Si quieres convencer (y vender), sé auténtico

Si quieres convencer (y vender), sé auténtico

Convencer solo es posible si el argumento o la razón que empleas es auténtica

Te quiero contar algo que me ocurre y es que cada cierto tiempo siento que una palabra que guía mis actos

La del año pasado (no fue un año exactamente, pero poco importa) fue «amor».

Tomase el camino que tomase, me topaba con el amor. Y traté de poner amor a mis clases, a mis escritos, a mis conferencias, a mis relaciones… En unos casos las hizo crecer, en otras me llevó a entender la necesidad de abandonar.

En estos últimos tiempos, la palabra con la que me encuentro por todas partes es: «auntenticidad». Me tropiezo con ella como cuando uno está «embarazado» y ve embarazos por doquier, o cuando uno se compra un coche y aparece en cada esquina, como las setas. Siempre ha habido el mismo número de embarazos y coches, o parecido, pero ahora los vemos. Es nuestra mirada la que los encuentra.

Y entre estos encuentros está el del libro «All marketeres are liars« de Seth Godin (¿Todos los comerciales son mentirosos? – Los actuales vendedores de sueños, que aprovecho para recomendar a todos los que vendéis u os vendéis) y la siguiente frase:

«Only when a business or organization (or person) is authentic can we be sure that the story that’s being told is consistent enough to impact the maximum number of people»

Mi traducción libre:

«Solo cuando un negocio, organización (o persona) es auténtica puede estar segura de que la historia que cuenta es suficientemente consistente como para impactar al máximo número de personas.»

¿Qué podemos hacer para ser auténticos?

Quitarnos peso de encima. Y no me refiero a kilos, me refiero a soltar el lastre que nos impide SER, porque la autenticidad no puede ser otra cosa que obrar conforme al propio ser.

Y ese lastre no es otra cosa que miedo.

El miedo es lo que nos impide ser auténticos

Pero podemos dejar de lado el:

  • Miedo a no gustar
  • Miedo a no triunfar
  • Miedo a no ser querido
  • Miedo a no poder mantener a nuestra familia
  • Miedo a la soledad

Porque, paradójicamente, esos miedos son los que nos impiden gustar, triunfar, ser queridos, mantener a nuestras familias y no estar solos.

Fijaos que de los libros que tengo publicados, el que más se está vendiendo (con gran diferencia) es: Libérate del miedo a hablar en público.

Las personas se sienten atenazadas por el terror cuando tienen que levantarse y expresar sus ideas ante otros seres humanos.

Y entonces tratan de ponerse una máscara. Cada persona (organización) una diferente:

  • El autoritarismo
  • La ironía
  • La distancia
  • La dependencia
  • La tristeza
  • La mentira
  • El alcohol
  • Las drogas
  • Los medicamentos…

Y con esa máscara se sienten protegidos. Como cuando uno se escondía bajo las sábanas… como si ese fino paño pudiera protegernos de «la mirada del otro», que en nuestra mente es «el malo».

La verdadera protección es la autenticidad. La verdadera potencia de una persona o de una organización es la autenticidad. - Tuitéalo          

No dejes de ser auténtico:

  • En tu publicidad
  • En lo que escribas
  • En tu gestión
  • Con tus seres queridos
  • Contigo mismo

Y convencerás (y venderás).

Por ello, cuando busques la clave de un negocio, de una conferencia, de una relación, de una vida… no busques estrategias:

«The only robust predictable strategy is a simple one: to be authentic»

«La única estrategia robusta y predecible es una muy simple: ser auténtico»

Seth Godin

_________________________

Si te ha gustado este artículo tal vez te interese suscribirte al blog en la casilla que hay arriba a la derecha. Recibirás las actualizaciones una vez a la semana.

11 Comentarios

  1. Vic

    un texto de Antony di mello que creo ayuda a articular la autenticidad…
    «Cuando un invitado se ofreció voluntariamente a fregar los platos después de la cena, el Maestro le preguntó:

    «¿Estás seguro de que sabes hacerlo?» El hombre protestó enfáticamente que lo había hecho toda su vida. Y el Maestro le dijo: «No dudo de que seas capaz de dejar los platos limpios. Lo que dudo es que seas capaz de fregarlos».

    Y ésta es la explicación que más tarde dio a sus discípulos:

    «Hay dos maneras de fregar los platos:

    una consiste en fregarlos para dejarlos limpios;

    la otra, en fregarlos para fregarlos».

    Y, como todavía no quedaba claro, añadió:

    «La primera acción es una acción muerta,

    porque tu mente está fija

    en la idea de dejar los platos limpios;

    la segunda es una acción viva,

    porque tu mente está donde está tu cuerpo»

    Responder
    • Natalia Gomez del Pozuelo

      Excelente aportación. Muchas gracias.
      Natalia

      Responder
  2. Rocío Ovalle

    Natalia, me ha sorprendido gratamente verme reflejada en tu texto. He sido plenamente consciente de la máscara de ironía que llevaba para poder hacer frente a las injusticias diarias que vivía en la India y ahora estoy dejando que se caiga, poco a poco, para ver qué hay detrás.

    Hablas del valor de la autenticidad, y yo siempre he dicho que la mejor estrategia es la sinceridad. Ahora estoy profundizando en ello, porque he descubierto que la sinceridad no siempre gusta. Así que estamos en el camino!

    ¡Un abrazo!

    Responder
    • Natalia Gomez del Pozuelo

      Qué bonito mensaje, Rocío. Muchas gracias. Ten en cuenta que la sinceridad no es lo mismo que la autenticidad. Hay personas que confunden la sinceridad con decir todo lo que se les pasa por la cabeza o lo que piensan. Si eso no se hace con amor y solo en el caso en que el otro nos lo pida y pueda aportarle, no tiene ningún sentido.

      La autenticidad, para mí, es un concepto más profundo, porque implica no decir algo falso, ni actuar de forma contraria a nosotros mismos.

      Te mando un fuerte abrazo y te deseo que avances en ese camino de dejarte de máscaras (sean irónicas o de cualquier tipo).

      Natalia

      Responder
  3. Maria Lasa Irizar

    Es lo más auténtico que he leído recientemente Natalia!
    A pesar de que me siento auténtica, he llevado la máscara casi 10 años (del 2001 al 2010) a nivel profesional, pensando que era lo correcto: combinaba las de autoritarismo e ironía con gran desparpajo y usaba la de distancia en ocasiones especiales.

    Que gran error: así me lo hicieron saber los que trabajaban a mi alrededor: lo pague con un huelga indefinida del 50% de la plantilla que dirigía.

    Ahora las cosas han cambiado y he de decir que la maternidad me ha cambiado también, a mejor claro.

    Un abrazo y enhorabuena.

    Responder
    • Natalia Gomez del Pozuelo

      Muchísimas gracias por tu estupenda aportación, María.

      Un abrazo.

      Responder
  4. Brisa

    Coincido totalmente contigo, la única manera de ser auténticos consiste en pensar, sentir, decir y hacer en la misma dirección, ser congruentes con nosotros mismos para poder ofrecer autenticidad a los demás.

    Yo suelo proponerme de manera parecida a como lo haces tú, una guía, desde hace algún tiempo estoy trabajando el hecho de sentirme en paz. Descubrí que la única manera de sentirme en paz, era tener el valor de ser congruente. El resto imagino que vendrá sólo, de momento llevo unos cuantos pasos andados.

    Un abrazo y gracias por ayudarme a recordar.

    Responder
  5. JORGE ESCOBAR R

    Gracias Natalia por compartir tu dinamismo intelectual, tu pragmatismo y capacidad de sintesis de tus conocimientos y pensamientos. Cuándo visitarás a Colombia, mi país en especial a Medellín? Gente buena e interesada por ser cada dia mejores seres humanos !

    Responder
    • Natalia Gomez del Pozuelo

      Muchas gracias a ti, Jorge, por estar ahí.

      Para mí Colombia es como mi segundo país. Viví allá 5 años en un momento muy importante de mi vida…

      Me encantaría volver… Seguro que pronto surge algún curso o conferencia y me doy una vueltica por esa linda tierra.

      Un abrazo,

      Natalia

      Responder
      • sandra elisabet martin

        Gracias Naty, ser auténtico es fundamental y aprender a manejar nuestra autenticidad para el bien común es el paso siguiente

        Responder
        • Natalia Gomez del Pozuelo

          Gracias Sandra,

          Así es, la autenticidad repercute de forma positiva en todos.

          Un abrazo.

          Natalia

          Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir lo que escribo? Apúntate

* campo obligatorio
   

Tu aliado frente al miedo:

Hipolina-Quitamiedos

Share This