Gracias a los altos, a los bajos,

a los guapos, a los que son diferentes,caramelos

a los de acá y a los de allá,

a los que trabajan un montón

y a los que no hacen nada, o casi nada,

a los que siempre opinan

y a los que no dicen ni mú.

A los enganchados y a los desparejados,

a todos muchas gracias.

¿Lo has pillado? Sí, estaba imitando un anuncio de Cocacola, porque lo de la publicidad se les da bastante bien. ¿Por qué no imitar a los buenos en su terreno? No iba a imitar al detergente que mejor quita las manchas ¿verdad?

Muchas gracias de nuevo (ahora imitaría a Bisbal y me daría palmaditas en el pecho).

Y si te gustan los artículos, recuerda que te puedes suscribir (suelo mandar uno a la semana), tienes un botón arriba a la derecha.

¡Hasta la próxima!

_____________________

«Las gordas y las muertas se parecen, me dije…» Así empieza mi novela Dos de tres. Leer más.

Artículos relacionados:
Por qué unos artículos tienen más lectores que otros
Ahora sé por qué son adictivas las redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This