Orgullosa por vivir en una zona del mundo en la que se puede expresar la sexualidad, sea cual sea, sin miedo.

Y también me siento especialmente orgullosa de mi amigo Bruno y de su novela: Fábula de un otoño romano

fabula de un otoño romano

Que cuenta precisamente “el desajuste que provocó la irrupción de su homosexualidad en un entorno saturado de referencias”, según lo define la sinopsis del libro.

Creo que es una gran novela por varias razones:

1. Porque elegir es renunciar y no resulta fácil

Bruno había escrito una fábula que inicialmente formaba parte del libro y ha tenido la valentía de eliminar esa parte, haciendo así un gran favor a su novela.

Es de las cosas más difíciles que tiene que hacer cualquier persona que escribe: limpiar, depurar, eliminar.

2. Porque es una novela honesta.

Es verdadera sin necesidad de recrearse ni “dramatizar”.

Tal cual. Con todo el dolor, la sorpresa, la confusión…

Esos sentimientos son transmitidos con cierto sosiego en un gran ejercicio de madurez literaria.

3. Y al mismo tiempo es una novela respetuosa.

Son situaciones que generan esos mismos adjetivos en el entorno cercano y la forma de escribir sobre ello me ha parecido un acto de amor hacia ese entorno.

 

 

Como dijo Marc Giró en la presentación del libro, Bruno, que ha escrito otras dos novelas con el pseudónimo de Cosimo de Monroy:

El dilema de Paola y Bosco dilema

el dilema de paola bosco dilema

Con Fábula de un otoño romano, ha descubierto su voz, lo más difícil para un escritor, por lo que esta excelente novela (o nouvelle porque son solo 84 páginas) tiene algo de inaugural.

Me ha dejado ganas de leer más a Bruno Ruiz Nicoli y su nueva voz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
WordPress Image Lightbox Plugin
Share This