busco trabajo, buscando trabajo, conferencia marca personal

La semana pasada participé en el 9º Foro Empleo UCLM3E con una conferencia titulada: “La marca personal: una garantía de futuro profesional”.  La charla tenía un índice sencillo, eran solo 4 palabras, pero os quiero hablar solo de la primera, que era:

ESCUCHA(TE)

Les comenté la gran necesidad de escuchar a los demás respondiendo a las preguntas:

  • ¿Qué te piden las personas de tu alrededor?
  • ¿Qué les llama la atención de las cosas que haces?
  • ¿Qué problema les puedes solucionar?

Pero todo ello sin olvidar escucharse uno mismo.

Ante la pregunta ¿cuántos pasáis una hora al día de “nada”?, ninguno levantó la mano.

“Nada”, les expliqué, es estar sin inputs, es decir, sin música, ni TV, ni radio, ni lectura, ni charla, ni mensajes… “Nada”, es estar a solas en silencio con uno mismo. Ni siquiera cuando bajé ese tiempo a 15 minutos levantaron la mano.

Hicimos un ejercicio en el que les pedí que respondieran a la pregunta:

“¿Para qué has venido al mundo?” - Tuitéalo          

Con una red pesqué todos esos deseos (es el momento que veis en la foto) y quiero compartir con vosotros un resumen de los resultados.

La gran mayoría de los jóvenes respondieron:

  • Ser feliz (25%)
  • Ser feliz y hacer felices a los que me rodean (35%)

Otras de las frases que salieron y que merece la pena compartir:

  • Para dar lo mejor de mí.
  • Aportar algo y si es útil, mejor.
  • Para disfrutar.
  • Cumplir objetivos que cambien el futuro de los que me rodean para bien.
  • Aportar cosas buenas a la humanidad.
  • Ser una persona de provecho, responsable y para disfrutar de la vida.
  • Para ayudar a la gente cercana.

Como veis, los deseos de nuestros jóvenes tienen mucho que ver con el altruismo, con construir un mundo mejor - Tuitéalo          en el que tanto ellos como los que les rodean disfruten y sean felices. ¿Quién dijo que los jóvenes de hoy en día son egoístas? Yo, desde luego, nunca lo he creído.

Además, hubo otras respuestas interesantes, como estas:

  • Ayudar a la gente compartiendo el conocimiento y poder hacerlos más libres.
  • Para poder hacer algo importante en la sociedad y conmigo mismo.
  • Para marcar una diferencia, hacer algo distinto y triunfar en mi vida.
  • Para hacer algo importante y ser conocido. Diego Bascuñana (Pongo el nombre para ayudarle a dar un paso en eso de ser conocido :))

Otro/a que me encantó fue uno/a que ha venido a “dar guerra”:

  • Según he entendido la pregunta está propuesta de una forma errónea: nacer no se elige. (¡Bien por él o por ella!)

Y otras tres que me gustaría destacar:

  • Para vivir (Parece una perogrullada, pero de las respuestas recibidas, es la que más se acerca a mi entender filosófico, a veces le ponemos tantas etiquetas a lo que vivimos que al final necesitamos ajustar la vida a un molde, cuando simplemente viviéndola, como hace un árbol o un león, muchos de nuestros problemas desaparecerían.)
  • No lo sé.
  • El papel estaba en blanco.

Esa es la vida en realidad, cada día, cada momento es una página en blanco y el no saber a dónde vamos no tendría por qué suponer un problema…

Tras la conferencia me decía una chica encantadora: lo que hago no me gusta, pero no sé lo que me gusta, ¿cómo lo puedo saber? Y la respuesta, que no le di en ese momento, pero que me gustaría darle desde aquí (soy de discurrir lento), es: “haciendo”, viviendo sin angustia, porque tiene más que ver con la espera que con la búsqueda. El fruto cae del árbol cuando está maduro y para eso, previamente la semilla de ese árbol tuvo que germinar, encontrar terreno fértil, alimento para crecer…

El proceso de “encontrar” es agrícola, no industrial y requiere cuidados, alimentación y, sobre todo, paciencia. Y uno de los mayores impedimentos para lograrlo es el poco tiempo de calma que pasamos los individuos, por tanto no nos escuchamos, no dejamos que todos los inputs con los que alimentamos nuestro cerebro jueguen con nuestra mente para crear.

Por eso animé a pasar tiempo a solas y en silencio y también me  gustaría que nosotros entendiéramos a nuestros jóvenes, esos que están a puntito de enfrentarse a una etiqueta que les han puesto los medios (que a veces no son conscientes del daño que hacen), una etiqueta devastadora y desesperanzadora como es la de “Ninis”, ellos son, en su gran mayoría, personas generosas que desean hacer felices a los demás y desean aportar a este mundo lo mejor de ellos mismos para que sea un lugar más amable.

Y los adultos que les acompañamos en el proceso les llamamos Ninis, o lo que es lo mismo: sin futuro. ¿Hay algo más terrible que podamos hacerles a nuestros chavales?

No son Ninis, son Milenistas, han estrenado la era del conocimiento, y sí, son diferentes y por ello tendrán que descubrir cómo contarse. - Tuitéalo          

Les puse este vídeo por si les ayudaba a entender la nueva situación.

(Tal vez alguno de vosotros ya lo ha visto, porque lo he recomendado en otra ocasión) 

Y les animé a contarse de forma nueva porque somos las historias que nos contamos: Cada momento, cada día es una página de tu historia. ¿Qué historia estás contando? ¿Qué historia quieres ser?  - Tuitéalo          


Si deseas desarrollar todo tu potencial, te recomiendo estar en modo creativo. Este libro te ayudará:

Portada-faro1CÓMPRALO en:

EspañaPapelPDFAmazon

MéxicoPapelPDFAmazon

ArgentinaPapelPDFAmazon

ColombiaPapelPDFAmazon

Resto Amazon

 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Share This