Medical design

En estos días, en los que la sanidad publica ha estado muy presente en los medios de comunicación con todo lo que se ha hablado del ébola, de la rueda de prensa de la ministra de sanidad, etc. yo he vivido, a nivel personal, cómo una buena amiga daba vueltas como una peonza por el excelente sistema de salud que tenemos sin saber a qué atenerse.

También he vivido otros problemas de salud de personas cercanas, tratadas en hospitales privados y comparándolos creo que una de las mayores diferencias que hay entre ambas es la comunicación.

 

Creo que en ambos casos los profesionales de la salud son excelentes pero:

La clave para que el paciente se sienta mejor es que tenga un interlocutor que le guíe y acompañe en todo el proceso. - Tuitéalo          

Está demostrado que el trato personal que recibe el paciente influye en su salud. Leí hace tiempo (aunque no lo he encontrado para incluir el link) que en un laboratorio en el que estaban haciendo una prueba con ratones, los que traía una determinada persona eran más listos que los demás, al parecer tenía que ver con que esa persona los acariciaba cuando los trasladaba de su jaula a la zona de pruebas. Para mantener la objetividad de los datos tuvieron que establecer un protocolo de cómo tratar al ratón. Así mismo, leí que en unas pruebas sobre un medicamento, resultó que los mejores resultados se obtuvieron, no de las personas que habían tomado el medicamento en vez del placebo, sino en los enfermos de la planta 3ª; cuando investigaron por qué podía ser, resultó que la enfermera de esa planta era una persona muy cariñosa que hablaba, sonreía y tocaba la mano de los pacientes cuando les hablaba.

Por tanto, parece lógico pensar que:

Nos curaríamos antes y costaríamos menos a la seguridad social si mejorara la comunicación con el paciente. - Tuitéalo          

En el caso particular que he mencionado antes, creo que si la persona en cuestión hubiera tenido un interlocutor al que plantearle las dudas sobre su evolución nos habríamos ahorrado al menos dos visitas a urgencias, y digo «nos habríamos ahorrado» porque lo pagamos todos nosotros, pero parece que los que deberían estar dedicados a ocuparse de este tipo de cosas (sean del color que sean) se dedican más bien a robarnos, aunque ese es otro tema.

Existen iniciativas que piensan en la comunicación con el paciente y en cómo se puede llegar a sentir mejor acompañado en su enfermedad. Un ejemplo de ello es la revista Rose, para mujeres que están pasando o han pasado por un cáncer: les ayuda a entender lo que está sucediendo, qué esperar, cómo actuar en qué circunstancias, en definitiva a vivir el proceso con el mayor bienestar posible. Se distribuye gratuitamente en los hospitales públicos gracias a sus anunciantes y a 1€ en los privados.

Pero ¿quién es la persona (en la sanidad pública) que le dice al paciente que existen esa y muchas otras iniciativas de ese tipo? Si cada paciente tuviera un tutor o acompañante online, durante su tratamiento, que fuera siempre el mismo, éste podría ayudar al paciente a entender las medicinas que le han suministrado, los siguientes pasos, qué puede comer, si debe o no hacer ejercicio, a dónde acudir en caso de recaída, etc., muchas dudas que al paciente no  se le ocurren en el momento de la consulta. Algunos pensaréis que para eso está el médico de familia, pero en la práctica no funciona, ya que no se le puede llamar o mandar un correo electrónico con preguntas ni nada por el estilo.

En pocas palabras: acompañar al paciente a través de su viaje por la seguridad social, un viaje en el que la persona se siente vulnerable, perdida, indefensa y con mucha necesidad de cariño.

No hacen falta más recursos, ni externalizar la gestión, solo hace falta reorganizarlos y poner en marcha planes de comunicación y acompañamiento utilizando las nuevas tecnologías.

Y como prueba de ello volvemos al caso ébola: en cuanto pusieron un comité de comunicación adecuado, los ciudadanos hemos estado mejor informados y mucho más tranquilos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This