lectura, dialogo, escritor, lector, quien soy, quien eres

Fuente: Moriza

La lectura es un diálogo entre dos personas (el escritor y el lector) con intereses similares que se produce en dos tiempos, el de la escritura y el de la lectura.

Si te acercas a una librería (física o virtual), a un blog o a un medio de comunicación a elegir algo para leer, te invito a pensar que:

«Cada uno de esos libros ha sido escrito por una persona como tú y como yo, una persona con una historia que contar que se sentó tras un teclado horas y horas, poniendo su alma en ese trabajo. Cada libro (…) es la labor de amor de una persona.»  Sean Platt y Johnny B. Truant

Todas esas personas que han escrito sus libros están deseando que tú les escojas para mantener un rato de conversación, para comunicarse contigo.

Por eso a veces se dice que un buen libro es un gran amigo, tal vez porque ninguno interrumpe, cada uno espera tranquilamente a que el otro haya terminado su desarrollo mental para continuar.

Yo cuando leo, a ratos paro y analizo lo que me ha contado el escritor y anoto las ideas que eso provoca en mi mente. Se produce un verdadero diálogo en el que me doy cuenta de aquello con lo que estoy de acuerdo o no, lo que me emociona, lo que me hace reflexionar…

En mi caso, la lectura es una de las formas más directas de despertar mi creatividad; este post es un claro ejemplo de ello, me lo provocó la cita que he incluido antes del libro Write, Publish, Repeat, que desde aquí recomiendo encarecidamente a cualquiera que desee vivir del oficio de escribir.

Por eso se podría decir:

Dime lo que lees y te diré quién eres, qué necesitas, qué te gusta, a qué dedicas el tiempo libre.

En mi caso, aunque tengo varios libros de ficción empezados de mis escritores contemporáneos favoritos (Ford y Saramago, aunque este último ya se fue y no sé si debería seguir llamándolo contemporáneo) no consigo avanzar, en cambio devoro libros sobre comunicación y escritura, porque en este momento es en lo que ayudo a otras personas y por eso me atrae más que la ficción, porque supone una ayuda en lo inmediato, aunque también tengo un proyecto de ficción en marcha.

Por eso, tal vez nos convenga hacer un paréntesis y analizar lo que estamos leyendo en estos meses.

¿Solo mensajes de amigos? ¿O de trabajo? ¿Amor? ¿Terror? ¿Negocios? ¿How to…? ¿Cómo ser feliz? ¿A Belén Esteban?

Te dará muchas pistas sobre tu momento vital. Yo recuerdo momentos de fantasía, momentos clásicos, existencialistas, de amor, de negocios… y ahora de comunicación, por más que Ford y Saramago me estén esperando para charlar.

La práctica determina la conciencia, es decir, somos a lo que nos dedicamos. Si quieres ir hacia alguna parte, lee sobre ello, es el primer paso del viaje, la charla, el estar ahí.

Por eso cuando veo a personas cercanas que leen o escuchan a periodistas o escritores nefastos e histéricos que sacan de quicio cualquier tema, me apeno, porque esa persona mantiene conversaciones íntimas con un loco exaltado y todo se contagia.

Este año, me he propuesto seleccionar con mucho cuidado los blogs y los libros que leo, quiero elegir a aquellos que me llevan un poquito más allá, que tienen un punto de vista diferente, que me ayudan a pensar mejor, que me provocan ideas nuevas y que me sacuden las antiguas. Me gusta conversar. Me gusta leer.

Y me encanta conversar contigo. Te estaré esperando en este blog y en mis libros para la próxima charla. De aquí no me muevo. Al menos de momento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This