Asistí al congreso “El ser creativo” y me di cuenta de que. por deformación profesional, además de fijarme en el fondo de cada conferencia, observo con atención la forma y las emociones que provoca. Las personas que participaron (excelentes ponentes todos) usaron algunos trucos que quiero compartir con vosotros:

  • Eduard Punset habló lleno de ilusión y optimismo contagiosos. Esto ya lo había comentado en algún artículo: las emociones del ponente se contagian al auditorio, por ello es imprescindible divertirse y sonreír cuando se habla en público.
  • Juan Pérez Mercader utilizó su cuerpo como mapa temporal. Abrió los brazos y explicó que el Big Bang estaba en la punta de su mano izquierda, la creación de la galaxia en su axila izquierda, la creación de la tierra en la axila derecha y la primera forma de vida en medio del brazo derecho ¿y los hombres? ¿Cuándo aparecieron en la tierra? Cogió una moneda de un euro, raspó un poquito su uña derecha y dijo: me acabo de cargar al ser humano. Además de gracioso, resultó muy claro y original: captaba muy bien la atención del público.
  • Juan Luis Arsuaga proyectó sus diapositivas en nuestra mente. Nos iba describiendo de forma evocadora la “fotografía” que debíamos imaginarnos. En mi mente generó una de las imágenes más poderosas que se me quedaron grabadas del evento: al ser humano viajando en un tren en sentido contrario a la marcha e intentando explicar el futuro a través de lo que ve del pasado. Fue evocador y entretenido. Me pareció una herramienta muy interesante.
  • Bernardo Hernández diseñó diapositivas minimalistas, como me gustan a mí. Un concepto a través de una sola palabra y una imagen.
  • Randi Zuckerberg apeló a la parte emocional de la audiencia mostrando la foto de uno de los dos nuevos proyectos que tiene entre manos, la de su hijo recién nacido.
  • Y Mario Alonso Puig además de un saludo potente y positivo que nos acercó a todos, se dedicó a “incluir” con una pertinencia abrumadora: nos subió al tren de Arsuaga y nos habló del trocito de uña de Mercader, y siguió incluyendo al resto de los ponentes, demostrando así que había realizado una escucha de verdad activa (que a mi gusto le da el grado de maestro) y mostró una pasión por el tema que nos arrastró a todos a sentir sus palabras en lo más profundo; con razón se llevó una ovación larga y emocionada que le llegó al corazón y que hizo que (casi) se le saltaran las lágrimas.

¡Qué gusto seguir aprendiendo cada día de la mano de estos expertos ponentes! 

__________________

Más recursos para hablar en público y artículos relacionados AQUÍ
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

Share This