¡Qué viva 2020! al menos en nuestro recuerdo

¡Qué viva 2020! al menos en nuestro recuerdo

Las crisis importantes te sacuden el sistema y te dejan con lo esencial.

Estoy cansada de todas las alusiones a que se vaya este 2020 al que llaman nefasto.

Es cierto, lo ha sido para los miles de afectados por el Covid, y a todos nos ha “tocado” de una forma u otra…

…pero no olvidemos que también nos afectan (y matan) otras circunstancias como la contaminación, la desigualdad, la violencia…

Todos los años son trágicos a su manera, lo que sucede es que, esta vez, nos ha tocado muy de cerca.

Pero no todo ha sido negativo (y no soy la única que lo piensa).

Para mí 2020 ha sido un año crucial de encuentros

¿Con qué?

Con que amanezca y puedas disfrutar de tu día completito

Hoy ¿qué hay?

¡Nada!

¡Bien!

Al día siguiente amanece y… ¡Nada otra vez!

¡Bravo!

Un día y otro y el siguiente.

Con el entorno y el concepto de hogar

Aunque al principio estaba pegada a las noticias, luego empecé a mirar el entorno; todos lo miramos con más intensidad, es lo que tiene detenerse.

Y nos preguntamos: ¿Esto quiero?

Con esa pregunta comenzaron las mutaciones.

Con los cimientos que te sostienen

Las sacudidas ayudan a discernir con qué y con quién cuentas de verdad.

En mi caso, me ha gustado no tener que contar económicamente con nadie porque la Seguridad Social me ha sostenido, qué propio suena su nombre en estos casos.

He sido una autónoma “rescatada”.

A muchos no les ha llegado, lo sé. A muchos sí.

Con la Imaginación 3.0 que te ayuda a descubrir realidades insospechadas

He utilizado este año para descubrir mi algoritmo con la ayuda de Gerardo Tuduri y me ha cambiado la vida, porque he resintonizado y ahora vibro de forma más intensa con mi talento orgánico.

Con eso en el centro, ya puede moverse el mundo que una está en paz.

Con la dura realidad

Me he dado algún golpe descomunal este año y he perdido a mi querida tía Flor, pero el reencuentro con mi “Imaginación” me ayuda a saltar sobre las piedras de la memoria y a componer un precioso relato del que ya os iré hablando.

Con los afectos

¡Qué cerca he tenido a casi todos mis afectos!

¡Qué presentes! Familia, amigos, solo los más cercanos, para saborearlos.

El Zoom y el teléfono nos han traído a los que no podíamos visitar y hay algo en las relaciones telemáticas que las ayuda a consolidarse.

El “medio” importa y los achuchones también, pero hay muchas formas de dar y recibir caricias y compañía.

Con el silencio

Es increíble la potencia que tiene y cómo lo habitual es que todo esté “invadido” por el ruido humano: carreteras, aviones, cortacéspedes, cencerros puestos a las pobres vacas…

¡Qué alivio el silencio de este 2020!

Con aprendizajes que es necesario reafirmar constantemente

– La necesidad acuciante de cuidar…

    • El entorno
    • A nuestros mayores
    • A sus cuidadores
    • A los profesionales que nos cuidan
    • La veracidad de las fuentes de la información que consumimos…

– La certeza, cada vez mayor, de que: o el bienestar es para todos, o no es bienestar.

– Las catástrofes, ya no se quedan “lejos”, nos tocan cada vez más cerca, lo que va a hacer que ¡por fin! nos ocupemos de evitarlas.

– También he sido plenamente consciente de lo poco que necesito; hasta las últimas consecuencias de “poco”.

Que el 2021 nos traiga salud y alegría, pero que no se diluyan los aprendizajes que nos ha dejado 2020.

Cuando salimos del confinamiento, estaba la naturaleza esponjosa, sin pisar.

Pero enseguida se puso el río de cerca de casa como la Gran Vía y gente que jamás había paseado, salían todos juntos a recorrer mundo. SIC.

“Nos invadieron el monte”, pensábamos pesarosos los autóctonos al tiempo que dábamos instrucciones sobre cómo llegar a la cascada.

Ellos tienen el mismo derecho a disfrutar de la belleza. La lástima es que la multitud se la lleva por delante.

Cuando miremos hacia atrás…

Estoy convencida de que el año 2020 será un mojón bien definido en el horizonte:

Recordaremos a los que se han ido este año y también a los que han llegado. ¡Una panda de valientes! con la que está cayendo…

“Me pasó esto y aquello”, contaremos.

Los años de cambios y emociones, son años de recuerdos.

Creo que no me equivoco si digo que lo añoraremos.

¡Que viva el 2020! al menos en nuestro recuerdo

2 Comentarios

  1. Deissy Johanna Huila

    Buenos días, me interesa el libro hipolina quitamiedos!!!

    Responder
    • Natalia Gomez del Pozuelo

      Hola Deissy,

      Fantástico!! Te dejo el enlace al Libro «Hipolina Quitamiedos, una historia para reírse de los miedos en el trabajo», por favor, haz clic AQUÍ
      Podrás acceder a los links para adquirir el libro y también todas las noticias que Hipolina ha generado en los medios de comunicación.
      Cuando lo hayas leído, será un placer saber qué te ha parecido.
      Carol
      Equipo de Natalia

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir lo que escribo? Apúntate

* campo obligatorio
   

Tu aliado frente al miedo:

Hipolina-Quitamiedos
Share This