Muy buenas,

¿Cuántas veces en el momento de transmitir un mensaje, que no te hacía sentir lo suficientemente cómodo, te has visto pequeño, o te has bloqueado, o no encontrabas el momento adecuado?

He recurrido a dos ingredientes para enviarte el mensaje de hoy: humor y doble sentido

Diariamente comunicas por deseo, a veces porque sencillamente es necesario y en otras ocasiones, por obligación. Lo haces en diferentes entornos: laboral, familiar, amistoso, con tu pareja…y pueden crearte reparo, tensión.

Te invito a ver el siguiente vídeo, donde pretendo, con dosis de humor y doble sentido, mostrarte cómo lograr conectar con los demás y sentirte realmente bien. ¿Lo vemos?

Son varias las claves que aquí te dejo. Hagamos un resumen con los puntos más importantes:

  • Adopta una postura grande, no solo en corporalidad, sino en pensamiento. No sitúes en las alturas a tu interlocutor. Y tú, no te posiciones tan bajito…Establece una postura equilibrada con quien tengas que comunicarte. Vídeo recomendado: “El lenguaje corporal moldea el miedo” de Amy Cuddy.
  • Te vas a encontrar mejor, o peor, en función de las historias que tú te cuentes.
  • El miedo nos muestra las cosas peor de lo que son. No dejes que sabotee tu mensaje.
  • Habla de aquello que interese a tu interlocutor. No ocupes demasiado tiempo con tecnicismos o datos que puedan llegar a saturar. Esto genera confusión y provoca desconexión. Recuerda, si no tienes en cuenta los gustos del otro, no estarás siendo un buen amante.
  • Busca un terreno en el que ambos disfrutéis. No solo eso, encuentra el espacio idóneo para que se produzca ese intercambio. Solo así se consigue lo que tanto estás esperando: conectar.
  • Trata el tema con cariño. ¿Qué implica esta acción? Es sencillo, amarlo y tratarlo sin prisas, con el fin de encontrar el momento adecuado para comunicar aquello que tan nervioso o tenso te ha hecho sentir.

¡Porque hay que darlo todo!

Prueba a trasladar estas pautas a esa charla, a esa conferencia, a esa conversación que te espera.

Además, añade una dosis de humor. Te ayudará de forma eficaz a conectar.

Después de todo esto… ¿Eres un buen amante? ¿Eres un buen comunicador?

Un abrazo.

Natalia

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Share This