Aún podemos evitar la catástrofe…

El artículo de Enrique Dans titulado: No dejes de ver este vídeo, me llevó a verlo, claro:

 

Y me llevó a preguntarme:

¿Qué puedo hacer yo en este mismo momento?

Aquí te propongo tres acciones en las que cada uno de nosotros puede avanzar con respecto a la sostenibilidad:

1. Beber más agua del grifo y menos enlatados y embotellados

Es muy retorcido el sistema actual:

Unas empresas cogen agua fresca, que es lo que necesita el ser humano, gastan un montón de energía en echarle colorantes, saborizantes, azúcar y otras muchas porquerías que son fatales para nuestra salud, nos interrumpen cualquier cosa que estemos viendo con interés y nos intentan convencer de que somos más sexis si, matándonos a nosotros mismos y aniquilando el planeta, tomamos tal o cual bebida.

«¿Y qué pasa con esos empleos?», me dicen por ahí… ¿Y para qué queremos un empleo que destroza nuestro hogar? ¿Para comprar bebidas enlatadas que son veneno para nuestro organismo? Mejor invirtamos en empleos limpios que no tengan que lavarnos el cerebro para existir.

Nos hace falta comida, cobijo, educación y sanidad. Y un buen polvo de vez en cuando, por eso de la supervivencia de la especie… 😊 Poco más.

No nos hace falta ser esclavos para hacer millonarios a los que produce esas latas llenas de agua envenenada.

¡Ea!

2. Comer muy poquita carne (o nada)

La última campaña de Greenpeace dice así:

¿Sabías que la industria ganadera genera tantos gases de efecto invernadero como todos los coches, trenes, barcos y aviones juntos? ¿O que el 80% de la deforestación de la Amazonía está relacionada con la ganadería industrial? ¿Y que para producir 1kg de filete de ternera son necesarios 15.000 litros de agua, mientras que 1 kg de zanahorias requiere 131 litros?»

Yo sabía que contaminaba más, pero no sabía que era ¡tanto!

«El consumo desmesurado de carne y el modelo productivo de ganadería industrial se han convertido en un problema ambiental global que tiene consecuencias nefastas para el planeta. 

¿Por qué no empezar por nuestro plato hoy mismo?”

Y, para ayudar, aportan un recetario sin carne.

Además, para comer esa carne, no solo destrozamos la Amazonía, sino que esclavizamos y maltratamos salvajemente a esos pobre animales.

Creo que en el futuro miraremos con extrañeza haber tomado tanta agua “envenenada” y tanta carne, como cuando se fumaba en el metro, en clase, en los hospitales…

Como cuando nos parecía normal tirar una lata por la ventana del coche… El tercer punto tiene que ver con esto…

3. Reducir, reciclar y reutilizar lo más posible

Reducir el consumo en general y el de plástico en particular.

Aquí tienes un montón de ideas para desplastificarte.

¿Reciclas? O piensas ¡qué coñazo!, ¿qué más da si de todas formas…? Cada gesto cuenta. - Tuitéalo          

Hace poco hice un viaje con unos amigos en barco, y cuál fue mi sorpresa, cuando vi que tiraban las latas y las botellas de cristal por la borda (el plástico no). Para mí fue como un electroshock. Decían que el vidrio es arena y que luego se forma coral. Tal vez tengan razón, pero creo que si se lleva a puerto y se recicla se evita producir más…

Me miré los datos al regreso y vi en el XLsemanal que lo que se ahorra al reciclar una botella de vidrio, puede iluminar una bombilla de 100 vatios durante cuatro horas. No sé si eso es mucho o es poco, pero ES.

Insisto:

En este momento de emergencia, cada gesto cuenta

Latas:

Según Muy interesante:

cada español consume una media anual de 155 envases de este tipo. Para fabricarlas se gasta una gran cantidad de energía, y, si no se reciclan, tardan más de 10 años en degradarse en la naturaleza, originando óxido de hierro.”

Por si no te había convencido con el punto 1.

Colillas:

Suponen un mayor riesgo que el plástico para los océanos, según Oceanconservancy.

La ONG ha recogido 60 millones de colillas y dice que esta cifra va en aumento y podría afectar gravemente la vida marina.

Ya existen filtros biodegradables, incluso colillas que se convierten en semillas cuando las tiras.

Fumadores: ¡un gesto!

Mascarillas:

Las mascarillas que usamos para protegernos del coronavirus son el nuevo material contaminante que ya están llegando a nuestros océanos. No son degradables y, por lo tanto, son altamente contaminantes.

Podemos utilizar las que no son desechables y lavarlas, pero eso sí, que esté certificada su protección.

Tiempo de descomposición de residuos:

Fuente: La red hispana

Tipo de residuo Tiempo que tarda en descomponerse
Orgánicos 4 semanas
Papel y cartón 1 año
Colillas 2 años (las ecológicas 28 días)
Chicle 5 años
Latas 10 años
Plástico 150 años
Vidrio 4.000 años

 

Casi ninguno somos completamente coherentes: el que no viaja, compra porquerías traídas del otro lado del mundo y, el que no, bebe rica cerveza en lata o fuma tabaco con colillas no degradables…

Por eso, además de estos tres puntos sencillos de realizar, te recomiendo ver el documental  «Mañana»  (de pago si no tienes Filmin) que está lleno de casos e ideas (individuales y colectivas) que podemos aplicar. Es realmente esperanzador.

A veces, pensamos que ya no se puede hacer nada, pero es todo lo contrario:

¡Ahora es cuando más hay que hacer!

Sin extremismos, pero con urgencia.

Mejor este año que el que viene, todos podemos algo. Es un camino que necesitamos recorrer.

Si cada uno de nosotros da unos pequeños pasos, se producirá un verdadero avance.

Es necesario empujar todos en la misma dirección.

Tenemos diez años para transformar el futuro de la humanidad.

El momento es ahora.

¡Este es nuestro único hogar!

Una última cosa: ¡también puedes compartir contenidos que nos ayuden a recorrer este camino! 😊

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This