1. ¿Qué podemos esperar al leer un artículo de una temática que no dominamos?

Hace poco recibí este mensaje en el blog y me gustaría darle respuesta porque es muy interesante reflexionar sobre lo que podemos esperar al leer un artículo en un blog o en un periódico.

«Bueno, natalia respecto a los tips que se proporcionan en esta página web yo pienso que son demasiado idealistas y que una persona con problemas de nervios no podría simplemente pasar por alto que se ponga roja.

 

Además pienso que no es nada fácil improvisar algo sobre un tema que no se conoce, puesto que al hacerlo te arriesgas a confundir la mentalidad de muchas personas que confían en tu palabra, cosa que no es nada agradable, además para poder hacer una buena improvisación tienes que tener una base previa.

 

Como por ejemplo, practicar la lectura todos los días, escuchar discursos anteriores, curiosear palabras desconocidas, entre otras cosas que harán que tu léxico sea más fluido y no te trabes.

 

Además también pienso que en vez de pensar que es una acción más de la vida cotidiana, es mejor pensar que hablas contigo mismo para así poder darte una confianza aunque ficticia más elevada»

Gracias a Jhon Eliazar por este comentario tan pertinente que nos ayuda a ponerle mirada a algo muy importante:

2. La forma de consumir contenidos y de aprender

Desde mi punto de vista la lectura de un post es la puerta o la antesala de un contenido más profundo.

Según mi experiencia, la información y la formación se producen en la actualidad por capas (layers).

Pongamos el ejemplo del post mencionado, “Cómo improvisar un buen discurso en 9 sencillos pasos”.

Jhon Eliazar tiene razón en algo muy importante, del título debería quitar la palabra “buen”, cosa que ya he hecho, porque un discurso improvisado no suele ser bueno, salvo contadas excepciones.

Además, estoy completamente de acuerdo con todas sus apreciaciones sobre el conocimiento, la lectura, el léxico fluido, etc. Cuanto más afinada tenemos la “herramienta”, que es el cerebro, mejor nos saldrá.

Es interesante como ejemplo, además, porque tiene en su esencia una contradicción: se habla de improvisar cuando realmente en el momento de la improvisación uno no puede “buscar” esa información y utilizarla, pero si se puede aprender a hacerlo.

El post creo que contiene (en esencia y de forma simplificada) aquello que conviene hacer cuando tenemos que improvisar, de hecho, la improvisación se puede practicar eligiendo temas al azar y aplicando lo que dice el artículo.

3. El autor del post tiene que dominar la materia y hacer una conexión con el lector

Es importante tener en cuenta que, normalmente, un profesional que escribe un post sobre un tema que domina, antes de hacerlo:

  • Ha formado a muchas personas en esa temática y por tanto ha visto diferentes reacciones a un contenido.
  • Ha experimentado con diferentes ejercicios y sabe cuáles tienen mayor efecto…
  • Ha leído numerosos libros del tema
  • Sigue a los mejores expertos mundiales
  • Ha escrito libros y eso le ha hecho investigar y ordenar su conocimiento…

En un post de 600-900 palabras lo que se intenta (desde la honradez profesional) es:

  • Acercar el tema para que la persona se “inicie” con algo fácil y entretenido
  • Recomendar fuentes en las que profundizar
  • Y otras vías a través de las cuales uno puede formarse

En este caso, al final del post se incluye un botón que lleva a otros recursos (link) para hablar en público en los que se profundiza en las diferentes técnicas.

4. El contenido del Blog: es conveniente que sea sencillo

Las personas acuden a un blog en busca de algo sencillo, que puedan aplicar en el momento y que les dé un empujoncito en eso que no dominan.

Volvamos al ejemplo:

El contenido del artículo “Cómo improvisar un discurso en 9 sencillos pasos”, es un resumen sencillo de la técnica que se utiliza para formar a portavoces que tienen que hablar con periodistas y responder a preguntas que no han podido preparar con anterioridad.

El curso de portavoces dura unas 16 horas de teoría y práctica, pero no todo el mundo tiene acceso a una formación presencial y completa, por ello creo que resulta útil leer diferentes posts de diferentes profesionales para conocer por encima su técnica, y ver si uno conecta con la persona.

Si es así, lo usual es ver vídeos más largos, hacer algún curso, o hacer sesiones individuales.

Pero eso no les quita la utilidad práctica a estas pequeñas “píldoras” en texto. A mí me han resultado tremendamente válidas cuando he tenido que hacer algo que no sabía hacer y alguien me lo ha resumido de forma sencilla.

Si alguien que lea el artículo, “Cómo improvisar un discurso en 9 sencillos pasos”, se queda, por ejemplo, con la necesidad de ganar tiempo y de establecer una mini-estructura, habrá dado un paso de gigante en sus improvisaciones.

No hay que olvidar algo, si no se pone en práctica, no servirá de mucho.

5. Jhon, gracias por ayudarnos a definir el objetivo de un post

Agradecemos a Jhon Eliazar el comentario que nos ayuda a comprender que cualquier artículo es la puerta de entrada a un contenido más profundo y que, una vez leído, conviene ensayar y poner en práctica lo aprendido para consolidar el conocimiento.

La información disponible hoy en día es de tal magnitud, que cada vez son más necesarios los especialistas que la digieren y la presentan de forma sencilla.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This