«El sentimiento negativo” de Risto Mejide: un corazón camuflado

«El sentimiento negativo” de Risto Mejide: un corazón camuflado

Qué sorpresa tan agradable, leer a Risto.

Sé que acaba de publicar otro libro, Diccionario de las cosas que no supe explicarte, pero yo voy con retraso y he leído El sentimiento negativo

el sentimiento negativo

No le había “catado” como escritor y me he encontrado un texto lleno de deliciosa poesía.

Si Risto se entera de que califico su texto como “delicioso” igual me come cual ogro, pero es lo que me ha parecido.

Y para muestra un botón, o más bien varios, para que os entren ganas también a vosotros de “hacerlo”.

Sobre los abrazos

“Me fascinan los abrazos bien dados. Creo que resultan aún más memorables que cualquier palabra, gesto o relación. La única forma física conocida que tiene el ser humano de parar el tiempo”.

Sobre el amor

“Se puede querer a cobro revertido, que es el amor de los especuladores. Para éstos, lo más importante es retorno a la emoción, por cada ilusión comprometida esperan un rédito directamente proporcional al sentimiento inicial que compense tanto esfuerzo. Nada que objetar, salvo que siempre irán por detrás de lo que realmente le podría llegar a pasar. Eso, y que el déficit es y será siempre para el que se les intente acercar”

Sobre el desamor

“Tu último desahucio emocional y su posterior embargo te han vuelto a dejar con lo puesto. (…) Nadie por aquí, nadie por allá. El mercado no ha hecho más que ir a la baja desde que tú lo abandonaras. Qué pereza. Qué decepción, Que no, que te quedas en casa, No piensas volver a contar tu vida a nadie”

Sobre el silencio

“Echo de menos un silencio. Un silencio de esos que callan y hacen callar. Un silencio de verdad, de los que dejan sordo. Un silencio de verdad, de los que dejan sordo. Un silencio lleno de cosas que decidan, por un momento, no hacer ruido.”

Sobre las pretensiones actuales

“…doparse de expectativas. La expectativa de encontrar pareja ideal en solo una hora y media de película, la de dar con el trabajo de tu vida cada jueves en tu quiosco, la de alcanzar tu destino por veinte euros ida y vuelta, la de aprender inglés sin ningún esfuerzo, la de hacer feliz a tu familia en treinta y seis cómodos plazos, la de dejar de fumar sin apenas quererlo, la de lucir un tipito como ése por 29.90”.

Fascinante, ¿verdad?

Lo que menos me ha gustado: el decálogo sobre la publicidad no viene mucho a cuento, es un poco pegote. Algún “sentimiento negativo” tenía que provocarme. No iba a ser todo happy flower…

Contra la ocurrencia, qué (re)ocurrente (n)

(Esto lo entenderás si lees el libro)

Señora:

Se te ve más tierno bajo tus palabras que bajo tus gafas.

Risto:

Las palabras son para comerte mejor.

Gracias Ale Simón por habérmelo recomendado.

Es un libro irreverente, malicioso a ratos, pero sobre todo con detalles de un gran corazón camuflado que busca un poco de luz, aun sabiendo que no la hay.

Miedo a hablar en público: un mapa para conocer quién lo padece y cómo

Miedo a hablar en público: un mapa para conocer quién lo padece y cómo

Un mapa para recorrer de forma ágil el Estudio sobre los síntomas del miedo a hablar en público.

Recorrer este mapa puede ayudar a visualizar la problemática que muchas personas viven cada día en el ámbito profesional, laboral o personal.

Comunicar con seguridad y confianza desde la autenticidad hace posible alcanzar la transformación de quienes te escuchan - Tuitéalo          

 

estudio miedo a hablar en publico

Venngage allows people to easily create beautiful designs using ready-made, highly customizable templates. You can design a pie chart with the pie chart maker, create a graph with the graph maker, and use our bar graph maker to create bar graphs and more

“Esto es marketing”, si no lo has leído ya estás tardando

“Esto es marketing”, si no lo has leído ya estás tardando

Insight es una palabra inglesa que me gusta mucho. 

Definición: Término utilizado en psicología que se puede traducir como «visión interna» o más genéricamente «percepción» o «entendimiento». Mediante un insight el sujeto «capta», «internaliza» o comprende, una «verdad» revelada. 

A mi gusto tiene mucho que ver con la creatividad, con las ideas; es el típico momento “ya lo tengo”el más fascinante cuando a uno le gusta crear. 

Lo que me encanta de la forma de escribir de Seth Godin, es que despierta mi conexión con mis ideas. 

Ya había leído varios libros suyos:

todos los comerciales son mentirosos                       linchpin are you indespensable

la vaca purpura

Hoy quiero hablarte de Esto es marketing 

esto es marketing

Es un libro fabuloso que recomiendo a cualquier persona que ofrezca/venda productos, servicios o tenga que hacer marketing en cualquiera de sus formas. 

Mientras lo leía, me costó mucho dormir porque era tal la ebullición de insights, de claridad que me aportaba sobre mis servicios que no paraba de apuntar ideas y precisiones sobre los mismos. 

Y como estoy rehaciendo la web me ha venido en el momento más oportuno. 

Aquí te dejo un pequeño anticipo con algunas de las perlas que he subrayado:  

– La mejor forma de quejarse es mejorando las cosas.

 

– El marketing es el acto generoso de ayudar a los demás a solucionar un problema…, su problema.  

 

– Todo el mundo se siente solo, inseguro, y se siente un poco como un impostor.  

 

– Están esperando la conexión que les ofrecerás. La capacidad de ver y ser visto.  

 

– Y están esperando la tensión de lo posible, la capacidad de mejorar las cosas.  

 

– Descartar los residuos de lo que hemos ido construyendo y sustituirlos por herramientas más generosas es un ejercicio que vale la pena.  

 

– Si somos capaces de aceptar que la gente tiene asimilado aquello en que se ha convertido, nos será mucho más fácil bailar con ella. No transformarla, no forzarla a reconocer que se ha equivocado. Bailar con ella, simplemente, tener una oportunidad de conectar con ella, de incorporar nuestra historia a sus puntos de vista e incorporar nuestras creencias a los relatos que suele escuchar.  

 

– El gran marketing es el trabajo generoso y audaz de decir: «Veo una alternativa mejor; ven y acompáñame».  

 

– No empieces con lo que sabes hacer ni con nada que distraiga tu misión. Empieza con los sueños y con los miedos, con los estados emocionales y con el cambio que buscan tus clientes.  

 

– Cuando te tropieces con alguien que no se comporta como esperabas, intenta explorar sus miedos.  

 

– Soñar es complicado cuando crees que en cualquier momento aparecerá un oso que te devorará. Incluso (o muy especialmente) cuando todo está en tu cabeza.  

 

– Para la mayoría, un cambio de conducta suele estar impulsado por el deseo de encajar en el grupo y por la percepción que tenemos de nuestro estatus (afiliación y dominio).   

 

– El deseo de cambiar nuestro estatus, o de protegerlo, impulsa prácticamente todo lo que hacemos.  

 

– Internet crece gracias a la afiliación. En su corazón reside la magia que se consigue mediante las conexiones entre gente que comparte cosas.  

 

– (Vivimos) un momento en el tiempo en el que existe más gente conectada que nunca y menos gente en quien confiamos. En el que la ciencia y los hechos se combinan en una batidora repleta de obstinadas interpretaciones erróneas y malentendidos apresurados. No podemos confiar ni en las instituciones espirituales ni en los medios de comunicación dominantes ni en los políticos ni en las redes sociales, y ni siquiera en el vecino.  

 

– Y si a todo esto le sumamos la cacofonía del ruido y la prevalencia de las noticias falsas y los timos, la confianza corre grave peligro.  

 

– Si no hay conexión, es imposible mejorar nada.  

Espero que te animes a leerlo y que sea tan “iluminador” para ti como ha sido para mí. 

¡Hasta otra!  

Siempre hay una mano a la que agarrarse

Siempre hay una mano a la que agarrarse

Piensa en los peores momentos que has vivido.

(Siento llevarte ahí.)

Ahora piensa en si había alguna mano tendida que ayudó a que la experiencia fuera más llevadera.

Sí ¿verdad?

Siempre está ahí.

No es necesariamente la que pensábamos que iba a estar, pero hay alguna.

Uno ve las peores tragedias (en la televisión y fuera de ella) y uno ve también que siempre hay una mano cerca, por terrible que sea la situación.

Unos vecinos que se enfrentan a la policía cuando vienen a desahuciar a una familia.

Unas personas formando una fila y quitando piedras para rescatar a alguien que ha quedado sepultado. Comprenden la angustia que produce la incertidumbre, y mantienen la esperanza mientras no se demuestre lo contrario.

Un barco socorriendo a un grupo de inmigrantes que buscaban una vida mejor y se han encontrado con mafias y enormes peligros.

O simplemente una mano que marca tu número para saber cómo estás después de lo que te ha sucedido.

Una mano que sujeta la tuya porque comparte la pena.

Siempre hay una cerca.

Si no es esa que esperabas, será otra.

Entonces ¿por qué tanto miedo?

Nadie nos puede quitar el dolor, y no podemos evitar que sucedan cosas que preferiríamos evitar, pero cuando uno se enfrenta a ello, qué gusto echar la mano hacia un lado y encontrar el calor de esa presencia, que no elimina el frío, pero ayuda a templar un poco el corazón

Keep it super simple: la fuerza de lo sencillo

Keep it super simple: la fuerza de lo sencillo

Keep it Super Simple, o método KISS, que lo traducen como Keep it Simple Stupid. (Mantenlo simple, estúpido), pero a mí me parece que ese «estúpido» no se entiende bien en castellano y lo he transformado por: Mantenlo super simple.

El principio KISS funciona para todo en la vida

El otro día en la sesión personalizada que ofrezco en tu Pitch, tu Historia, hablaba con una chica que no sabía como aplicar su historia a su presentación personal, en cambio, en cuanto leí su formulario de trabajo que se va rellenando en el curso lo vi con total claridad: había nacido en el Sahara y el valor que aportaba a su público objetivo era la sencillez.

Algo muy importante se le había pegado del desierto: el poder de lo esencial, de lo sencillo.

Cuando ayudo a algún profesional a preparar una presentación es algo que destaco siempre:

El método Kiss. Dale un beso a tu audiencia, mantén tu discurso sencillo: pocas ideas y muy claras - Tuitéalo          
.

Una estructura fácil y memorable; vocabulario, que no sea complejo ni muy técnico. Hasta la vestimenta es mejor que sea sencilla puesto que de lo contrario distrae. El poder de lo esencial.

Y preparando la mochila para hacer un viaje de 20 días me he dado cuenta de que es lo mismo.

He logrado meter solo lo básico y que pese 5,7 kg.

Aquí tienes la prueba

sencillo

Acarrear un montón de trastos de sitio en sitio no es fácil ni agradable.

Como dice Sergio Fernández en Vivir sin miedo

«En este sentido creo que “las aerolíneas de bajo coste están haciendo, sin saberlo, un gran trabajo a favor del desarrollo personal: al cobrar por cada maleta facturada, he observado que la tendencia a viajar de forma sencilla, con lo mínimo e imprescindible se está imponiendo. Y creo que este ejercicio de síntesis que es pensar cómo unas vacaciones con diez kilogramos de equipaje llevan directamente a la conclusión de que la mitad de nuestro armario es puro ruido.”

Yo lo he hecho por no cargar, pero esa limitación te ayuda a elegir mejor.

Llevo 8 días de ese viaje y me he puesto todo y no he echado de menos nada.

Bueno sí: un poco más de sol para que la ropa que lavo se seque más deprisa, pero el secador de pelo que uno encuentra en la mayoría de los hoteles hace un buen papel.

La sencillez funciona para casi todo: presentaciones, maleta, adornos, chismes, personas con las que relacionarse, palabras…

Las personas que peor hablan nunca son las que lo hacen de forma sencilla, sino las que se enredan en explicaciones eternas y se complican ellas solas.

Las personas que mejor quieren no son las que tienen sentimientos complejos y cambiantes, sino las que sencillamente aceptan las cosas como son y se acercan a aquello que les atrae y se alejan de aquello que no les hace bien.

Así de simple.

Creo que por eso tuvo tantísimas ventas y produjo grandes cambios en las personas el libro: “La magia del orden” de Marie Kondo y que promueve el librarse de los elementos superfluos de nuestra vida, sean estos:

  • Ropa
  • Adornos
  • Palabras
  • Personas
  • Prejuicios…

Esto no solo nos ayuda a ver con más claridad, sino que nos permite viajar ligero y dejar sitio para cuando llega algo nuevo que muchas veces dejamos fuera por falta de sitio.

Y a ti, ¿qué te sobra?