Sapiens: sus relatos arrasaron con el resto de homínidos

Hace poco he terminado de leer un excelente libro que no puedo dejar de recomendarte:

sapiens libro

Una fascinante historia de la historia; hasta mi hija de 17 años, que no suele leer mucho, se engachó desde el primer momento.

El libro comienza así:

“Hace unos 13.500 millones de años, materia, energía, tiempo y espacio tuvieron su origen en lo que se conoce como el big bang. El relato de estas características fundamentales de nuestro universo se llama física.

Unos 300.000 años después de su aparición, materia y energía empezaron a conglutinarse en estructuras complejas, llamadas átomos, que después se combinaron en moléculas. El relato de los átomos, las moléculas y sus interacciones se llama química.

Hace unos 3.800 millones de años, en un planeta llamado Tierra, determinadas moléculas se combinaron para formar estructuras particularmente grandes e intrincadas llamadas organismos. El relato de los organismos se llama biología.

Hace unos 70.000 años, organismos pertenecientes a la especie Homo sapiens empezaron a formar estructuras todavía más complejas llamadas culturas. El desarrollo subsiguiente de estas culturas humanas se llama historia.

Tres revoluciones importantes conformaron el curso de la historia: la revolución cognitiva marcó el inicio de la historia hace unos 70.000 años. La revolución agrícola la aceleró hace unos 12.000 años. La revolución científica, que se puso en marcha hace solo 500 años, bien pudiera poner fin a la historia e iniciar algo completamente diferente.

Este libro cuenta el relato de cómo estas tres revoluciones afectaron a los humanos.”

Quiero agradecer esta lectura a Arancha Ruiz, que lo recomendó en una conferencia. He pasado unas horas apasionantes, comprendiendo con más claridad la historia y, sobre todo, el futuro del ser humano.

Otra pequeña muestra:

Hasta donde sabemos, solo los sapiens pueden hablar acerca de tipos enteros de entidades que nunca han visto, ni tocado ni olido. Leyendas, mitos, dioses y religiones aparecieron por primera vez con la revolución cognitiva. Muchos animales y especies humanas podían decir previamente «¡Cuidado! ¡Un león!». Gracias a la revolución cognitiva, Homo sapiens adquirió la capacidad de decir: «El león es el espíritu guardián de nuestra tribu». Esta capacidad de hablar sobre ficciones es la característica más singular del lenguaje de los sapiens.

(…)

La ficción nos ha permitido no solo imaginar cosas, sino hacerlo colectivamente. Podemos urdir mitos comunes tales como la historia bíblica de la creación, los mitos del tiempo del sueño de los aborígenes australianos, y los mitos nacionalistas de los estados modernos. Dichos mitos confirieron a los sapiens la capacidad sin precedentes de cooperar flexiblemente en gran número.

(…)

El dinero es el más universal y más eficiente sistema (relato) de confianza mutua.”

Esos mismos relatos que nos han permitido colocarnos en lo alto de la pirámide alimenticia (sin valorar si eso es positivo o no), son también los que nos dividen, ya que cada ser humano cree que el suyo es el único válido.

Elegir en qué creer es libertad; imponérselo a otros es el origen de la esclavitud - Tuitéalo          

El relato del “otro” nos agrede porque cuestiona nuestras creencias y nos confronta con la realidad: son solo eso, relatos que hemos elegido creer porque la propia capacidad de inventarlos nos sitúa frente al abismo de la elección o la nada.

Este libro es, en realidad, un gran detector de prejuicios. Mi garbancito también pretendía ser uno, aunque pequeño; tal vez por eso me ha gustado tanto Sapiens.

Si durante la lectura de el libro (si te animas a leerlo) detectas que algo de lo que cuenta te “escuece”, obsérvalo bien porque es posible que se trate de un apego grande a una determinada forma de “contarte” la existencia, que en realidad no es muy diferente de la historia que cuenta “tu vecino”, y tal vez eso sea, precisamente, lo que os tiene peleando.

Si lo lees o lo has leído, te invito a que vuelvas aquí a contarnos lo que has descubierto de la humanidad y de ti mismo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: