Las videoconferencias y videollamadas nos han traído algunas incomodidades, pero también han tenido un efecto positivo, incluso alguna percepción más aguda que en la comunicación presencial.

Estoy realizando una encuesta sobre la experiencia que hemos tenido en estos meses con las videoreuniones.

Sigue activa y puedes participar AQUÍ

Contribuirás a realizar la Guía de Netiqueta de las videollamadas que luego realizaré y pondré a tu disposición

Lo que menos gusta de las videoconferencias o videollamadas

dewsventajas teletrabajo

En el siguiente gráfico te muestro las respuestas de las 350 personas que han respondido a la pregunta:

gráfico videollamadas

Y lo que incluyeron en “Otro”:

  • No poder tener contacto físico.
  • La deshumanización.
  • Que la gente no escucha a los demás e interrumpe.
  • No hay privacidad en el entorno personal.
  • Que se oiga el ruido ambiente.

Estas respuestas han puesto en evidencia que al realizar la pregunta di por sentado lo principal: falta el contacto físico.

Me pareció que era como preguntar a un sediento qué necesita, ¡beber!

La vida física es para el humano como el agua, y la pantalla siempre será un sucedáneo del verdadero contacto. No es lo mismo admirar los Himalayas en vivo y en directo que en vídeo y en pantalla.

Pero como este tipo de comunicación ha venido para quedarse, al menos busquemos la forma de tener una experiencia amable.

Lo que más odiamos tiene, en su mayoría, una solución sencilla:

  • Disponer de técnica y el conocimiento adecuados
  • Saber cómo conectar a pesar de disponer de un lenguaje no verbal limitado por las circunstancias
  • Evitar la ansiedad que produce la mayor autoconciencia y autoobservación que se produce en las videollamadas…

Por eso, he organizado con Growpath el taller: Aprende a comunicar en pantalla con eficacia y confianza porque la adaptación a un nuevo entorno de trabajo provoca inseguridad.

Los profesionales no han desarrollado todavía las habilidades para el teletrabajo y desconocen las mejores técnicas para lograr el impacto que desean.

A través de la encuesta, de numerosas charlas con amigos y mi propia observación como profesional de la comunicación, he aprendido que no solo hay dificultades a la hora de comunicar en pantalla…

También hay beneficios insospechados de las videoconferencias, te pongo algunos ejemplos:

  • Nos interrumpimos menos o somos más conscientes cuando lo hacemos
  • Nos da menos miedo hablar en público (sobre esto escribiré un artículo más profundo)
  • Las reuniones son más ágiles y directas
  • No hay “side meetings” o minireuniones dentro de la reunión principal
  • A veces si hay “side communication”, cuando se dice algo que tiene un significado especial para dos personas y se “cruzan” las miradas y hay un gesto de comprensión mutua, no es fácil pero cuando estás atento y se da, es muy interesante
  • Puedes observar sin que la persona se sienta observada, pues no sabe a donde diriges la mirada. A través del lenguaje no verbal de una persona a la que observas puedes notar cosas que te pasarían desapercibidas si hubierais estado en grupo
  • Hablar más con personas con las que no sueles encontrar tiempo para hacerlo
  • La no necesidad de desplazarse
  • Puedes apagar la cámara y poner las caras que quieras y, si tienes auriculares, puedes ir a por algo sin perderte la conversación
  • Siempre tienes el comodín “me piro” y achacarlo a una conexión deficiente 😊

Y la última y más importante, nos ha ayudado a valorar en toda su magnitud la interacción en persona con los demás.

Seguiremos aprendiendo y seguiremos compartiendo. Gracias por estar a mi lado al otro lado de la pantalla.

#AlOtroLadoDeLaPantalla

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This