Signo de Interrogacion«A veces estamos atrapados en lo que no sabemos. Y como no podemos saber aquello que desconocemos, debemos pedir a otros que nos informen.»

 Sheril Sandberg –Vayamos adelanteEditorial Conecta  

Esta frase me ha llamado la atención porque complementa un ejemplo que suelo poner en los cursos de comunicación que imparto:

Cuando dos personas discuten sobre un tema, lo que suele suceder es que cada uno defiende una postura diferente.

Uno ve el tema con forma de círculo y otro con forma de rectángulo. Podrían discutir horas sobre ello, seguro que todos habéis sido testigos de estas discusiones estériles…

Cada uno asegura que la suya es la verdad, cuando en realidad lo que está sucediendo es lo siguiente: 

discusiones y puntos de vista

Como dice Mario Alonso Puig:

“La realidad es infinita y los seres humanos solo tenemos acceso a un punto de vista, aunque la mente nos genera la alucinación de que podemos ver la realidad en su totalidad.”

Si las personas fueran TOTALMENTE conscientes de esto, entenderían que la opinión del otro no combate la suyo sino que la enriquece, se dejarían influir mutuamente y escogerían un camino alternativo que suele superar (como la dialéctica) a los dos planteamientos iniciales.

Yo les comentar a menudo a mis alumnos que:

Cuanto más abiertos estemos a otros puntos de vista, más completa será nuestra percepción de la realidad.

A continuación voy a combinar algunas cosas que he leído en uno de los capítulos del libro de Sheril Sandberg con mi propia experiencia y opinión:

Ser consciente de un problema es el primer paso para corregirlo, pero muchas veces desconocemos los problemas.

¿Por qué? 

La comunicación no suele ser abierta y sincera. Nos da miedo dar nuestra opinión porque creemos que podemos quedar mal, hacer daño a los demás, generar un conflicto o que piensen que somos muy críticos. Esto sucede tanto en el entorno laboral como en el personal.

¿Qué podemos hacer?

Generar un ambiente de comunicación auténtica.

¿Cómo? 

Tratando de:

  • Reaccionar positivamente cuando alguien nos hace un comentario.
  • Reconociendo públicamente nuestros errores, ya que eso hace que los demás sientan que uno es capaz de «recibir» verdades.
  • Solicitar su opinión a las personas con las que interactuamos.
  • Considerar la opinión de los demás como un regalo que nos permite ver la otra cara de la luna.
  • No discutir lo que nos dicen, sino agradecerlo.
  • Dejar que pase un poco de tiempo para poder madurar lo que nos han dicho con calma, sin estar bajo la influencia del shock que suele producirnos saber lo que de verdad piensan los demás de nosotros o de nuestras acciones.
  • Modificar nuestra conducta en función de aquello con lo que estemos de acuerdo.
  • Informar a la persona de los cambios que hemos decidido aplicar para que se dé cuenta de que su opinión ha tenido un efecto.

Así mismo, cuando somos nosotros los que damos nuestra opinión conviene:

  • Utilizar el sentido del humor para suavizar lo que tengamos que decir, pero sin que eso le quite claridad.
  • Decirlo en forma positiva. En vez de «esto está mal» decir «esto podría mejorar si…»
  • Cuidar el momento y las formas. Tienes más información en el artículo: «Cómo corregir sin herir»

Si conseguimos generar un ambiente de diálogo honesto las personas se sentirán más cómodas dando su opinión y estarán más abiertas a escuchar la de los demás, lo que provoca que las decisiones que se tomen sean mejores, se produzcan menos errores y disminuyan los conflictos.

Por eso preguntas del tipo «¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo cambiar para hacer mejor las cosas? ¿Hay algo que te molesta de mi forma de actuar?, etc.» son un gran recurso para establecer una verdadera comunicación.

Recuerda: los demás ven cosas que tú no puedes detectar. ¡Aprovéchalo! Eso puede suponer la diferencia.

_______________

Y siguiendo mi propio consejo 🙂 aprovecho este post para comentaros que estoy cambiando el blog porque creo que se ha quedado obsoleto en su estructura y su diseño por lo que me vendría genial tener vuestro feedback.

Cualquier idea sobre su estética, cómo organizar la información, la frase que mejor definiría mi actividad o sobre los temas que más os interesan es bienvenida.

Podéis dejar un comentario o enviármelo a: comunicacion@nataliagomezdelpozuelo.com, lo que más cómodo os resulte.

¡Muchas gracias de antemano!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This