La infidelidad afecta a un 20% de las personas y es una de las principales causas que provoca la ruptura de las parejas; tanto hombres como mujeres son infieles.

mujeres infieles

Datos de infidelidad de hombres y mujeres

Es un tema que se produce con más frecuencia en verano por eso hemos acudido a la psicóloga Rebeca Quevedo Aja (de El Prado Psicólogos) para que nos ilustre con este artículo:

La infidelidad tiene consecuencias devastadoras pues rompe el acuerdo, implícito en nuestra cultura, de lealtad, respeto y exclusividad.

Supone un ataque directo a uno de los pilares de la relación: la confianza.

Numerosos estudios revelan que en la época estival el número de infidelidades aumenta de forma considerable.

De hecho, el 60% de los españoles considera que en verano es más fácil y probable cometer una infidelidad.

Las causas tienen que ver con que en esta época del año tenemos mejor humor y es momento para la diversión, haciendo que estemos más receptivos y abiertos, lo cual, nos predispone a tener una aventura.

A pesar de todo esto, la realidad es que también hay muchas parejas que consiguen sobrevivir a la infidelidad y seguir adelante más unidas que antes de que sucediera.

1. ¿Qué se considera infidelidad?

Es la ruptura de la confianza cuando se traspasan los límites del respeto de manera consciente y se miente para ocultarlo.

Los límites de una conducta infiel son subjetivos y varían en función del esquema de valores de cada persona, del contexto sociocultural e incluso entre los miembros de la pareja.

La forma de ser infiel puede ser física, emocional, virtual, sobre todo desde la aparición de redes sociales y nuevas tecnologías que facilitan la posibilidad de acceder a tener contacto con más personas en menor tiempo.

Hay personas que consideran traición e infidelidad si la pareja piensa en otra persona.

 

2. ¿Cómo actuar ante una infidelidad?

Estas son algunas de las preguntas más frecuentes que pueden aparecer ante el descubrimiento de que la pareja ha sido o está siendo infiel:

  • ¿Continuo porque sigo enamorado/a o lo dejo por si vuelve a suceder?
  • ¿Si sigo con mi pareja que pensarán de mí?
  • ¿Y si no puedo superarlo?

Qué hacer al respecto es una decisión totalmente personal, se trata de una elección a valorar tratando de dejar al margen la presión social y familiar, para tomar contacto con lo que realmente sientes a pesar de las dudas normales, y el miedo a equivocarte.

Superarlo no será un proceso fácil ni rápido, pero es posible y al final de estas crisis las parejas que pueden trascenderlas salen más fortalecidas. - Tuitéalo          

A veces, para decidirlo puede ser necesario un tiempo de reflexión para que las emociones se calmen y no tomar una decisión desde el enfado y el rencor, además, en esto casos recibir ayuda profesional puede ser de gran ayuda para gestionarlo.

 

3. ¿Cuánto tiempo se tarda en superarlo?

Cada persona y cada pareja son totalmente diferentes por lo que no puede establecerse un plazo determinado.

La recuperación será un proceso que conlleve tiempo y hay variables a considerar que influyen en la evolución:

 

3.1 Duración e intensidad

No es lo mismo que sea un episodio puntual a que se trate de un relación paralela en la que haya sentimientos implicados.

 

3.2 Cuándo sucedió

Que sea al comienzo de la relación cuando está en sus inicios no supone el mismo daño a que suceda cuando la pareja está asentada y el vínculo es más sólido, pudiendo haber hijos, bienes materiales y proyectos de futuro en común.

 

3.3 Tipos

  • Sexual (en algunos casos por adicción al sexo).
  • Emocional.
  • Virtual.

En función de esto, el nivel de afectación será distinto en cada persona.

 

3.4 Recursos personales

Tener una buena autoestima, capacidad para adaptarse y superar la adversidad son aspectos que favorecen un buen pronóstico para que la evolución sea favorable.

 

3.4 Nivel de implicación por ambas partes

Clave fundamental para la recuperación, aunque el tiempo es un factor que contribuye, cuidado, porque regirse por aquello de que el tiempo lo cura todo puede volverse en contra y hacer que el resentimiento se vaya acumulando como si fuera una bola de nieve que acabará destruyendo cualquier posibilidad de superarlo.

Por tanto, si la opción elegida es darse una segunda oportunidad y apostar por la relación, será importante que ambos miembros de la pareja estén alineados con la decisión y dispuestos a hacer lo que sea necesario para recuperarla.

Si el esfuerzo es unilateral, lo más probable es que no se consiga y la separación sea el resultado final.

 

4. ¿Cómo afrontar la infidelidad?

 

4.1 Aceptar los hechos

Esto no quiere decir hacer como si no hubiera pasado, ignorar el dolor y querer olvidarlo ya.

El camino sería aceptar que ha pasado, aunque no guste, al igual que sucede con otros eventos vitales.

Es importante adoptar una actitud activa de afrontamiento ante lo sucedido, lo cual, implica hacer un aprendizaje:

¿Para qué puede servir esta experiencia?

¿Qué se puede aprender de ella?

De esta forma, será más fácil salir del estado de lucha, resistencia y negación ante lo sucedido para no quedarte en el resentimiento.

Aceptar no es olvidar, sino hacer una lectura positiva y aprender a vivir con ello, tomando cada vez más distancia para que quede en un capítulo más del pasado que ya no causa dolor.

 

4.2 Perdonar

Es una elección consciente y liberadora, sobre todo para uno mismo pues permite soltar el dolor y las emociones displacenteras como el rencor, rabia, culpa…etc.

Así evitas que se queden dentro, latentes, pudiendo salir en forma de reproches cuando surjan conflictos por otros motivos, lo cual, impide avanzar porque el pasado se revive y se actualiza cada vez que esto sucede.

Para facilitarlo, puede ser de ayuda imaginar cómo te sentiste cuando fuiste perdonado/a por cometer algún error. La traición puede ser un error y los demás también se equivocan.

 

4.3 Gestionar emociones

Es normal que al principio se viva como en una montaña rusa de emociones muy intensas (rabia, tristeza, miedo, rencor, ira, culpa…) que será necesario expresar, permitirse sentir y canalizar, como por ejemplo, a través de la escritura.

Es fundamental no reprimirlas o ignorarlas para poder recuperar de manera gradual el equilibrio emocional.

Culpa vs Responsabilidad: manejar la culpa será importante para que no se convierte en un arma arrojadiza que salga de forma repetitiva impidiendo así superarlo.

En lugar de autoinculparte por lo que no hiciste o lo que hiciste mal o, por el contrario, victimizarse ante el verdugo, la propuesta es identificar que parte de responsabilidad tuvo cada integrante de la pareja para aprender de ello y hacer cambios que sirvan para evitar que se repita en el futuro.

 

4.4 Manejar el dolor y no caer en el sufrimiento

Es inevitable que la herida duela, lo que se puede evitar es el sufrimiento innecesario, que sería como meter el dedo en dicha herida.

Esto sucede cuando la parte engañada se recrea en pensamientos sobre el evento, una y otra vez, se compara con la tercera persona sintiéndose inferior, o se victimiza continuamente para recordar el daño causado y todo esto va en detrimento de la recuperación, provocando más deterioro.

 

4.5 Duelo por la imagen de la persona

De repente la imagen que se tenía de la pareja desaparece, es una muerte simbólica que conlleva una sensación de pérdida y tristeza por dicha pérdida.

Ahora toca manejar las expectativas que se tenían, tal vez alguna idealización y ajustar dicha imagen a la realidad.

 

4.6 Comunicación sincera

Hablar de lo sucedido sin necesidad de entrar en escabrosos detalles que no llevan a nada, pero si lo suficiente como para que el otro pueda exponer los motivos que le llevaron a ser infiel y esto sirva para cubrir carencias si fuera el caso o trabajar en dichos motivos.

 

4.7 Aprender de los errores

Dialogar sobre los límites permitidos para cada uno sin dar por hecho que serán los mismos para los dos y negociar para llegar a un consenso con el que ambos se sientan cómodos.

 

4.8 Compromiso sincero y activo por parte del infiel

Esto conlleva romper contacto con la tercera persona, si aún lo mantuviera, ser paciente, aceptando la falta de confianza y las dudas iniciales que puedan aparecer en el integrante de la pareja que ha sido engañado y entender que recuperar la confianza será algo que también requiere cierto tiempo.

 

4.9 Volver a pasar tiempo de calidad juntos

Aunque al principio pueda resultar incómodo o raro, esto sería como comenzar la relación desde cero, tratando de conquistar a la otra parte. Para conseguirlo, una opción puede ser retomar actividades gratificantes que se hacían al inicio y posiblemente se dejaron de hacer o incluso explorar nuevas formas de sentirse bien juntos.

Todas estas acciones van encaminadas a recuperar la confianza en la pareja, pues como decía al principio, es uno de los pilares fundamentales que sostienen la relación.

A pesar del daño causado, la infidelidad puede servir para que se refuerce la relación si ambos ponen de su parte. - Tuitéalo          

Si esto no fuera suficiente, sería recomendable acudir a una terapia de pareja para recibir orientación profesional.

Rebeca Quevedo Aja

El Prado Psicólogos

Psicología online y presencial

Solicitar una primera entrevista gratuita en: rosario@elpradopsicologos.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This