Yo ya he salido de la crisis ¿y tú?

Cuando a principios de 2007 tomé la decisión de dejar un buen trabajo por cuenta ajena para dedicarme a la escritura, no sabía que a la vuelta de la esquina se encontraba la peor crisis de la economía española de todo el periodo democrático.

He pasado por momentos duros en los que la inseguridad económica lo teñía todo de gris, pero creo que, finalmente, puedo decir que he salido de la crisis.

Quiero compartir mi experiencia por si ayuda a otros.

Soy una convencida de que no saldremos de aquí quejándonos; respiraremos cuando exijamos al gobierno un cambio institucional profundo que obligue a los  políticos al control y la transparencia (os recomiendo la lectura de este artículo) y cuando cada uno de nosotros pongamos nuestro granito de arena cambiando algunas de nuestras actitudes,

¿Cuáles?

- Reconocer la situación tal cual es. Un análisis realista ayuda a diseñar un plan que tenga mayores posibilidades de funcionar. Por ejemplo, uno puede desear vender una casa (aunque lleve cinco años intentándolo) pero según está el mercado inmobiliario, no conviene contar con ello en el plan. Sería como esperar un milagro.

- Darse permiso para pasarlo mal  aunque nos vean los que nos rodean. No tenemos por qué agarrarnos a la fortaleza como a un clavo ardiendo. Reconocer la debilidad en uno mismo ayuda a ser tolerante con los demás y a tener relaciones en un plano de igualdad y facilita muchísimo el siguiente punto:

- Aprender a aceptar ayuda. A mí es de las cosas que más me ha costado. El “yo puedo sola” es algo que tenía muy dentro, y cuando mis hermanos y mis padres me han prestado dinero, dado trabajo y alojamiento, he conseguido sentirme feliz de tenerlos y creo que para ellos también ha sido muy satisfactorio poder ayudarme. Intentaré devolver hasta el último céntimo, pero también sé que la solidaridad humana nos ha traído hasta aquí en la historia de la evolución. Hoy, más que nunca, funciona el hoy por ti, mañana por el otro. Seguro que algún día te toca. A mí, desde luego, me ha tocado recibir ayuda y lo agradezco. Por eso es necesario…

- Ayudar a los demás. Por mal que lo estemos pasando en un determinado momento, siempre hay personas a las que podemos echar una mano: unas palabras amables, un consejo, divulgar su información, conectarles con alguien que les pueda ayudar, “regalarles” un poco de nuestro tiempo, colaborar con alguna ONG, dar comidas, leer a los mayores, etc. Lo que uno hace en su entorno es lo que recibirá de él.

- Apretarse el cinturón. Si uno no llega a fin de mes, lo primero que tiene que hacer es tratar por todos los medios de reducir gastos. Muchos hemos tenido que modificar nuestros hábitos para gastar menos. En mi caso, así ha sido y no me siento menos feliz, sino mucho más. Me gusta la idea de necesitar menos; me siento más libre.

- Dejarse guiar por los que van delante y guiar a los que vienen detrás cuando el especialista es uno. En cada tema, hay personas que saben más que otras. Cuando hace dos años mi hermana Elena (@gomezdelpozuelo) me “empujó” a las redes sociales (casi se puede decir que me metió en ellas a la fuerza) yo no entendía para qué me podían servir, pero su experiencia le ayudaba a ver aquello que yo no distinguía. Afortunadamente me dejé guiar, porque hoy, el 80% de mi trabajo tiene que ver con las redes sociales o me surge a través de ellas y han sido fundamentales en mi salida de la crisis; lo que me lleva al siguiente punto:

- Muchas veces es necesario reinventarse. En mi caso eso ha supuesto no aferrarme al libro en papel y meterme de lleno en el sector de los ebooks y en los nuevos formatos: los audiolibros, los videolibros, etc. Hay sectores que están menos afectados por la crisis, como son: IT, todo lo digital, transportes, comunicaciones, medicina alternativa… Por ello, uno puede intentar “acercar” su trabajo a alguno de ellos o reinventarse. Para los que estáis buscando un reposicionamiento profesional, os aconsejo el Personal Branding Plan, un curso on-line en el que he colaborado y que pretende ayudar a las personas a rediseñar su futuro y aumentar sus posibilidades de éxito profesional.

- Ocuparse, no preocuparseLa preocupación es un sentimiento totalmente estéril: provoca angustia, estrés y paraliza. Lo interesante es ocuparse: ¿no llego a fin de mes? disminuyo los gastos, pido un préstamo o busco otras formas de ingresos, pero ¿cuáles?

- Sembrar, sembrar y sembrar. En este mundo actual de cambio constante, la forma de mantener un flujo regular de trabajo (ya no sería muy realista buscar un trabajo permanente) es sembrar. Lo curioso es que a veces uno siembra patatas y recoge coliflores, pero lo que he comprobado sin lugar a dudas es que siempre se recogen los frutos, pero es importantísimo…

- Tener paciencia. Se trata de un proceso “agrícola”, no puedo estirar de la planta para que crezca más rápido, si lo hago, probablemente se rompa: lo único que puedo hacer es tener paciencia y cuidarla: preparar el terreno y regarla. Una gran forma de hacerlo es…

- Estudiar. Creo que nunca en mi vida he “estudiado” tanto como ahora. Leo libros, artículos, asisto a conferencias, comparto discusiones… sobre los temas que me interesan: literatura, comunicación, redes sociales, etc.

- Sentir pasión por lo que hacemos. El estudio ahora es un verdadero placer, porque al haber enfocado mi profesión hacia temas que de verdad me gustan, me resulta pleno y divertido. Y no solo el estudio, sino la escritura, las clases, las conferencias; trato de ponerle pasión a todo lo que hago y eso produce resultados de mayor calidad, porque la pasión se contagia a nuestro trabajo.

- Invéntate el trabajo aunque no tengas un empleo concreto. En mi caso esto es muy fácil, puesto que siempre tengo algo que escribir, tengo muchos libros proyectados en mi mente deseando salir, pero he visto como muchas otras personas se han ido “inventando” su trabajo hasta que éste se ha convertido en una actividad remunerada que les ha sacado de la crisis.

- El Networking es la clave. Más de la mitad del trabajo que me está saliendo últimamente tiene que ver con el tiempo que le dedico al Networking, es decir, a conocer y charlar con gente de mi sector: blogueros, editores, emprendedores… Habría que marcarse como objetivo conocer a una persona a la semana, y para eso las redes sociales son una herramienta formidable.

- Dudar. Yo vivo en una duda permanente y creo que eso me ayuda a no aferrarme a mi forma de pensar o de hacer las cosas, a tener capacidad de adaptarme a los cambios y a gestionar la incertidumbre, cosa que al principio de mi aventura como autónoma me resultaba complicadísimo. Esta habilidad que he desarrollado a base de tropezarme muchas veces, me quita gran parte de la angustia que produce el deseo de controlar. Es imposible tener las cosas bajo control, por tanto, ¡que viva la cintura!

- Perseverar.  Pero no conviene dejar que la duda nos paralice, ya que uno de los factores más importantes para salir de la crisis es la perseverancia: concluir lo que uno ha comenzado, no tirar la toalla a la primera dificultad (ni a la segunda, ni a la tercera), seguir sembrando aunque no veamos cercano el momento de la recolección. Si tuviera que elegir una sola clave para lograr salir de la crisis, elegiría la perseverancia.

- Mirar hacia atrás y reconocer los progresos realizados. Ayer estuve poniendo al día mi curriculum para darme de alta como experta en el Consejo Internacional de Expertos de Womenalia (en breve escribiré un artículo sobre el tema) y me di cuenta de todo lo que he sembrado y producido en estos cinco años. Supuso una gran satisfacción “verlo”, darme cuenta de que, aunque a veces parece que uno no avanza, cuando miras hacia atrás te das cuenta del camino recorrido.

- Ser honesto. No podemos exigir a los políticos y a los banqueros que lo sean si nosotros mismos no lo somos. Trapichear, hacer ñapas, defraudar, hurtar… Si nosotros lo hacemos en pequeña escala, es una forma de dejar que lo hagan a gran escala los que tienen esa posibilidad.

- Llorar y sonreír. Hay momentos muy duros en los que uno lo pasa mal y llorar ayuda a eliminar las hormonas responsables del estrés y la tristeza. El resto del tiempo ¡sonríe! Ayuda a tener una mejor relación con uno mismo y con los demás. La sonrisa plena es el mejor pasaporte hacia la felicidad.

Espero que en el inicio del próximo curso podamos escribir sobre otros temas que no tengan que ver con la crisis. Mientras tanto, a perseverar y a sonreír.

¡Mucho ánimo! Entre todos, podemos.

_______________

crisis, adios, salir, optimismo, resurgir,Si quieres profundizar en el tema, he publicado un pequeño eBook a 2,68€ que tienes a la venta en todas las tiendas de eBooks.

 

 

Si quieres leer más sobre este tema puedes ver estos artículos:

Los protectores de la felicidad según Rojas Marcos
Dime cómo son tus padres y te diré quién eres… aunque tú no lo sepas
Mi casa… teléfono…
Tomar decisiones implica equivocarse
Gestiona tu tiempo para ser más feliz
Se aprende más cuando se viaja solo
Los daños colaterales del cambio
Me gusta la gente positiva.

54 Comentarios

  1. Elena
    24 septiembre 2012

    ¡Qué bueno Natalia! Es lo mejor que he leído hasta ahora. Yo que estoy en pleno proceso de cambio me siento muy identificada con muchas cosas que propones. El punto dos “darse permiso para pasarlo mal” es fantástico porque muchas veces nos empeñamos en ir con la sonrisa puesta a todas partes, cueste lo que cueste y es bueno reconocer que podemos tener días malos y que no pasa nada por tenerlos. Hay que vivirlos, no somos super-héroes (ni ganas), porque luego, soltar lastre es mucho más fácil.
    Muchas gracias.

    Responder
  2. 24 septiembre 2012

    Querida Natalia, cómo siempre ¡genial!, lo de reinventarse me parece lo mejor, porque es cierto que hay que buscar nuevas alternativas y nuevos trabajos que si además ayuda a las personas de tu entorno, esto hace que te sientas mejor… El día 21 organice una conferencia sobre Coaching Bioenergético en el Teatro Auditorio de Aznalcollar, y la respuesta fue increíble!, tuvimos invitados interesantes, yo personalmente prepare videos y organice una suelta de globos… Todo el mundo salió con una sonrisa y apuntándose al Taller que comenzamos el día 3 de Octubre. Cuando tenga la grabación te enviare un poquito para que la veas, porque me hace muchísima ilusión. Yo también he tenido que aceptar ayuda y la sigo aceptando agradeciendo a todos que estén ahí en este momento… Y la tuya, por supuesto. Has llegado a ser para mí fuente de inspiración y superación. GRACIAS. El Jueves 27 es mi cumpleaños… 46 añitos, ¡Y me siento tan feliz, motivada y con ganas de emprender cómo cuando tenía 15! y en todo eso tú también tienes mucho que ver, así que de nuevo…. GRACIAS POR ESTAR AHÍ PARA AYUDAR A TODOS…

    Responder
  3. 24 septiembre 2012

    Muy buen post. Todos los tips son excelentes, pero me quedo con uno, que como apuntas, a veces nos reprime demasiado: “Aprender a aceptar ayuda”. Saber recibir es tan digno como dar. En algunas culturas (la china) está muy arraigado, porque existe el concepto de hoy me han ayudado a mi y hoy ayudo yo a alguien. Así se pueden construir cosas grandes. Felicidades. Salu2.

    Responder
  4. 24 septiembre 2012

    Natalia,

    Muchas gracias por compartir tu experiencia. Yo vivo algo muy similar y también dejé mi trabajo para dedicarme a otras cosas y en mi caso, mi familia me ayudó y me ayuda muchísimo. Para mi fue fundamental darme el permiso de estar mal y decirlo en voz alta, y ya está. A partir de ahí descubrí que ser generosa también es aceptar la generosidad de los demás. Comparto todos los puntos y animo a todo el mundo a que lo intente, sonreír, no dejar de estudiar (¡yo no he parado nunca!), ayudar a los demás, ocuparse en vez de preocuparse… con tu permiso creo que voy a imprimir tu articulo y colgarlo en la nevera para que no se me olvide ninguno ;)

    ¡Feliz día!

    Responder
  5. 24 septiembre 2012

    El punto de la perseverancia, bajo mi punto de vista, es uno de los más importantes para la realización personal y el éxito profesional.

    Enhorabuena por el artículo!

    Un abrazo

    Laura

    Responder
  6. Macarena Gómez
    24 septiembre 2012

    Natalia, me siento totalmente identificada. Justo en 2006-2007 intenté cambiar de rumbo y a cosa salió rana. Luego he ido danto “tumbos”. He organizado exposiciones que aunque la cosa la hago un poco “por amor al arte” me enorgullece y me satisfacen enormemente. Además he conseguido involucrar a toda mi familia y realizamos trabajos en equipo al embalar, montar, decidir cómo ponemos los cuadros, he agudizado el ingenio…También he escrito algún artículo, he sido ponente de algún taller, he organizado cenas, comidas, etc…He descubierto con quién puedes realmente contar en momentos duros….Me han prestado mucho dinero, que espero poder pagar o pagar de otra manera…no todo es el dinero, al final el poder estar juntos y disfrutar de las sonrisas de los demás ya es mucho. Disponer de tiempo para los demás, poder dar consejos, ecuchar a las personas, asisitir a conferencias muy interesantes, entre ellas alguna de tu hermana….
    En fin que noto que he crecido aunque reconozco que necesito un trabajo remunerado para llegar a fin de mes. Ahora estoy inventando salidas para escolares y a la vez rezando para que me llamen para colaborar en la Universidad de Loyola…
    Así que enhorabuena por compartir tus consejos….te admiro y me encanta leerte.

    Responder
  7. 24 septiembre 2012

    ¡Excelente, Natalia!

    No puedo estar más de acuerdo contigo. Creo que como parte de ese proceso de “reinvención” y nuevo aprendizaje [... a caminar solo] son claves el optimismo, el entusiasmo por lo que uno hace -que, sin duda, cuando es sincero, se hará patente en tu forma de expresarlo y explicarlo, y se transmitirá a los demás- y, finalmente, el hecho de hacerlo con calidad. Ofrece algo con calidad y será la mejor manera de crearte tu nueva/buena reputación -en línea y fuera de línea-.

    Un cariñoso abrazo,
    Miguel

    Responder
  8. 24 septiembre 2012

    yo tambien he salido de la crisis , y me esta yendo muy bien .no comparar con el pasado es una buena terapia , y luego tambien decidí dejar el periodo RE , reinvertarse, reciclarse, etc etc . Hasta que no entendí que tenia que concluir una etapa y empezar otra .

    Responder
  9. 24 septiembre 2012

    Pues es esperanzador oirte. Yo acabo de dejar un trabajo por cuenta ajena (aunque en este caso me han empujado a irme…vamos que me han echado!!) y espero que me sirva como oportunidad para dedicarme a las cosas que realmente me gustan. Como bien dices, el camino no será fácil. Aun así me gustaría escribir un post parecido al tuyo de aquí a unos años!!
    Gracias por compartir tu experiencia.
    Saludos. Javier

    Responder
  10. Marisa
    24 septiembre 2012

    Natalia, me ha gustado mucho tu artículo de esta semana, también he pasado por situación de crisis y me siento identificada en algunos puntos, que he palpado en mi propia piel. Querría añadir también un punto mas, es el’ desprendimiento’, desprendimiento de ciertos hábitos, de algunas personas que se ‘perdieron’ por el camino como consecuencia de los cambios en los que se sumergen nuestras vidas en época de crisis, desprendimiento de pensamientos que interfieren en la nueva mentalidad de optimismo, mirar hacia delante, y que antes si nos concedíamos, desprendimiento de la comodidad por la actitud de reinventarse y reciclarse, desprendimiento de amigos que luego resultó que no lo eran tanto, desprendimiento de ciertos cánones que ya no valen en esta nueva etapa, desprendimiento en fin de mochilas que llevábamos y que nos dimos cuenta que debíamos aoltar al borde del camino, para poder seguir caminando.

    Responder
  11. Juani
    24 septiembre 2012

    Enhorabuena Natalia!
    Por tu valentía, tu perseverancia, tu familia y todos los tipos que sabiamente compartes en este post.
    Gracias

    Responder
  12. Johan Wennermark
    24 septiembre 2012

    Aprecio la forma tan directa de comentar el asunto. Promueve mucho la proactividad.

    Responder
    • jomalva
      26 septiembre 2012

      Sin desperdicio

      Responder
  13. 24 septiembre 2012

    Hola Natalia !!! Gracias por el gran post que nos has dejado, y por compartir tu experiencia con todos. Yo no he salido de la crisis, pero mi mente sí. Cómo ? Cambiando de actitud, leyendo menos cosas sobre ella, y dejando de tener miedo.
    Vaya! Se me acaba de ocurrir un post con eso. jejje.
    Respecto a tus puntos, en el de DUDAR, me he sentido identificado porque tengo un blog donde intento hablar de la gestión de la incertidumbre, desde la premisa de que vivimos en el el Mercado de la Incertidumbre

    Un saludo !!!

    Responder
  14. fertorx
    25 septiembre 2012

    Excelente artículo, muy útil, recién he comenzado a seguir este blog, hay muchas cosas interesantes, muchas gracias.

    Responder
  15. 25 septiembre 2012

    Un artículo sencillamente impresionante. Fresco. Creo que lo importante es no asumir el papel de víctima, desde el que no podemos hacer nada (es el destino el que nos lleva), sino asumir que somos nosotros, y solo nosotros, los que tenemos que salir de la crisis. Y, sobre todo, disfrutando de lo que vamos haciendo, porque es importante marcarse objetivos, pero más importante todavía es disfrutar recorriendo ese camino. Yo lo estoy haciendo y funciona.
    Natalia, si me le pemites, enlazaré el artículo desde mi blog. Creo que es importante compartirlo. En mi caso porque has hecho una descripción perfecta de todas las claves necesarias para salir de la crisis, para trabajar en ello y al final, la crisis de las empresas, son las crisis de sus propietarios, de sus directivos.
    Muchas gracias por este extraordinario artículo.

    Responder
  16. 25 septiembre 2012

    Soy publicista y llevo cinco años con inestabilidad laboral, y digo “inestabilidad” laboral porque al menos, durante estos cinco años, he ido consiguiendo trabajos de dos meses, seis meses… y así, he ido tirando. Y voy tirando, económicamente y psicológicamente, que quizás, esto último, ¡es lo más importante… !Desde el pasado mes de marzo estoy trabajando en mi propio proyecto, un blog sobre moda y tendencias, un proyecto que lejos de darme alguna remuneración económica me está dando muchas satisfacciones, ¡más que ninguna campaña publicitaria de las que he llevado!, ¡y más que ningún sueldo de los que he cobrado.! Bien es cierto, que tarde o temprano debo y tengo que traer dinero a casa, esta parte me preocupa, pero como tú dices Natalia, hay que ocuparse, reinventarse y utilizar las “benditas” redes sociales para dar a conocer aquello que nos gusta y sabemos hacer bien.
    Felicidades por tu artículo, ¡me ha encantado y me ha alegrado el día!
    Mucha SUERTE;
    Alicia.

    Responder
    • Fina Cantos V.
      26 septiembre 2012

      Hola Natalia! te entiendo perfectamente y gracias tenemos a las redes sociales que nos invita y revitaliza para poner en marcha proyectos, el más importante, el de la mente, el de la creatividad. En cuanto a la parte económica, si te sirve te diré que en mi caso, hice una línea vertical y puse a un lado lo urgente y al otro lo importante. Estudié el tiempo del que podría aguantar la situación y el resultado me dió cuantas dedicación le daría a cada apartado. Mucha suerte y adelante con los sueños !

      Responder
      • Fina Cantos V.
        26 septiembre 2012

        Perdón….quise decir Alicia! Saludos a tod@s :-)

        Responder
  17. jomalva
    25 septiembre 2012

    Lo mejor que he leido en bastante tiempo, acerca de la forma y manera de afrontar este mal actual que nos tiene acogotados…

    Responder
  18. 25 septiembre 2012

    Natalia,
    Brillante, claro y directo. Basta de llorar. Vivimos en el país de los derechos adquiridos… Y se acabó la fiesta. Me hacen “click” dos ideas tuyas:
    Dudar: si dudas no te relajas. Inventas, pruebas, te equivocas o aciertas, y sigues.
    Pasión: para ser el mejor en lo que haces tienes que saber mucho del tema y transmitirlo con pasión. Hoy en día todos tenemos acceso a la información, la diferencia está en la calidad y pasión al comunicarlo.
    Hablo por experiencia. Gracias por tus ideas.
    Alex Guerrero.

    Responder
  19. 26 septiembre 2012

    Querida Natalia:

    No podía pasarme por aquí sin dejarte un comentario. No sé si es casualidad pero desde que dejé mi trabajo para dar un cambio radical a mi camino profesional voy descubriendo nuevas personas, rincones diferentes y caigo en entradas como estas que me ayudan a ver que sigo por el buen camino. Lo fácil para mí hubiera sido irme a otro país pero por un momento pensé ¿por qué tengo que irme con todas las cosas que hay aquí por hacer? Y aquí estoy luchando por trabajar en lo que realmente quiero, cueste lo que cueste.

    Gracias por compartir tu experiencia y redactar de manera tan clara muchos consejos. Voy leyendo los síntomas y pensando en si mis reacciones a determinadas cosas son las correctas. Estar fuera de la zona de confort pide por nuestra parte mucho esfuerzo y comenzar la conocida operación “mueve el culo” (siento la expresión) que con una sonrisa es más llevadera y como premio final la satisfacción de estar arriesgándonos por hacer lo que realmente queremos hacer en la vida. Agradezco tus palabras y no sabes de qué manera, ojalá muchísimas personas tengan la suerte de leerte.

    ¡Feliz semana!

    Responder
  20. esperanza estrella
    26 septiembre 2012

    Me ha encantado lo que dices, y como muchos estamos en en este camino, gacias, es bueno saber que siempre hay una sorpresa en el camino….

    Responder
  21. Angel
    26 septiembre 2012

    Natalia, me parece muy optimista y eso es algo de mucho valor en los tiempos que corren. Sin embargo, me parece algo demasiado edulcorado y demasiado bonito para que sea algo aplicable en todo el mundo. No todo el mundo tiene un master en marketing por la universidad de Berkeley ni ha trabajado en diferentes puestos directivos de multinacionales. No le quito mérito a todo eso, pero crees que el obrero, camarero, campesino que cobra 800€ siente pasión por lo que hace? claro ellos no son postgraduados por Berkeley, crees que pueden reinventarse? crees que pueden apretarse aun más el cinturón sin “deponerse” encima? Lo dicho, muy optimista y positivo, pero demasiado “Hollywodiense”… querer no siempre es poder…

    Responder
    • 26 septiembre 2012

      Hola Andrés,

      Entiendo perfectamente lo que dices, y creo que tienes toda la razón en el tema de apretarse el cinturón, pero no sé muy bien por qué un obrero, campesino o camarero no puede reconocer la situación como es, darse permiso para pasarlo mal, aceptar ayuda, ayudar a otros, dejarse guiar, intentar buscar trabajo en sectores menos afectados por la crisis, sembrar, sembrar y sembrar (esto en el agricultor es bastante importante :)), estudiar, dudar, perseverar, ser honesto, llorar y sonreír. Tampoco sé muy bien qué tienen que ver esas actitudes con Hollywood.

      En cuanto al tema de la pasión, yo creo que va con las personas, no con la actividad. Yo puedo sentir pasión escribiendo, cocinando, sirviendo un café o cosiendo.

      En cualquier caso, no pretendo llegar a todo el mundo, solo contar mi experiencia por si les sirve a otros. Por los comentarios que he recibido a algunos sí les ha servido. Para mí eso ya es excepcional, aunque lamentablemente no puedo ayudar a todo el mundo.

      Un saludo muy cordial,

      Natalia

      Responder
      • 26 septiembre 2012

        Disculpad que me entrometa en medio, pero creo que tengo algo que decir. Mis padres han sido campesinos toda la vida.. Mi vida laboral tuvieron sus comienzos en el campo, y no tengo ningún graduado, ni master, pero siempre he tenido ganas de superarme de hacer cosas, y de no dejarme llevar por todo lo que hay fuera, NUNCA he dejado de estudiar, he preferido esto a irme de copas, o a cenar, por ejemplo, y quedarme hasta las dos repasando un examen aunque haya sido on-line porque por trabajo o dinero no me haya podido desplazar en vez de estar viendo la tele con un cuenco de palomitas… Cosa que me encanta y cuando el tiempo me lo permite lo hago. Ahora he escrito mi primer libro, doy conferencias de autosuperación, y estoy dando talleres de como no dejarse atrapar en lo que ocurre ahi fuera y como poder ser tu propio auto-empleado… Siento si mis palabras parecen un poco duras, pero a mi me costo salir del campo, (y he estado poniendo desayunos y quemandome los brazos al ponerlos por no tener ni idea cuando no tenia otra cosa), pero esta claro… SI TU QUIERES, PUEDES… Besos enormes para todos, y confiad y trabajar, SI TIENES UN SUEÑO Y LUCHAS, SE HACE REALIDAD!

        Responder
      • Angel
        27 septiembre 2012

        Muchas gracias por tu respuesta Natalia. Yo estoy de acuerdo en un 95% con tu escrito y créeme que intentaré aplicármelo personalmente. Pero también procuro ponerme en la piel del que no tiene o ha tenido las mismas posibilidades/oportunidades que yo. Lo de Hollywoodiense lo decía porque en las películas americanas (la mayoría, no quiero generalizar), se vende la idea de que si pones el suficiente empeño y esfuerzo, todo se puede conseguir en esta vida. Con una sola persona a quien hayas podido ayudar, ya está más que justificado todo y más si te hace feliz y te puedes ganar la vida con ello. En fin, te deseo mucha felicidad y libros publicados!!! ;-)

        Responder
        • 28 septiembre 2012

          Hola Ángel (perdona por cambiarte el nombre antes :))

          Como bien dices, cualquier respuesta educada nos muestra otro punto de vista y nos enriquece. El testimonio de María Amparo es muy ilustrativo. Si te fijas, no solo es empeño y esfuerzo, sino actitud, lo que quiere decir que cuando no salen las cosas como esperamos (porque no vivimos en una película de Hollywood), podemos buscar el aprendizaje y perseverar…

          Te mando un fuerte abrazo y agradezco muchísimo tus comentarios.

          Responder
      • Angel
        27 septiembre 2012

        Hola María y perdona que no te haya respondido a ti también, pero no había visto que tu comentario iba dirigido a los dos. Para nada me parece que tus palabras sean duras, todo lo contrario. Además, creo que las cosas dichas con educación son siempre bienvenidas. Tienes razón en todo lo que dices y desde luego tu caso es un caso de que querer es poder. Sin embargo y es lo que trato de decir, no siempre querer es poder, por mucho que se quiera o se desee una cosa…

        Responder
  22. jomalva
    26 septiembre 2012

    Yo hago lo posible por difundirlo entre los amigos que pudieran necesitarlo

    Responder
  23. 26 septiembre 2012

    Mucho de lo que acabas de escribir son puntos fundamentales, cabe resaltar que la crisis sólo existe en la mente de las personas y solo depende de uno quedarse ahí o salir adelante. creo que te podría ayudar este blog: http://loquerealmentehacemos.wordpress.com/ saludos y mucho éxito.

    Responder
  24. 26 septiembre 2012

    Natalia, no solo es lo mejor que he leido en mucho tiempo…sinó que hoy me voy a dormir con una sonrisa en los labios y sabiendo que mis motivaciones, mis metas, mis objetivos son alcanzables…solo dependen de mi misma y mi actitud…acompañado por un dejarse ayudar.

    Si no te importa…¿lo puedo difundir en mi blog? Creo que merece la pena….

    Gracias!

    Responder
  25. 27 septiembre 2012

    Enhorabuena por tu artículo, Natalia. Me ha encantado.

    Hace 3 meses que he salido de la empresa donde trabajaba, no voluntariamente, aunque sí es cierto que ya tenía proyectado dejar la actividad comercial en el sector de la consultoría tecnológica (al acabar la carrera) y dedicarme a lo que de verdad me apasiona: la Psicología Organizacional Positiva (impartir charlas, conferencias y talleres sobre gestión de las emociones, y hacer evaluación psicosocial positiva en la empresa). Está claro que reinventarse no es nada fácil, pero también es cierto que no es imposible. Lo que ocurre es que estamos llenos de prejuicios y creencias que generan mil excusas para no salir de la zona de confort y echarle la culpa de nuestra situación a los demás. Pero si encontramos nuestro camino, nuestro talento, nuestra pasión, será mucho más fácil (aunque no exente de esfuerzo y quizá alguna penuria) salir cada uno de su crisis personal. Con paciencia y perseverancia tal como has apuntado.

    Un abrazo y muchas gracias por comunicar tan bien como lo haces.

    Responder
  26. 29 septiembre 2012

    Hola Natalia, como expuse en un anterior comentario. Éste texto me dió una idea para escribir un post sobre el tema en mi blog. Pero desde otra perspectiva, para los que aún no han salido de la crisis.

    Si a alguien le apetece leerlo, os lo dejo por aquí: Yo no he salido de la crisis, pero ella sí.

    Gracias por inspirarnos !!!

    Responder
    • 2 octubre 2012

      Me ha gustado mucho tu post, lo he tuiteado. Me gusta sobre todo la idea: saca tu mente de la crisis que el resto sale solo…

      Saludos,

      Natalia

      Responder
  27. 2 octubre 2012

    Hola Natalia! Me ha encantado este artículo. Los suscribo e incluso procuro mantenerme en permanente proyección en positivo (esto es muy importante) para que no me amilanen los problemas, que los hay. Hago míos muchos de los puntos por haberlos vivido e invito a quien esté pasando por esta situación que haga la reflexión de que entre todos PODEMOS. Tomemos nota y adelante, pues.
    Tienes un blog excelente!
    Un fuerte abrazo

    Responder
  28. Mariel
    4 octubre 2012

    Natalia eres increible. Te admiro!

    Responder
  29. Macarena Florencio
    4 octubre 2012

    ¡Gracias Natalia!
    Creo que somos varios los que estamos en momentos de cambios y de “reinvención”, la pena es que ¿hemos tenido que esperar a la crisis para que esto ocurra? pues parece ser que sí para muchos de nosotros. Yo desde que finalicé en mi último empleo, no he dejado de aprender y aprender, de las personas, de la lectura, de las jornadas gratuitas que se ofertan…porque cuanto más vas aprendiendo se van abriendo nuevas necesidades de aprender más y vas reconociendo nuevas posibilidades a las que te puedes dirigir, ¿por qué no lo hice antes?

    Responder
  30. 5 octubre 2012

    Hola Natalia. Cuantas veces la “simple” sinceridad de reconocernos humanos como haces en tu artículo nos acerca a los dioses.
    Un beso. Eres uno de mis ejemplos a seguir.

    Responder
  31. 5 octubre 2012

    Natalia,

    ¡Tienes un par de h! :-) – Enhorabuena y mucho ánimo.

    Santiago

    Responder
  32. 6 octubre 2012

    Gracias Natalia, muy inspirador.
    En línea con el mismo recomiendo visitéis y participéis en la página http://www.juntosalimos.com que ha creado el espacio de las ideas contra las crisis con un desafío de 100 ideas en un mes y con un objetivo de enviar las más relevantes a prensa y políticos.
    Es un proyecto muy bonito en el que un grupo de voluntarios del PMI (Project Management Institute) estamos aportando nuestro granito de arena con nuestro proyectó “Transformar las ideas en proyectos eficientes”.
    Espero que os guste, estamos convencidos que @juntosalimos

    Responder
  33. 8 octubre 2012

    Yo aún no he salido de la crisis… Pero estoy aplicando muchas de las fórmulas de las que hablas, no me he quedado parada ni voy a parar! Estoy convencida de que en breve podré escribir mi propia victoria y mostrarla a los demás para que todos vean que ES POSIBLE! Gracias por tus palabras. Un abrazo.

    Responder
  34. 1 noviembre 2012

    Un pequeño comentario, el artículo que mencionas de la escritora alemana es una invención:

    http://www.grundmagazine.org/2012/ultras-virales/

    A pesar de estos lo que dices es interesante. Creo que hay que recordar que crisis significa cambio, y creo que estamos en un momento de cambio, de replanternos lo que sirve y lo que no. Aún así no se si terminaremos en un cambio profundo de sociedad. Ojalá.

    Responder
  35. 5 noviembre 2012

    Excelentes reflexiónes que a mi particularmente me llegan ni que pintado.

    Ocuparse y no preocuparse… yo hice un post muy parecido el cual me sentiría honrado si alguien lo lee.

    Gracias ;)

    Responder
  36. Pablo
    18 diciembre 2012

    Buen artículo, creo que es bueno difundir este tipo de historias. Por fomentar la autorreflexión y el emprendimiento. Me siento identificado contigo porque también dejé mi trabajo por seguir creciendo pese a la crisis y, actualmente, estoy haciendo lo que siempre he dicho que haría, emprender y, pese, a los momentos “duros”, la motivación ayuda a que esté siendo un periodo bastante féliz.

    Gracias Elena y a seguir así. En unos años, espero ser yo quien escriba algo parecido y servir de fuente de motivación.

    Responder
  37. 7 marzo 2013

    My partner and I stumbled over here from a different web page and thought I might as
    well check things out. I like what I see so now i’m following you. Look forward to looking over your web page repeatedly.

    Responder
  38. 7 marzo 2013

    I’m gone to convey my little brother, that he should also pay a quick visit this webpage on regular basis to take updated from most up-to-date news update.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: