La emoción, como una ola a un surfista, puede sorprenderte en cualquier momento, de forma directa, sin pasos intermedios.

¿Cuál es el peligro?

Perder el control.

La emoción es sumamente necesaria para lograr transmitir un mensaje.

En la comunicación todos los elementos son imprescindibles. La emoción gestionada es un punto clave que puede hacer cambiar el sentido de tu mensaje.

Imagina que este surfista subido a una tabla eres tú. Estás subido a un espacio y tienes la oportunidad de lanzar un mensaje. El objetivo es lograr aquello que te has propuesto.

Y aquí llega, prácticamente sin pedir permiso, una emoción, una ola lo suficientemente grande como para hacerte perder el equilibrio.

Si adoptas una postura física adecuada y pones en marcha un recurso para canalizar esa emoción -esa ola- seguro que sales airoso para continuar y reforzarte.

No solo salvarás la situación, sino que:

  • Contagiarás a tu audiencia de satisfacción y sentimientos positivos.
  • Lograrás influir en sus pensamientos.
  • Y disfrutarás de la ola como un niño. Disfrutarás del acto de comunicar.

Emocionarte, y vivir de forma consciente la tarea de comunicar, es posible. Y no por ello has de ser engullido por las emociones que golpean tus pensamientos.

He tenido la oportunidad de escuchar en el programa El Arte de Presentar  a  Enric Lladó (consultor experto en comunicación, escritor y conferenciante). La entrevista está guiada por Gonzalo Álvarez (formador, escritor y conferenciante). Ambos, grandes profesionales de la comunicación, hablan de forma distendida y práctica de:

  • Cómo producir un cambio en nuestros oyentes a partir de nuestra presencia.
  • Cómo poder controlar una emoción de forma indirecta.

Es un error creer que un sentimiento, como la emoción, pueda ser controlada de forma directa. Es el sentimiento más mecánico que tenemos.

Gonzalo Álvarez y Enric Lladó nos muestran de forma clara cómo funciona la interconexión y flujo de las 4 dimensiones en el proceso de comunicación:

  • Corporal.
  • Mental.
  • Emocional.
  • Espiritual.

Presencia, mente, emoción y espíritu. ¿Cómo se relacionan para generar un cambio?

¿Qué es exactamente presencia?

¿Cómo determina la presencia la influencia que podemos ejercer?

¿Cómo lograr tener una presencia poderosa propia sin seguir el modelo de nadie exitoso?

¿Cómo el silencio juega un papel determinante en la comunicación?

Son muchas las incógnitas que nos desvelan en el podcast: Cómo comunicar y transmitir carisma, presencia e influencia.

Tal como dicen, la transformación es un largo viaje y se empieza con el primer paso que estés dispuesto a dar.

¿Qué te parece dar un paso de gigante en tu comunicación con la aportación de esta entrevista?

Por favor, hacer clic AQUÍ para escuchar todo lo que te van a contar.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Share This