Muy buenas,

¿Cuántas veces en el momento de transmitir un mensaje, que no te hacía sentir lo suficientemente cómodo, te has visto pequeño, o te has bloqueado, o no encontrabas el momento adecuado?

He recurrido a dos ingredientes para enviarte el mensaje de hoy: humor y doble sentido

Diariamente comunicas por deseo, a veces porque sencillamente es necesario y en otras ocasiones, por obligación. Lo haces en diferentes entornos: laboral, familiar, amistoso, con tu pareja…y pueden crearte reparo, tensión.

Te invito a ver el siguiente vídeo, donde pretendo, con dosis de humor y doble sentido, mostrarte cómo lograr conectar con los demás y sentirte realmente bien. ¿Lo vemos?

Son varias las claves que aquí te dejo. Hagamos un resumen con los puntos más importantes:

  • Adopta una postura grande, no solo en corporalidad, sino en pensamiento. No sitúes en las alturas a tu interlocutor. Y tú, no te posiciones tan bajito…Establece una postura equilibrada con quien tengas que comunicarte. Vídeo recomendado: «El lenguaje corporal moldea el miedo» de Amy Cuddy.
  • Te vas a encontrar mejor, o peor, en función de las historias que tú te cuentes.
  • El miedo nos muestra las cosas peor de lo que son. No dejes que sabotee tu mensaje.
  • Habla de aquello que interese a tu interlocutor. No ocupes demasiado tiempo con tecnicismos o datos que puedan llegar a saturar. Esto genera confusión y provoca desconexión. Recuerda, si no tienes en cuenta los gustos del otro, no estarás siendo un buen amante.
  • Busca un terreno en el que ambos disfrutéis. No solo eso, encuentra el espacio idóneo para que se produzca ese intercambio. Solo así se consigue lo que tanto estás esperando: conectar.
  • Trata el tema con cariño. ¿Qué implica esta acción? Es sencillo, amarlo y tratarlo sin prisas, con el fin de encontrar el momento adecuado para comunicar aquello que tan nervioso o tenso te ha hecho sentir.

¡Porque hay que darlo todo!

Prueba a trasladar estas pautas a esa charla, a esa conferencia, a esa conversación que te espera.

Además, añade una dosis de humor. Te ayudará de forma eficaz a conectar.

Después de todo esto… ¿Eres un buen amante? ¿Eres un buen comunicador?

Un abrazo.

Natalia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This