Los profesores también tienen miedo escénico

Los profesores también tienen miedo escénico

Entre los alumnos a los que he ayudado a desarrollar su comunicación se encuentra un sector, que inicialmente, me sorprendió: los profesores.

Realicé un estudio sobre de los síntomas del miedo a hablar en público, entre 200 personas que habían realizado el método AME Comunicar,  y un 7.5% eran docentes.

A pesar de que diariamente hablan en público con sus alumnos, hay situaciones en las que también tienen miedo escénico: en reuniones con padres, con otros miembros del claustro, presentaciones externas, etc.

Para explicar de forma sencilla por qué un profesor llega a desarrollar miedo escénico y cómo puede evitarlo, he grabado un vídeo para desmontar el mecanismo mental que produce inseguridad ante una presentación, conferencia o ponencia.

Si eres profesor igual te identificas con lo planteado en el vídeo:

Cada día hablas delante de tus alumnos, entonces ¿por qué una presentación te produce nervios?

Porque de lo que vas a hablar puede que no sea a lo que estás acostumbrado.

Al salir de tu práctica habitual, las dudas te asaltan, como a cualquiera, los nervios se disparan, y hasta puede que te enfades contigo mismo por ser algo que haces a menudo y no lograr vencer esa barrera imaginaria que te separa de la seguridad con la que transmites habitualmente en tus clases.

¿Cómo pasar de un estado nervioso a un estado tranquilo en tu discurso?

Primero decirte que es normal que te sientas nervioso o nerviosa. No pelees con tus emociones, es mejor aceptarlas y, como estás haciendo, informarte y luego practicar.

La analogía que empleo en el vídeo te puede ayudar:

¿Cómo consigues enseñar a un alumno algo nuevo para él?

  • Haciéndole consciente de que un cambio puede transformarle.
  • Mostrándole los beneficios que le aportará el cambio.

Emplea tu propia técnica para enseñar y aplícala al prepararte una ponencia.

Por ello hazte consciente de que los nervios no te van a ayudar.

Empieza a tratarte como lo harías con tus alumnos

Si dejas de crearte barreras a ti mismo con pensamientos negativos, tu comunicación va a ser muy diferente.

No te lastimes, ni te exijas por encima de tus capacidades. Genera a tu alrededor seguridad.

Además, cuentas con algo muy interesante a tu favor, debido a que estás acostumbrado a oírte, es muy posible que los nervios solo te duren unos pocos minutos.

Juega con estos elementos a tu favor para experimentar una mayor seguridad en tu discurso.

 

MÁS RECURSOS PARA HABLAR EN PÚBLICO
10 técnicas para leer en público y resultar interesante

10 técnicas para leer en público y resultar interesante

1. Un discurso leído suele resultar menos interesante

Es importante que uno sea consciente de que resulta más difícil mantener la atención con un discurso leído que cuando lo hemos preparado y lo decimos sin leer.

Por tanto, conviene realizar la preparación de la lectura teniendo esto en cuenta.

2. ¿Por qué sucede esto?

Al leer, nuestro cerebro está concentrado en hacerlo bien, en que no se escape una letra, una coma, es decir, requiere un esfuerzo adicional, con lo cual la mayor parte de la atención del que lee se centra en desentrañar el mensaje escrito.

En cambio, cuando improvisamos (tras haberlo preparado, claro), aunque estemos concentrados en qué vamos a decir, se trata de nuestro registro natural y tenemos mayor expresividad con la voz.

3. Al leer tendemos a mantener un ritmo constante.

En general, salvo que lo hagamos de forma consciente, apenas se producen variaciones en nuestro ritmo ya que cuesta más dejarse arrastrar por las palabras o hacer pausas como las que hacemos para pensar.

Cuando hablamos, conectamos con nuestra forma de contar historias y modulamos más la voz.

4. ¿Cómo puede uno dejar de sonar plano en un discurso leído?

Tratando de expresarlo como si fuera la primera vez que:

  • Lo pienso
  • Lo leo
  • Lo digo
  • Lo escucho

Es decir, conectando con esa emoción de lo desconocido, con la sorpresa que me produce un contenido la primera vez que uno se expone a él.

5. Jugar con el volumen

Para aprender a leer bien, además de vocalizar y pronunciar correctamente y de variar el ritmo, debemos jugar también con el volumen.

Cuando uno lee, la tendencia es a mantener un volumen constante, sin embargo, al hablar subimos y bajamos la voz y ganamos en musicalidad. Se trataría de leer como hablamos.

6. Formas de lograr que una lectura conecte con la audiencia

6.1 Calentar la voz antes de empezar

Es necesario calentar los músculos, la parte física para pronunciar mejor y ganar agilidad.

En este vídeo tienes algunas ideas interesantes para que tu voz resulte más atractiva y las personas quieran escucharte. Algunas las hemos mencionado ya, pero el vídeo vale la pena y dura solo 10 minutos.

A partir del minuto 7:55 enseña cómo calentar la voz.


Tenemos que afinar el instrumento, como los músicos y es necesario tener la garganta bien hidratada con lo cual hay que beber agua frecuentemente

Es importante hacerlo también cuando ensayamos la lectura para asociar lectura con beber y que no se nos olvide el día en que lo haga en público.

6.2 Familiarizarse con el texto y con vocabulario afín al texto.

Uno puede hacer varias lecturas del texto hasta que se sienta muy cómodo y se haya integrado en su totalidad; que no haya ninguna parte en la que uno se trabe.

Si no fluye, no hay que intentar corregir la forma de leerlo, sino modificar el texto para que no tenga obstáculos, escribir esa parte de una forma más coloquial, más fácil de contar.

A veces hay que “peinar” un texto hasta que queda fluido; ese trabajo conviene que lo haga la persona que lo va a leer, aunque otro haya escrito el documento.

A veces es simplemente cambiar una coma, dar la vuelta a alguna palabra, hacer frases más cortas…

¿Por qué familiarizarnos con vocabulario afín al tema?

Porque probablemente después de la lectura puedan surgir preguntas o porque en algún momento uno puede querer decir algo de manera espontánea.

Si disponemos del vocabulario en una zona más accesible de la mente porque lo hemos utilizado hace poco, va a resultar mucho más fácil encontrar terminología exacta y que aporte valor.

Para ello conviene leer textos sobre el tema que vamos a tratar y sinónimos de las palabras más específicas.

7.Practicar una lectura espontánea

7.1 La táctica de la gallina

Una vez que conocemos el texto, hemos practicado lo suficiente y hemos hecho ejercicios con vocabulario afín, llega la hora de practicar una lectura espontánea.

Leer en voz alta se parece a la forma de comer de una gallina:

  • Picotea su comida bajando la cabeza
  • Levanta la cabeza
  • Mira a su alrededor
  • Vuelve a picotear y repite los movimientos anteriores

Al leer, podemos hacer lo mismo:

  • Leo mirando hacia abajo
  • Levanto la cabeza
  • Miro a mi audiencia y digo el texto
  • Vuelvo a leer y levanto la cabeza para verbalizarlo

Tienes un excelente ejemplo en el discurso de Steve Jobs en Standford,que es leído desde la primera palabra hasta la última de forma magistral.

Acuérdate… ¡la gallina!

7.2 Pensar en la audiencia a la hora de leer

Tratar de practicar pensando en las personas que te van a escuchar realza el texto.

Uno puede hacerse las siguientes preguntas:

  • ¿Qué les aporta el texto que les vamos a leer?
  • ¿Es un texto en el que hay que destacar la belleza? Entonces tal vez necesitamos hacer una entonación más dramática.
  • ¿O deseamos que sea simplemente divertido? En ese caso le irá mejor una entonación más desenfadada
  • O tal vez que sea solemne porque estamos celebrando algo muy importante.

El tono, el ritmo, la voz, la fuerza, la intensidad de lo que leamos tiene mucho que ver con el texto y con las personas que lo van a escuchar.

Si uno practica “mirándolos” a los ojos en la mente, cuando les tenga delante y pueda verlos de verdad, la lectura será mucho más intensa.

Se trata de leer el texto como si fuera la primera vez, como si lo estuviéramos contando.

8. Respirar ¡no ahogarse en el intento!

Recuerda dejar pausas para la respiración.

¿En qué momento vamos a aprovechar para tomar aire y hasta cuándo tiene que durar ese aire?

Este ejercicio es muy interesante porque no se le puede dar un determinado ritmo al texto si no hay momentos en los que poder respirar.

Si uno tiene una buena capacidad pulmonar y además la tiene entrenada, como es el caso de cantantes, actores, conferenciantes, entonces podrá emitir frases más largas que envuelvan a la persona que escucha.

9. Hacer la prueba de la atención antes del gran día

Otro punto interesante es practicar con una persona delante, empezar a leer y que la otra persona levante la mano cuando detecte que se ha ido mentalmente, que no está al cien por cien atenta.

Si esto sucede significa que en ese entorno del texto hay un bajón o que el tiempo que hemos permanecido leyendo aun ritmo constante es demasiado largo.

En esos momentos es cuando hay que hacer una pausa y mirar a la audiencia para recuperar su atención.

Cuando se hace silencio en una sala, las personas suelen dejar sus pensamientos y volver a centrarse en el ponente.

Es bueno esperar a que sea así antes de retomar la lectura y así sumergirles de nuevo en la escucha del texto.

10. ¿Cómo hacer invisibles los nervios que provoca la lectura?

Se puede entrenar el evitar los nervios que puede provocar leer un texto ante una audiencia.

Y esta práctica se consigue haciendo el ejercicio de “ruido en los oídos”.

Consiste en ponerse unos cascos con música fuerte o un telediario mientras se ensaya. La molestia que produce resulta muy parecida a la distracción que generan los nervios.

Si uno es capaz de hacer la lectura con ruido en los oídos, será capaz de realizar la lectura delante de la gente y en una situación de nervios.

A veces pensamos que nos tiembla la voz, pero desde fuera es apenas perceptible.

Si uno se graba haciendo este ejercicio y se escucha, se dará cuenta de cómo va a sonar aunque esté nervioso.

Las personas van a estar pendientes del contenido, no van a estar pendientes de un ligerísimo temblor de voz que bien podría ser del micrófono.

Aunque uno sienta un poco de nervios, sencillamente debe seguir leyendo, como cuando uno pedalea cuesta arriba y tiene ganas de bajarse de la bicicleta. Lo único que hay que hacer es dar otra pelada, y luego otra; antes de lo que creemos, estaremos en la cima y podremos ir tranquilamente cuesta abajo porque lo peor habrá pasado.

Conviene leer de forma que las personas que están escuchando puedan disfrutar del contenido. Es la garantía de que sea una gran lectura. - Tuitéalo          

Haz como si estuvieras en un examen oral y no leyendo uno escrito, como si no te supieras el tema de memoria sino que lo estuvieras pariendo en ese momento, contando todos sus misterios, descubriendo lo apasionante que hay en él.

Para leer y que resulte interesante, haz como si no leyeras.

Mujeres y tecnología, tal vez una cuestión de sentido

Mujeres y tecnología, tal vez una cuestión de sentido

He tenido la suerte de ser invitada a un coloquio sobre la mujer y la tecnología.

#8demarzo, cita con #WomenAtCapgemini

Me han hecho un verdadero regalo, porque al ordenar las propias ideas para exponerlas, he reflexionado mucho sobre el tema, tanto a nivel general como sobre mi propia relación con la tecnología.

Algunos datos:

  • En España las mujeres representan el 18% de los profesionales pertenecientes en la industria tecnológica. Fuente Fundación Universia.
  • Para el 2020 la Unión Europea necesitará 825.000 empleados para el sector de la Informática y las Telecomunicaciones, pero solo el 8% de las alumnas de 15 años tienen intención de estudiar una de estas carreras. Fuente Fundación Universia.
  • Según un estudio elaborado por InfoJobs, el 73% de los puestos directivos de las empresas están liderados por hombres. El 82% en el caso de los departamentos de Tecnología.

Un ejemplo:

Hace unas semanas, estaba trabajando en una presentación con una gran profesional y me mostró una foto de su equipo. Ella y otras tres mujeres.

“¡Qué bien!”, dije yo, “es una empresa tecnológica y en el equipo sois todas mujeres”.

“Me da pena cuando me dicen eso”, me respondió ella, “ya va siendo hora de que el sexo de las personas, hagan lo que hagan, no nos llame la atención”.

Qué razón tenía, ya va siendo hora, pero esa forma de hablar y de ver las cosas son “restos” de los prejuicios que todos tenemos.

En mi caso son los “restos” de haber sido la única mujer en muchas reuniones y Comités en los que he tenido la oportunidad de participar. Y no siempre ha sido fácil.

Como tampoco habrá sido fácil para el padre que ha pedido reducción de jornada o ha renunciado una temporada a su carrera para cuidar de sus hijos.

1. La diversidad es una cuestión de sentido

(Cuando hablo de diversidad, incluyo la: étnica, biológica, cultural, sexual, funcional…)

La diversidad es positiva para toda la sociedad.

1.1 Para el país…

Aquellos sitios en los que hay más igualdad son los que mayor índice de felicidad tienen.

Los cinco países del mundo con mayor igualdad:

  1. Islandia
  2. Noruega
  3. Suecia
  4. Finlandia
  5. Nicaragua

Los cinco países del mundo con mayor felicidad:

  1. Finlandia
  2. Noruega
  3. Dinamarca
  4. Islandia
  5. Suiza

Coinciden cuatro de ellos….

Pero no solo para los países. También es positivo…

1.2 Para las empresas

Las compañías con mayor índice de igualdad tienen empleados más felices, menor rotación, mayor productividad y mayor satisfacción.

La desigualdad les cuesta una fortuna a las empresas.

1.3 Para las personas

Está demostrado que cuanto más igualitaria es una pareja, más felices y saludables son ambos.

Y tienen más sexo.

Además, cuando se comparten las tareas del hogar también es positivo…

1.4 Para los niños

Tienen mejores resultados en el colegio, menor absentismo, menos TDH, son más felices y más saludables.

La igualdad y las políticas de igualdad no son en detrimento de nadie, sino en beneficio de todos. - Tuitéalo          

No se puede empoderar a las mujeres sin la participación de todos.

Lo importante es crear las condiciones para que cualquier ser humano pueda tener una vida equilibrada e igualitaria.

Además:

2. Un entorno diverso ayuda a mejorar la resolución de problemas

Y nos enfrentamos a unos cuantos muy importantes, como el calentamiento global, la pobreza (otra terrible desigualdad), el futuro del empleo…

Se ha demostrado que, cuando el entorno es diverso a la hora de buscar soluciones:

  • Somos más creativos
  • Hacemos menos asunciones
  • Se comparte más información
  • Produce discusiones más profundas

Lo que produce una variedad de ideas mayor que cubren el problema desde más perspectivas.

3. Mujeres en carreras STEM

(STEM = Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Matemáticas)

Las personas que estudien ese tipo de carreras van a tener una incidencia muy grande en la resolución de los problemas de la humanidad.

Cuanto más diversos sean los equipos, mejores serán las soluciones a los problemas mundiales. - Tuitéalo          

Y no solo hablamos de género, también de otras minorías. En Estados Unidos, un 18% de los ingenieros son mujeres, pero solo un 1% son negros.

Influyen las ideas preconcebidas:

Se ha realizado un test en 65 países, en el que se pedía a las personas (de todas las razas y sexos) dibujar un científico: la mayoría dibujó un hombre blanco, incluso los chinos que viven en China

El 60% de las personas que se gradúan de la universidad son mujeres, ¿por qué solo hay un 18% de ingenieras?

No es por falta de capacidad puesto que en los tests que se realizan en secundaria las mujeres tienen iguales o mejores resultados en matemáticas que los chicos.

Yo misma empecé la carrera de Telecomunicaciones, por aquel entonces éramos solo un 2%. Los datos han mejorado sustancialmente a pesar de distar mucho de la igualdad.

Pero lo dejé. Me resultó aburrido y poco creativo.

Tal vez si me hubieran dado problemas que resolver en vez de simplemente cálculo, álgebra, física, química… me habría quedado. En otros países, en primero de ingeniería, te dan materiales y te ponen a construir cosas.

¿Qué se puede hacer para motivar a las chicas a cursar estas carreras?

3.1 Contar la “historia” que hay detrás de las carreras STEM, su propósito, el sentido

A las mujeres (no hay más que ver a qué nos dedicamos – recursos humanos, cuidado, salud, educación) nos preocupan las personas y tenemos un gran desarrollo verbal.

Las carreras STEM no tratan de maquinitas o video juegos, sino de resolver los problemas de las personas.

Sería útil explicar, durante la enseñanza secundaria, que hacer una carrera STEM tiene mucho que ver con:

  • La creatividad
  • La comunicación
  • El intercambio
  • Que desde ahí se puede ayudar a otros
  • Que no hace falta ser un friki ni pasarse el día jugando a videojuegos.

En el Harvey Mudd College han subido las ingenieras de 10% a 40% al vincular en mayor medida la educación y la carrera futura, cambiando la percepción que se tiene de lo que es una carrera STEM.

Lo han logrado a través de:

  • Conferencias de mujeres atractivas en todos los sentidos
  • Hablando de desarrollos educacionales y de salud
  • Mostrando que son carreras relevantes e interesantes para las mujeres

3.2 Ayudar a las personas a desarrollar su visión espacial

Está demostrado que el menor desarrollo de la visión espacial en las niñas dificulta su acceso y sus resultados en las carreras STEM.

Sheryl Sorby es una científica que ha probado la relación entre el éxito de ingenieros e ingenieras y sus habilidades espaciales.

¿Qué se puede hacer en concreto para desarrollarlas?

  • Jugar con bloques de construcción. Por tanto, es importante regalar juguetes LEGO a las niñas, o Goldieblox, que incluye bloques y una “historia” para conectar con la parte verbal de las chicas.
  • Hacer (o que hagan) dibujos de las cosas desde diferentes ángulos
  • Jugar a juegos de ordenador en 3D

Si quieres empezar a desarrollar tu visión espacial, aquí tienes un MOOC de la Universidad Politécnica de Madrid. Está completo en Youtube y es gratuito.

4. ¿Conviene aplicar cuotas o discriminación positiva?

Como dice Michel Kimmel, autor de “Angry White Men” los privilegios son invisibles para las personas que los disfrutan.

Al igual que muchos de los que estáis leyendo esto no os asombráis al abrir el grifo por la mañana y que caiga agua del cielo, y encima calentita, lo mismo sucede con la igualdad: no nos damos cuenta de las diferencias porque las tenemos integradas.

Como dice Kimmel:

“Si el campo en el que jugamos está torcido, habrá que enderezarlo”.

4.1 En lo profesional…

Es necesario terminar de tomar las medidas que hagan la sociedad más igualitaria.

Puede que sea electoralista, pero bienvenido sea el permiso de paternidad de 16 semanas.

Aunque no es suficiente, se requieren también horarios más sensatos para que de verdad TODA persona pueda ser feliz.

Según varias encuestas, los jóvenes (varones, hembras, transgénero o como cada uno se sienta), desean ser felices.

Para ello necesitan un trabajo satisfactorio, tiempo para el amor, las aficiones, estar con los suyos; y que sus compañeros o compañeras estén satisfechos con su desarrollo profesional.

4.2 En lo personal…

El 70% de las tareas del hogar no remuneradas todavía las realizan mujeres.

Es necesario modificar y aplicar leyes para la igualdad en el entorno personal.

Un ejemplo sería la custodia de los hijos en casos de separación; debería ser siempre compartida salvo que se demuestre que uno de los progenitores no puede hacerse cargo de sus responsabilidades.

5. Cómo retener el talento femenino en las empresas tecnológicas

Yo llegué a ocupar una Dirección General en una empresa tecnológica, pero me fui.

Pensé (o más bien sentí), ¿y ahora qué? ¿más responsabilidad? ¿más dinero?

Me faltaba sentido (de nuevo topamos con él) y me faltaba equilibrio.

Vivimos con el “síndrome de la felicidad aplazada” que afecta al 40% de los profesionales en los países desarrollados.

Tenemos todo tipo de aparatos para ahorrar esfuerzo y tiempo, pero tenemos la sensación de disponer de menos tiempo para nosotros que cualquier otro humano en la historia (Jeremy Rifkin – Presidente Fundación de Tendencias Económicas de Washington)

Trabajamos con miedo a no dar abasto, a no saber suficiente, a meter la pata y que eso produzca un desastre.

¿Qué medidas se podrían tomar?

  • Digitalizar a las personas sin que se sientan tontas. Se podrían poner a disposición de los trabajadores “ayudadores” tecnológicos, para quitar miedos en el acercamiento a la tecnología. La tecnología debería estar ahí para que nos sintamos mejor, no peor.
  • Tener programas de mentoring
  • Respetar las diferentes adopciones tecnológicas. Cada vez más vamos a convivir con personas con muy diferentes capacidades tecnológicas, ya sea por edad o por voluntad. Si demonizamos a los menos tecnológicos, crecerá su miedo.
  • Y también humanizar la empresa para que haya más silencio. Si los empleados reciben 3000 impactos comunicativos al día necesitan ayuda para saber gestionar esa sobredosis.

6. La visibilidad de otras mujeres también ayuda

Los hombres siempre se “han llevado” la visibilidad en los equipos mixtos.

6.1 Nos da miedo destacar porque caemos mal

En la Columbia Business School se realizó un estudio sobre un emprendenmiento exitoso, todos los datos eran iguales y se daba a unos el nombre del líder de un hombre y a otros de una mujer.

Valoraron igual sus competencias y les respetaban igual, pero el hombre resultaba más atractivo como colega. A la mujer la veían (tanto hombres como mujeres) más egoísta, no el tipo de persona que contratarían o para la que trabajarían.

Parece que el éxito “favorece” al hombre y sienta mal a la mujer.

Esos prejuicios que todos tenemos, siguen suponiendo un freno en el crecimiento profesional de muchas mujeres.

Como test te propongo leer El código del garbanzo, un detector de prejuicios que escribí hace unos años.

6.2 Alzar la voz para cambiar estereotipos.

Necesitamos modelos femeninos diversos, que no es precisamente lo que muestra la publicidad.

Necesitamos hablar de ello.

Martin Luther King tuvo un sueño.

La mayoría de nosotros también soñamos con el día en que no asesinen a más mujeres.

Por el futuro del mundo necesitamos la diversidad.

A mí me gustaría que no fuera ya necesario el día de la mujer, pero mientras equilibramos el campo de juego, hagamos ruido para que a politic@s y empresari@s no les quede más remedio que tomar medidas.

Aquí os dejo el vídeo del coloquio:

Dificultades para escribir, publicar y vender un libro

Dificultades para escribir, publicar y vender un libro

Cada vez se publican más libros, pero hay menos lectores y llegar a vivir de la escritura de libros es más difícil que ganar la lotería, aún así, muchos autores y autoras sienten la necesidad de escribir una novela o un ensayo, les gustaría llegar a publicarlo y sueñan con que se venda.

¿Es el mejor momento para dedicarse a escribir un libro?

Para hablar de escritores y su problemática actual, he entrevistado a una experta en el tema: Ana Nieto Churruca, autora de varios libros, bestseller en Amazon y creadora del método Triunfa con tu libro.

Se publican más títulos de economía, política y autoayuda, que de literatura

Todavía no están disponibles los datos de 2018, pero en 2017 se publicaron en España un 7,1% más que en 2016, en total 87.262, de las siguientes temáticas:

  •  Ciencias sociales humanidades (Economía, política, autoayuda…)    30,7%
  •  Literatura (Novelas, cuentos, poesía…)                                                24,2%
  •  Ciencia y tecnología (Investigación, informática, medicina…)              14,2%
  •  Infantil/juvenil                                                                                         12,5%
  •  Libros de texto                                                                                          8,8%
  •  Tiempo libre (Viajes, cocina, deportes…)                                                 7,1% 

¿De dónde surge la necesidad de escribir un libro?

Según comenta Elisabet Navarro editora ejecutiva de Paidós en un artículo de Cinco Días “Ahora todo pasa por la experiencia, que se ha visto reforzada por las redes sociales y un cierto egocentrismo. Ahora hay mucha más gente que se ha decidido a publicar sus experiencias personales en forma de libro”.

Ana, con lo que has observado ayudando a más de 200 escritores a escribir, publicar y vender sus libros, ¿crees que la cantidad de novedades se debe al egocentrismo y la necesidad de plasmar las propias experiencias?

Según una encuesta que realizó el diario The New York Times, un 81% de las personas “tiene  un libro dentro”.

Yo suelo preguntar en mis cursos o conferencias por qué los asistentes quieren escribir un libro y siempre me ha sorprendido que las razones que dan suelen ser muy profundas. Es casi una necesidad, que muchas veces es también una frustración porque son pocas las personas que consiguen terminar de escribir un libro.

También hay personas, la mayoría gente emprendedora, que tiene claro que quiere escribir un libro para llegar a más gente, conseguir reconocimiento y visibilidad. Pero incluso a este grupo de personas que tiene más definido su “proyecto libro”, les cuesta organizar sus ideas y plasmarlas en una obra con potencial de ventas.

Según las cifras del sector, cada día salen al mercado en España ¡250 nuevos libros! No es de extrañar que las editoriales no quieran recibir manuscritos y los agentes estén sobresaturados.

¿Qué puede hacer un autor o autora para conseguir que su libro se publique?

Claramente autopublicarlo. Y autopublicarlo en Amazon. ¿Por qué? Porque es la tienda, con diferencia, que más libros vende del mundo. Tanto como 1 millón de libros al día en las trece tiendas online que tiene con distribución en más de 200 países.

Se calcula que en 2017 se autopublicaron unos 9.000 títulos, esto significa aproximadamente un 10% del total.

No parece que los autores que no logran publicar en editorial tradicional se lancen masivamente a autopublicar.

¿Cómo interpretar estos datos?

Cada vez es mayor en número de autores que autopublican.

Los que no lo hacen es, sobre todo, por desconocimiento. Desconocen lo sencillo que es subir un libro a Amazon, incluso en formato papel.

Cada vez se publican más libros, pero se lee menos

A pesar del crecimiento de las novedades, la facturación no creció, por lo que las unidades vendidas por título fueron menores.

La tirada media (que no la venta media) por libro fue de 2.753 ejemplares. Esta media incluye aquellos libros que venden millones de ejemplares por lo que más bien estaría en torno a los 1.500, lo que, en edición tradicional supondría unos 1.500€ para el escritor… parece claro que no es una actividad muy rentable

De hecho, se estima que solo unos 100 escritores pueden en España vivir de su oficio, el resto tienen que dar cursos, conferencias, colaborar en medios de comunicación, hacer traducciones, etc.

¿Qué salidas les quedan a los escritores y qué les puede aportar entonces la publicación de un libro?

Yo siempre digo que para que un libro se venda mucho y sea un betseller, necesita cumplir dos requisitos:

  1. Tiene que ser “bueno”, y esto quiere decir, que guste a los lectores
  2. Tiene que promocionarse: el autor tiene que aprender cómo se promocionan hoy en día los libros y luego ponerlo en práctica.

Nadie como el propio autor va a hacer la promoción de su libro. Las editoriales no tienen ni el presupuesto, ni la dedicación y a veces ni el conocimiento, para promocionar eficazmente a  sus autores.

Si no lo haces tu como autor, nadie lo hará. La buena noticia es que hoy, gracias a Internet, el autor puede tener contacto directo con los lectores, puede llegar a ellos. Lo único que tiene que hacer es el esfuerzo de aprender cómo y hacerlo.

Ellas leen más que ellos

España es un país con bajo índice de lectura (40% de la población no lee nunca o casi nunca), 66,5% de mujeres leen, frente al 57.6% de los hombres, en cambio se sigue hablando de la brecha de género en la literatura.

En el caso de tus cursos ¿hay más hombres o mujeres que se apuntan a triunfar con su libro?

Se apuntan más mujeres, y tiene su lógica. Las mujeres escriben y leen más. Posiblemente el hecho de que yo sea mujer, influye.

Pero es algo bastante frecuente también en otro tipo de cursos. Sería interesante saber por qué.  ¿Estamos más abiertas a aprender? ¿Somos más confiadas?   ¡Me encantaría saber los motivos!

Las dificultades del sector

El 68,4% de lo editado es en papel y aunque el crecimiento de la edición digital des del 16% frente al 1,2% de los de papel.

También sigue alto el consumo de libros piratas y escuchamos hablar permanentemente del cierre de librerías.

Parece que las dificultades del sector son muchas y que los escritores se enfrentan a numerosos problemas:

  • La dificultad para que su obra vea la luz.
  • El mantener una calidad alta (se publica cualquier cosa).
  • Hay mucha rotación.
  • Una gran segmentación y por tanto nichos más pequeños.
  • Falta de incentivos (económico, académico, social).
  • El consumismo ha convertido el libro en un producto: o se vende o no existe.
  • No es rentable para las editoriales apostar por talento nuevo.
  • Cambia la forma de leer: se lee mucho, pero cosas breves
  • El escritor o escritora se enfrenta a la necesidad de crearse una marca…

¿Qué pueden hacer los escritores ante este panorama?

Si, hay muchos libros, mucha competencia, pero pocos autores que sepan vender su obra y su marca de autor. Ahí está la gran oportunidad, para los que, además de escribir un libro que guste, promocionen su obra.

Es cierto que el mercado del libro digital crece, pero el papel seguirá teniendo un gran peso. El dilema no es si es mejor publicar en digital o papel, lo apropiado es publicar en ambos formatos y e incluso en uno tercero que llega con mucha fuerza que es el audiolibro; el dilema es si el mercado más importante estaría en la venta en librerías físicas o por Internet.

Conociendo los datos de las ventas de libros en EEUU[i], en el que Amazon es el líder indiscutible (Amazon en EEUU,  ya tiene una cuota de mercado del 45% de las ventas en libros en papel y  en digital ya hace años que supera el 70%)  la balanza se decanta por la venta por Internet y sobre todo por Amazon.

Afortunadamente sigue habiendo formas de entrar en un segmento que, aunque no sea fácil, sí responde a una necesidad profunda de los seres humanos: la comunicación. Y un libro sigue siendo para muchos, entre los que me incluyo, una excelente forma de compartir conocimiento complejo y profundo con otros seres humanos.

[i] Los datos de ventas no coinciden con la que ofrecen las editoriales ya que no contabilizan los libros que se venden sin ISBN, que es un porcentaje importante. (Muchos libros en Amazon se venden con su propio ISBN que se denomina ASIN).

Si alguno necesita ayuda para escribir o vender su libro…

Puede pulsar en los siguientes enlaces y Ana les ayudará a:

Escribir su libro

Vender su libro

“Atrévete a no gustar”: un libro para encontrar el valor

“Atrévete a no gustar”: un libro para encontrar el valor

El valor de…

  • Ser normal
  • Mirar a los demás en horizontal, ni hacia arriba, ni hacia abajo
  • Hacerse cargo solo de lo propio y poner límites sin que por ello las relaciones se resientan
  • Considerar a los otros como camaradas y no como enemigos.
  • Desarrollar el sentimiento de comunidad

atrevete a no gustar

Este libro explica de forma sencilla y práctica la filosofía de Adler, psicólogo discípulo de Freud que se separó de él precisamente porque pensaba que no tenemos que quedarnos anclados en los traumas del pasado y que el inconsciente no es todopoderoso.

Está escrito en forma de diálogo y, en mi opinión, ayuda a transformar el punto de vista y así dejar atrás muchos miedos que nos dificultan las relaciones interpersonales, y, por tanto, la vida.

Algunas citas:

“…lo que determina el presente de esa persona es el significado que le haya atribuido (al pasado)”

 

“…aunque la gente suele quejarse de muchas cosas, lo más fácil y seguro es seguir como se está”

 

“Por un lado tenemos la ansiedad que genera el cambio y, por el otro, la decepción que supone el no cambiar”

 

“Mientras vivas de esa manera, en el reino de las posibilidades de los “si pudiera” ser como Y” no es más que una excusa de no cambiar”

 

“El sentimiento de inferioridad es algo que todos experimentamos en un momento u otro, pero permanecer en este estado es demasiado abrumador y es imposible soportarlo eternamente”

 

“…la vida no es una competición. Basta con seguir avanzando, sin necesidad de competir con nadie. Y, por supuesto, sin necesidad de compararse con los demás”

 

“…todos somos distintos. Género, edad, conocimientos, experiencia, aspecto físico… No hay dos personas iguales. ¿Por qué no reconocer de un modo positivo que los demás son diferentes a nosotros? Todos somos distintos. Pero no hay que confundir ser distinto con ser mejor o peor o superior o inferior”