Autoedición autopublicación autores indiesNo es la primera vez que alguien me hace esta pregunta:

¿Porque has optado por la autopublicación, sobre todo tú que ya has publicado en editoriales?

En este caso me la ha planteado Virgina Gil de Mamá Espiritual Creativa, una vez leído El código del garbanzo, que es mi último libro autopublicado junto con el de Cre-actividad cotidiana.

Hay un estudio de Dosdoce sobre el tema de los Autores independientes que, para los que estéis interesados, explica el tema con mucha claridad.

Pero en mi caso, la respuesta es más sencilla de lo que parece:

Elijo autopublicar algunos de mis libros porque quiero vivir de mi oficio, igual que lo hace cualquier profesional - Tuitéalo          

La edición tradicional tiene tres ventajas fundamentales:

1. El prestigio

Supone el reconocimiento oficial de que la obra de un autor es “publicable”, es decir: tiene una calidad suficiente como para ser editado.

Pero cada vez es más difícil reconocer cuándo un libro es autopublicado o cuando hay una editorial detrás, ya que los autores independientes están cuidando muchísimo la calidad de sus obras y utilizando los servicios de corrección y maquetación que numerosas empresas les ofrecen.

2. La distribución en papel

De momento, la única forma de que un libro en papel llegue a la mayoría de las tiendas y grandes almacenes es a través de una editorial tradicional, ya que es difícil que las distribuidoras trabajen con autores indies, aunque no me extrañaría que en breve haya distribuidoras especializadas en distribuir las obras que se estén vendiendo bien online.

Pero la vida de los libros en este canal es muy corta: si no se vende mucho (lo que sucede con la mayoría de libros), en dos meses c’est fini, las librerías los devuelven y a por el siguiente. En España en 2013 se publicaron unas 50.000 novedades, lo que significan casi 140 al día, y esas cifras nos dan pie a analizar lo siguiente:

3. El marketing

Las editoriales disponen de los medios necesarios para hacer buenas campaña de algunos de sus libros.

Pero resulta imposible hacerlo para un número tan elevado de novedades, por lo que apuestan, en general, por los escritores muy consolidados o los muy mediáticos (libros escritos por periodistas o famosos), de hecho, durante la mayor parte de la crisis, las editoriales se han cerrado casi completamente a publicar perfiles diferentes a estos.

Para que un libro tenga difusión y sea leído, el escritor ha de hacer la campaña de marketing por sí mismo - Tuitéalo          

Y eso nos lleva a hablar de difusión y de ventas.

¿Vende más un libro publicado con una editorial tradicional o un libro autopublicado?

La media de ventas de un libro en España es de 1.400 unidades (ojo, esta media está un poco distorsionada porque incluye a los superventas, tipo Harry Potter, que venden millones), por lo que vender esa cifra está realmente bien.

En mi caso, tengo 4 libros publicados en editorial tradicional y 5 autopublicados. Veamos los datos del libro más vendido en cada uno de los casos:

ventas de librosSi analizamos las cifras, vemos que con dos años menos de vida, el de Hablar en público con éxito (autopublicado) me ha producido, frente a Buen padre mejor jefe (Empresa Activa – Urano), los mismos beneficios a un precio casi cinco veces menor para el lector.

Y la diferencia más importante es que de Buen padre, mejor jefe el año pasado se vendieron 149 unidades y de Hablar en público con éxito vendo 5 diarios y creciendo, lo que significan casi 2.000 unidades al año.

Al final, lo que yo noto en mi bolsillo es que los libros autoeditados me producen algo más de 300 euros al mes (y creciendo), y los editados de forma tradicional ciento y pico (y bajando).

Como conclusión, yo no descartaría ninguno de los caminos, de hecho tengo una excelente relación con Empresa Activa y el libro Cre-actividad cotidiana lo he escrito con Sergio Bulat, mi editor, pero las cifras son las cifras.

Para mí, en este momento, y de hecho se lo he propuesto muchas veces a mi editorial, lo ideal sería que ellos hicieran la distribución en papel (en la que el escritor se lleva el 10%) y yo hiciera la distribución del eBook (en la que el escritor se lleva el 70%); estaría encantada de darle una parte de esos ingresos. Creo que ganarían tanto las editoriales, como los escritores, como los lectores.

Yo actualmente para los libros autopublicados he elegido Bubok para el papel y Amazon para el formato electrónico; el alcance de los libros en papel autopublicados es todavía limitado, pero estoy segura de que en breve esto cambiará, de hecho Bubok empieza a cerrar acuerdos con editoriales pequeñas para cubrir ese nicho: distribuir en papel los libros de escritores indies  (como se suele llamar a los autores independientes) que se venden bien online.

Como todos los sectores, el editorial está en pleno proceso de cambio y será apasionante ver los movimientos que se producen en los próximos años.

Share This