El sentido común es un asesino de sueños en serie

El sentido común es un asesino de sueños en serie

be free, soltar amarras, liberarseCasi sin darme cuenta, los jueves la creatividad se ha buscado un hueco fijo en mi agenda. No he sido yo la que lo ha reservado, como uno hace con otras actividades como una reunión o un comité de dirección, más bien se ha colado como hacen el amor o el sexo, por deseo e invasión; el momento no se reserva es más bien “la cosa” la que se toma su espacio. Eso me ha sucedido con la creatividad y con la escritura, ellas mismas se han buscado su sitio, las ideas han empujado, llevan empujando desde que nací, y aunque siempre las he puesto obstáculos, engañifas del sentido común como pensar que de eso no se puede vivir, o que hace falta un trabajo bestia, un número grande de cosas y mucha actividad.  Al final ellas encuentran siempre un resquicio por el que colarse, no se creen que el mundo sea así, aunque lo parezca.

Las ideas tienen eso, que son obstinadas, y al final salen; tal vez por eso lo mejor sea “darse por…” y hacerles un sitio porque no te van a dejar en paz. Así es el deseo, creemos que lo podemos dominar, engañar, distraer, tapar, pero resurge en el momento menos pensado y con una fuerza cada vez mayor.

El sentido común sigue tratando de invadirme pero las ideas son más fuertes y me están dando codazos a través de los jueves creativos en los que me encuentro mirando el cielo libreta en mano, aunque no solo llegan los jueves (las ideas, digo), están por todos lados, saltan en cualquier momento, juguetonas y poderosas, y la escritura necesita cada vez más sitio para seguirlas, para darles forma y compartirlas. Al final, he tenido que apagar todo cada mañana a las 8:30 y escribir concentrada al menos dos horas. El resto del tiempo combino trabajo y escritura, dejo que ambos peleen, negocien.

Quizá esté sucediendo de forma predominante los jueves por su lugar central en la semana, porque supone un tránsito o punto de inflexión entre trabajo y placer, ese lugar que es tanto uno como otro, el lugar del esfuerzo placentero en el que cada vez estamos más profesionales, más a menudo y durante más tiempo: el territorio creativo.

¿Qué es eso dentro de ti o de tu proyecto que está queriendo salir y no le dejas sitio? ¿Qué es eso que te hace vibrar y ninguneas?

“Hacerse actor con 50 años… ¡Qué tontería!” Escuché esa frase hace muy poquito. ¿Por qué es una tontería? ¿Quién lo dice? ¿El sentido común? ¿Por qué hacerle caso? El sentido común es un asesino de sueños en serie.

Si nos ceñimos al sentido común no produciremos nada excepcional. Como dice Seth Godin: “Our best work can’t possibly appeal to the average masses, only our average work can.» (Traducción libre y no muy lograda: Nuestro mejor trabajo no puede llamar la atención a la masa, solo nuestro trabajo estándar puede).

Cuanto menos común más fascinante, pero nos da miedo porque nos volvemos “raros” y nos cuestionan, que cómo se nos ocurre, dicen… Pero aquí entra en juego lo más grande de Internet, que nos da la posibilidad de no estar adocenados y podemos buscar nuestro propio territorio, más bien en plural, territorios, en los que vivir y hacer realidad esa(s) idea(s) que empuja(n) para salir desde hace tanto tiempo. A ver quién es más tozudo si ella(s) o tú.

Creo que cuando los ancianos ingleses se quejaban de no haber practicado más sexo en su vida, en realidad sucedía porque no le dejaban espacio. No hagas lo mismo con tus ideas. Déjalas salir y reproducirse.

_________________

Si te ha gustado este artículo, puedes suscribirte. Recibirás un mail semanal con un post nuevo.

8 Comentarios

  1. Blanca Maguiña de Rios

    De pronto, muchas veces, se vienen a mi mente proyectos que realizar. Experiencias vividas sobre las cuales relatar. Ideas que no terminan de «salir» y como tu dices Natalia «no les dejas sitio». Es cuando reflexiono y me digo, ahora el mundo es tan diferente, no creo que sirva……
    Tu dices que hay que buscar el territorio en el cual hacer realidad esas ideas…no es fácil. ¿No crees?. A veces me digo, porqué ahora. Ahora que puedo estar tranquila con todo lo ya realizado.
    Siempre abordas temas que nos hacen reflexionar. Que nos invitan a intentar algo mas que vivir tranquilos. Al menos en mi caso. Gracias por ello.
    Cariños
    Blanca

    Responder
  2. Blanca Maguiña de Rios

    De pronto, muchas veces, se vienen a mi mente proyectos que realizar. Experiencias sobre las cuales relatar. Ideas que no terminan de «salir» y como tu dices Natalia «no les dejas sitio». Es cuando reflexiono y me digo, ahora el mundo es tan diferente, no creo que sirva……
    Tu dices que hay que buscar el territorio en el cual hacer realidad esas ideas…no es fácil. ¿No crees?. A veces me digo, porqué ahora. Ahora que puedo estar tranquila con todo lo ya realizado.
    Siempre abordas temas que nos hacen reflexionar. Que nos invitan a intenatr algo mas que vivir tranquilos. Gracias por ello.
    Cariños
    Blanca

    Responder
    • Natalia Gomez del Pozuelo

      Gracias por tu comentario, Blanca.

      Cuando te preguntas ¿por qué ahora? la sola pregunta implica las ganas de dejarlo salir, si no ni lo pensarías. Y¿por qué no ahora? Es un gran momento, como otro cualquiera y curiosamente, cuanto más sitio le dejas a «eso» más tranquilo se vive 🙂 o al menos esa es mi experiencia…

      Recuerda que uno elige lo que lee. Si eliges textos que te «mueven» es porque deseas ser movida, por ello te agradezco las «gracias» pero en realidad eres tú la que provocas la reflexión.

      Te mando un fuerte abrazo,

      Natalia

      Responder
      • Blanca Maguiña de Rios

        Gracias Natalia por tu respuesta.
        Me pregunto ¿por qué ahora? y luego reflexiono, como dices tu, ¿por qué no ahora? Tienes razón.
        Gracias
        Blanca

        Responder
  3. Núria Samarra

    Buenas tardes Natalia;

    Recuerdo que en una conversación alguien lanzó en el aire la siguiente frase: «Nada es casual, todo es causal».

    Me quedé digeriendo y razonando esa frase… Fue a partir de entonces, cuando aprendí a percibir los «inputs» que me llegaban, en el día a día, como alertas de sms.
    Empecé a percatarme de que muchas vivencias se iban interconectando y que, de un modo u otro … me conducían a un mismo camino…

    Siempre me ha gustado la lectura de todo tipo y el aprender ha sido mi pasión. Aunque en múltiples ocasiones, pese a esforzarme para lograr mi propósito, me era imposible finalizar mi meta de aprender o estudiar.

    Creo que ya ha llegado el momento de volver a insistir en mi deseo ávido de aprender…

    Y curiosamente, -recordemos que nada es casual-, accedo a un curso gratuito de comunicación ofertado por Womenalia. Y curiosamente, reincidamos en la ironía de las circunstancias… la persona docente es una mujer con la cualidad de escribir… Algo que a mí me agrada muchísimo.

    Y recuerdo tu mensaje escrito en la presentación Creatividad : -Qué es eso dentro de ti o de tu proyecto que está queriendo salir y no le dejas sitio? ¿Qué es eso que te hace vibrar y ninguneas?

    Queridísima Natalia creo que tú vas a ser la persona que me vas a ayudar a descubrirlo.

    Gracias por estar en mi camino…

    Un saludo muy cordial

    Atentamente

    Núria

    Responder
    • Natalia Gomez del Pozuelo

      Hola Nuria,

      No sé por qué no había visto este comentario antes. Muchísimas gracias a ti por estar en mi camino, son los lectores sagaces e intensos, como tú, los que provocan el deseo de escribir.

      Me encantaría que dejaras salir eso que llevas dentro; compartirlo provoca enormes satisfacciones.

      Un fuerte abrazo,

      Natalia

      Responder
  4. Francesc Segarra

    Parece que nos obstinamos en seguir siempre en nuestra «zona de confort», cuando quedarse en ella es la opción que más riesgos conlleva.
    !Un saludo!

    Responder
    • Natalia Gomez del Pozuelo

      Querida Nuria, gracias a ti por cruzarte. Estas son las cosas por las que merece la pena seguir escribiendo aunque haya momentos de duda.

      Un fuerte abrazo.

      Natalia

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres recibir noticias mías y pequeños textos que escribo solo para los que están suscritos?

Apúntate aquí:

* campo obligatorio
   

Tu aliado frente al miedo:

Hipolina-Quitamiedos
Share This