Se busca mujer auténtica

Se busca mujer auténtica

Primero fue el matriarcado, pero con la propiedad privada surgió el patriarcado y la preponderancia del hombre sobre la mujer.

Esta situación se combatió con el feminismo y se llegó a la época en la que la mujer quería demostrar que podía tanto como los hombres y se comportó como ellos.

Ahora se está produciendo un nuevo cambio:

«Hoy más que nunca, la mujer parece comprometida con su veracidad, con conseguir una satisfactoria adecuación entre lo externo y lo íntimo. Busca nuevos ámbitos de expresión y de libertad exterior y un sentido renovado de su identidad que relativice roles y patrones que tradicionalmente le habían sido impuestos. (…)

Esta conquista solo culminará con (…) el rencuentro con nuestra identidad y libertad esenciales.

Solo esta conquista íntima le permitirá recobrar su poder creador y encontrase a sí misma más allá de la sumisión y de la rebelión: de los guiones que han sido escritos para ella, o de la mera reacción frente a los mismos.»

(La filosofía, maestra de vida. Mónica Cavallé. Aguilar 2004)

Las redes sociales y las nuevas tecnologías pueden ayudar mucho a la mujer en esta nueva etapa, ya que abren nuevas e interesantes posibilidades de encontrar el equilibrio entre lo interno y lo externo.

Algunos ejemplos:

  • El autoempleo
  • Emprender: crear nuevos negocios a la medida de sus necesidades
  • Teletrabajo
  • Internacionalización del negocio
  • Hacer cualquier compra por Internet
  • Trabajo por proyectos, en los que se miden los resultados y no las horas dedicadas
  • Organizar un evento
  • «Ir» al banco
  • Hasta buscar pareja

Cada vez va a estar menos definida la línea entre el trabajo y lo personal. Si una mujer desea conciliar, puede hacerlo, si otra prefiere competir, también tiene las herramientas necesarias.

Cada vez hay más instrumentos que ayudan a que cada una encuentre su sitio.

Un ejemplo de ello es Womenalia:


Ese sitio que buscan en este momento las mujeres, ya no es para combatir, o demostrar o destacar, sino para sentirse bien hacia dentro y así poder tener una relación saludable con el exterior, la que cada una desee, la que sienta de forma auténtica.

Como dice Simone de Beauvoir: «No se nace, sino que se deviene mujer» y esto es válido también para los hombres y su lado femenino.


Te recomiendo el libro:

portada del libro el código del garbanzoCOMPRAR

Amazon España (3,75€)   ¡PRECIO DE LANZAMIENTO EN AMAZON 1€!
Amazon América (4,97 US$)
Amazon México ($66,09)
Papel (9,99€ + gastos de envío)
PDF (3,75€)

3 Comentarios

  1. Ana García Álvarez de Perea

    Es cierto que internet facilita mucho la apertura de todas las personas en muchos sentidos, por desgracia, está también demostrado que existe un «techo de cristal tecnológico» que tienen las mujeres y los hombres no aunque esto se esté intentado solucionar desde instituciones varias.
    De todos modos, todavía nos queda mucho camino que recorrer puesto que nuestras adolescentes todavía tienen muchos prejuicios en lo que se refiere a los roles que tienen que desempeñar en las primeras relaciones que son la base de lo que serán las futuras.

    Con esperanza y ahínco podremos construir un mundo en el que hombres y mujeres puedan ir de la mano y que ninguno tenga que mirar a nadie desde las alturas.

    Responder
  2. Catalina de mamatambiensabe

    Es verdad que nos encontramos ante un nuevo despertar! el feminismo de pancarta y reivindicación está llegando a su extinción, y estamos ante una nueva forma más equilibrada de hacernos sentir y valer: como madres y mujeres, como trabajadoras y amigas.

    Responder
  3. Paloma De Juan

    Mujeres del mundo… despertad!!! de la forma más dulce y acompañada posible 🙂

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres recibir noticias mías y pequeños textos que escribo solo para los que están suscritos?

Apúntate aquí:

* campo obligatorio
   

Tu aliado frente al miedo:

Hipolina-Quitamiedos
Share This