El whatsapp o la vida misma

Ayer me dijo mi amiga: “Corté con Harris en Whatsapp”.

Y me pareció algo de lo más normal. Se empieza, se termina, se construye se destruye, se pelea y se ama. Seguro que muchas cosas más, como ligar o el marketing multinivel vía Whatsapp que hacen algunos mandando invitaciones de lo más variopintas.

¿Y la intriga que permite?

“Lo ha recibido, está en línea y ¡no me contesta!” –siguió mi amiga. ¿No os recuerda al “no me llama” de siempre? Qué parecidos somos a nosotros mismos los humanos de todos los tiempos…

El Whatsapp se cuela en la conversación a cada rato.

Mi amiga me dice: “el trending topic del Whatsapp del grupo de mis hermanos, es una foto de Ramón”, tiene pinta de judío errante (eso lo digo yo). Antes de la foto hablaban de malas noticias, pero los comentarios duraron poco, la foto es la que acaparó la atención. “¡Qué raro estás, Cabrón!” lee en voz alta mientras escribe.

También están los emoticonos, que nos sirven de onomatopeyas gráficas y que ayudan a disminuir el número de conflictos whatsapperos, que no son pocos. Hay personas que deberían tener el premio al emoticono disparado, porque parecen una ametralladora. A mí uno que me gusta es este:

el whatsapp y los emoticonos

Parece que dice: “la que he liao pollito, la que he liao”, versionando el vídeo que rodó por Whatsapp hace un tiempo. ¿O tú eres LA persona que no lo ha visto?

¿Cuál es el emoticono que más te gusta? Nos lo puedes dejar en los comentarios. 

Del idioma de whatsapp también forman parte las fotos del perfil, hay de todo: escudos, parejas, logos, animales… y los estados. Unos los cambian, otros no. Unos están disponibles, otros no. El mío dice: Hoy es un buen día para salir a pescar… ideas

¿Qué pones en tu estado? Cuéntanoslo.

¿Y qué me decís de los grupos?

Se entra, se sale, unos se quedan otros que se van, sin disimulo. Está claro quién está dentro y quién fuera, pero lo que no conocen los demás son los grupos alternativos que existen…  El mismo grupo pero sin fulanito o sin fulanita.

Alguien se unió al grupo.

Equis se ha ido.

“Yo no me he atrevido, lástima. ¿Quién es el que se acaba de ir, que no tengo su número? Es Vicente. Qué hijo de puta.”

Plop, plop, plop… Como las palomitas. Entran. Salen. Brincan.

Grupo de primos que no se ven desde hace la tira.

Grupo de seguidores de ese conocido que se está intentando labrar un futuro.

Los hay de todo tipo. ¿Te has fijado en sus nombres?

The VIP group

Angulas

Las MAN

Clan-Destino

De aquí… al PPT

Cervecita jueves

¡Cuánto dicen de cada uno de ellos! Y al mismo tiempo qué poco.

¿Y la cantidad de grupos que tienes que no sirven pa’na?

¿Quieres compartir algún nombre curioso de tus grupos de Whatsapp? 

Estaba concentrada en el artículo y alguien ha mandado un  “Hola, ¿estás ahí?” Y un puñetero emoticón sonriente. Lo estaba, estaba aquí hasta hace un momento, disfrutando. Ahora ya no sé bien dónde estoy. Debería poner el teléfono en modo avión… pero siempre hay una posible llamada importante…

Sigo a lo mío, termino el artículo sobre el whatsapp que interrumpido por sí mismo en el tiempo y el espacio reales.

Parece claro que es ubicuo, omnisciente y está en (casi) todas partes… El whatsapp es un dios, o tal vez un vellocino de oro.

Natalia se ha ido del grupo.

4 principios sobre la apertura mundial y un gran ejemplo de oratoria

Hoy os recomiendo que veáis este interesante vídeo sobre la apertura a la que nos está llevando Internet.

Cuando he escuchado a Don, he sentido que su conferencia reflejaba mis propios pensamientos, lo que de alguna manera ilustra lo que él mismo dice:

Internet ha pasado de ser una plataforma para la presentación de contenidos a ser un ordenador mundial gigante.

Cada vez que subimos un vídeo o compartimos una información, estamos participando en la programación de este gran computador mundial. Es lo que yo llamaba inteligencia colaborativa en el artículo ¿A dónde nos lleva lo digital?

Como dice Don, la civilización se está transformando y la apertura significa:

  • Colaboración, concepto que cambia todas las estructuras organizativas que conocemos.
  • Transparencia, que puede llegar a desinfectar este atribulado mundo.
  • Compartir y entender el nuevo poder de lo común y el
  • Empoderamiento o la responsabilidad distribuida que significa libertad.

Y todo esto, puede significar que en esta era de la inteligencia en red en la que el liderazgo es compartido podemos solucionar muchos de los problemas mundiales.

Además, a los que os interesa la oratoria, os sugiero que os fijéis en el final de esta conferencia, a partir del minuto 14:37 Don lleva a cabo una excelente performance combinando imágenes, música y palabras. Baja un poco el tono y aún hablando en prosa parece un poema de la iliada: épico y emocionante, que nos ayuda a explicarnos nuestra condición humana y termina con un canto a la esperanza que nos anima a colaborar en la construcción de un mundo mejor.

La charla no tiene desperdicio. No te la pierdas:

________________
Si te ha gustado el vídeo tal vez te interese suscribirte al blog en la casilla que hay arriba a la derecha. Recibirás información de este tipo una vez a la semana.

De mileuristas a milenistas: el nuevo paradigma del mercado laboral

El mercado laboral está en plena revolución. Los jóvenes están redefiniendo sus necesidades y sus deseos (no es solo el mercado, ellos también han tomado las riendas); lo que valía hace unos años, ya no tiene vigencia.

¿En qué sentido ha cambiado?

Ha cambiado tanto la concepción del trabajo en sí mismo, como las metas de los nuevos profesionales. Veamos de qué manera.

En el pasado Zincshower, tuve la oportunidad de escuchar una excelente charla de Sergio Fernández (Pensamiento Positivo) sobre Marca Personal.

He de confesar (con un poco de vergüenza) que fui a la conferencia con una actitud un poco “sobrada” porque me paso el día leyendo sobre Marca Personal y no pensé que fuera a escuchar nada nuevo, pero, como siempre, la vida nos sorprende con regalos inesperados y la “forma” en la que Sergio presentó los conceptos me llamó muchísimo la atención  y me hizo reflexionar sobre mi trabajo, mis proyectos y el nuevo paradigma del mercado laboral.

Para situarnos en el escenario actual, Sergio utilizó una cadencia comparativa que escribo a continuación y que le dio mucha claridad y una fuerza especial a su presentación:

  • No hay crisis, hay globalización
  • Se acabó el capitalismo, comienza el talentismo
  • Ya no se trata de tener un puesto de trabajo sino de participar en proyectos.
  • Del concepto de empresa pasamos al de red de profesionales.
  • De un mundo insostenible a una apuesta por la sostenibilidad.
  • De tener jefes a ser agentes libres asociados.
  • Desaparece el sueldo y aparece la facturación.
  • Desaparece el “de 9 a 7” y aparece la deslocalización horaria y geográfica.

Esta información que escuché aquel día, se sumó a la que había leído en un artículo sobre la felicidad en el trabajo del blog Historias de cracks que incluía el siguiente vídeo que nos ayuda a entender este cambio de paradigma:


Tal vez el paso por el mileurismo de principios del milenio y la crisis actual han ayudado a la redefinición de los nuevos profesionales y al nacimiento de una nueva casta, cuyo nombre hace referencia al nuevo milenio:

Los milenistas: personas jóvenes que tienen una nueva actitud ante el trabajo; además de un empleo buscan un propósito vital.

No son competitivos porque ya no buscan ganar mucho dinero, ni desean el poder o la seguridad. Ellos quieren:

  • Flexibilidad
  • Autonomía
  • Colaboración
  • Creatividad

No son vagos (como a veces he oído decir a profesionales de antaño sobre estos jóvenes), simplemente desean sentir pasión por lo que hacen y disfrutar cada momento de la vida, estén o no trabajando, porque para ellos trabajo y placer forman parte de la misma ecuación.

Os aconsejo ver el siguiente vídeo sin falta, es muy cortito y muy significativo:

Las nuevas tecnologías están en el origen de este cambio de paradigma ya que su naturaleza ubicua, flexible y colaborativa las convierte en el mejor aliado de estas nuevas generaciones, y de personas, como es mi caso, que aunque pertenecemos a generaciones anteriores, nos hemos reconvertido.

Como dijo Sergio Fernández “no hay desarrollo personal sin desarrollo profesional” y las nuevas tecnologías abren un mundo de nuevas oportunidades al alcance de todos.

Pero para aprovecharlas es necesario ser capaz de solucionar algún problema específico de un sector determinado de la población.

La base, entonces, es centrarse en ser capaz de ayudar a otros seres humanos. Cuanto más concreta y más valiosa sea nuestra ayuda, más fácil nos resultará encontrar clientes en este nuevo entorno laboral.

¿Te has planteado qué problema puedes solucionar a otros?

Tres hermanas en la Red

Las Gómez del Pozuelo somos muy activas en redes sociales. Yo escribo (@NataliaGomez_es), Elena (@gomezdelpozuelo) es una gran emprendedora y María (@mgdelpozuelo) está sacando adelante, con mucho éxito, el proyecto Womenalia.

Nuestro hermano vive fuera de España, por eso no hemos conseguido “arrastrarle” también a “nuestras” redes…

Es muy frecuente que nos confundan a las tres. Se producen diálogos de besugo muy graciosos:

  • Sigo a tu hermana en Twitter.
  • ¿A cuál?
  • No sé, es Gómez del Pozuelo.
  • Será Elena.
  • Es la que lleva Womenalia.
  • Esa es María.
  • Ah…

A ellas también les sucede a menudo:

  • Me he leído tu libro.
  • No, la que escribe es mi hermana Natalia…

Esto que podría parecer incómodo tiene varias ventajas:

  • Es divertido.
  • Nos ayudamos unas a otras. Siempre lo hemos hecho y con las redes es más fácil ya que nuestra visibilidad se multiplica.
  • Tenemos una magnífica relación y nos encanta trabajar juntas por lo que colaboramos en muchos proyectos.
  • Nos damos feedback sincero y directo unas a otras: sin cortapisas y de calidad.
  • Si necesitamos un especialista en algún tema o un contacto concreto, la mayoría de las veces alguna de las tres tiene la información.
  • Nos enriquece compartir.

Curiosamente, en este momento estamos las tres nominadas entre las top 100 mujeres más influyentes del 2012, María y Elena en la categoría de Emprendedoras e innovadoras, y yo en la de Pensadoras y expertas.

Aunque de una en una será difícil que salgamos elegidas, si nos hicieran un 3×1 fijo que lo conseguíamos :), aunque solo sea por los más de 75.000 seguidores que tenemos entre las tres en Twitter.

________________

Ver el resultado.

Celebro las 100.000 visitas al blog con un regalo para ti

En el mes de mayo tuve la gran satisfacción de llegar a las 100.000 visitas y se lo agradecí a los lectores regalándoles: una Píldora para una buena comunicación: HABLAR EN PÚBLICO y tener éxito

Ya ha pasado el plazo del regalo, pero si te interesa el tema, el ebook solo cuesta 1,33 €: es muy fácil de leer y ayuda a mejorar nuestras habilidades de comunicación oral.

En cuanto a las visitas, comentar que han llegado de una en una, despacio, y creo que lo he conseguido con vuestra ayuda: vuestro interés, los “me gusta”, los RT’s y los comentarios que me han animado a perseverar.

Aprovecho para hablaros de dos nuevos proyectos cuyo lanzamiento coincide con esta celebración:

Asimismo, tras esta experiencia con el blog, me gustaría compartir con todas esas personas que están en las redes y que quieren dar a conocer sus contenidos, lo que yo creo que me ha ayudado en este camino:

  • Estar siempre atenta a los temas que generan interés. Para ello es importante disponer de estadísticas de visitas y realizar análisis periódicos. Son los propios lectores los que me han marcado el rumbo, porque cuando detectaba que algún artículo recibía más visitas, lo tenía en cuenta. Los temas que, en mi caso, han tenido mayor acogida han sido los de hablar en público (por eso he escogido como regalo ese libro) y los que unen felicidad y trabajo. Lo que que genera una mayor acogida son los temas de utilidad práctica.
  • La constancia es fundamental para tener un flujo continuo de lectores.
  • Pensar en la persona que va a leer los artículos y tratar de escribir de forma amena.
  • Disculparse cuando se mete la pata. Me ha sucedido en varias ocasiones. 🙂
  • No escribir cuando estaba agobiada de trabajo, o de viaje, o cuando no tenía nada interesante que decir para no dejar que el hecho de escribir en el blog se convirtiera en costumbre o en esclavitud, sino sentirlo más bien como una charla de café.
  • Ir por la vida con una libreta. Nunca sabes en qué momento se te ocurre algo, y yo todavía no sé escribir la primera versión de un texto en el ordenador o en el móvil. De hecho, ahora (en el momento en el que escribo) tengo en mis manos un bolígrafo azul y, bajo él, una libreta con publicidad de Nestea. Cuando tú lo leas, como cada semana, lo habré pasado al ordenador tras haberlo pulido, habré buscado una imagen que represente lo que quiero decir, habré elegido categoría y palabras clave, habré supervisado que todo esté correcto, le habré dado a la tecla “publicar” y habré escrito un tuit o una frase en Facebook y en Linkedin para informarte del título del artículo. ¡Casi nada! pero entiendo que todo eso forma parte de mi oficio de escritora del siglo XXI.

Cuando cada vez se compran y se leen menos libros, una de las formas de poder seguir con el oficio, y una de las maravillas que tienen las redes, es la posibilidad de interactuar de forma directa con los lectores (contigo). Vuestros comentarios son muy enriquecedores y a mí me han ayudado a darme cuenta de que existe un texto diferente por cada lector.

¡Gracias!

Espero tenerte cerca cuando publique otros textos.

Si quieres recibir por mail estos artículos (suele ser uno a la semana) puedes suscribirte al blog arriba a la derecha. 

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: