forma de comunicación: las redes, en las que estuve muy activa durante un tiempo.

También caté la autopublicación con un librito que analizaba una conferencia: Hablar en público con éxito.

Es muy cortito y sencillo, lo escribí en dos o tres meses y fue un superhit de ventas. Ja ja ja. En realidad lo pude escribir en tan poco tiempo porque llevaba veinte años dedicada a la comunicación y otros pocos escribiendo.

Seguí con las pruebas. (Con el tiempo me he dado cuenta de que soy aventurera en la mayoría de los aspectos de mi vida).

Mi editor de Empresa Activa me había dicho que escribiera un libro con mis hermanas (María y Elena) sobre la mujer profesional, la idea sí prendió, pero no lo de hacerlo en compañía, me salió un ensayo novelado:

El código del garbanzo (2015), que como no iba con la línea de Empresa Activa y era un experimento raro, lo publiqué de forma híbrida con Bubok y La factoría de ideas. 

Y a finales de 2019, publiqué Hipolina quitamiedos con Empresa Activa, un comic ensayo que habla sobre los miedos en el trabajo. Le pilló el Covid en las librerías.

Desde 2011 también escribo regularmente en mi blog nataliagomezdelpozuelo.com; en este formato más corto es donde he tenido más lectores, en estos años he recibido varios millones de visitas.

Pero, hasta ahora, la versión Natalia comunicadora, con sus cursos y conferencias, había ahogado a la escritora y estaba tomando un sitio que no era para el que dejé aquellos trabajos exigentes y devoradores

El otro día, en una preciosa conferencia cantada de Noemí Carrión,  me encontré a Gemma González, formadora de neuroliderazgo, nos seguimos y nos encontramos con gran placer de vez en cuando.

Me preguntó: “¿Estás en modo místico?” – creo que lo dijo porque me sigue en Instagram que es donde doy curso a mi versión más bucólica.

Le respondí que no sabía si mística, que más bien estaba en silencio, escribiendo.

Así ha sido desde el inicio de la pandemia; la escritura (narrativa) ha tomado posesión de mi ser y se ha apoderado de mi tiempo y, ahora, también de mi web/blog, que ha cambiado de look para adaptarse a esta curva del viaje.

También he renovado las fotos, para que se vean las huellas que van dejando los lances del camino.

Ahora estoy en un lugar nuevo, por eso necesitaba un look nuevo

AQUÍ lo tienes ¡Tachán!

Espero que te guste. Me encantará conocer tu opinión.

¿Quieres recibir lo que escribo? Apúntate

* campo obligatorio
   

Tu aliado frente al miedo:

Hipolina-Quitamiedos
Share This