Cómo superar una infidelidad en 9 pasos (si de verdad quieres hacerlo)

como perdonar una infidelidadPerdonar o no perdonar una infidelidad es una interesante cuestión que  dependerá de factores importantes como la duración de la relación, el tipo de infidelidad, el engaño, los compromisos familiares, aunque. por encima de todo, depende de la voluntad de ambos.

Si se toma la decisión de seguir juntos, conviene tomar determinadas actitudes que faciliten que la herida sane, aunque no es fácil

El post que escribí hace un tiempo: Que te pongan los cuernos no es tan malo tiene muchas visitas y una de ellas me escribió el siguiente mensaje:

Hola Natalia, me llamo M. tengo 17 años y llevo 1 año y nueve meses de relación con mi pareja. Recientemente él se ha armado de valor y me ha contado que me fue infiel cuando llevábamos 5 meses. Después de mucho llorar y mucho pensármelo todo, he decidido seguir adelante y aceptar los hechos, el resto del tiempo hemos estado maravillosamente bien y es un gran apoyo para mí. El caso es que a la que tengo tiempo para pensar o estoy sola, el tema me empieza a dar vueltas a la cabeza y no consigo sacármelo ni olvidarlo. No quiero seguir así porque no lo estoy pasando bien. Si me pudieras dar algún consejo sobre cómo olvidarlo, o cómo sobrellevar esto me sería de mucha ayuda, Gracias Adelantadas!

Las peticiones de ayuda me llegan muy dentro porque detrás hay alguien pasándolo francamente mal y sin saber bien qué hacer ni a quién acudir.

Lo primero que quiero comentar es que no soy especialista en este tema por lo que voy a dar mi opinión personal basada en los años que llevo ayudando a las personas a perder el miedo con el método AME Comunicar y en diversas lecturas que he realizado, porque es un tema que me apasiona, tanto desde el punto de vista biológico, como sociológico y filosófico.

Veamos pues qué actitudes pueden ayudar a superar una infidelidad:

1. Es posible perdonar, muchos lo han hecho

Es fundamental que seas consciente de que se puede hacer y de que, por más que vengan momentos difíciles, hay luz al final del túnel y solo necesitas seguir dando pasos.

La Universidad de Missouri realizó un estudio con 587 personas que habían sido engañadas por sus parejas y, tras un periodo de seis meses los datos señalaron que, cuando se logra olvidar lo sucedido y comenzar de nuevo, las probabilidades de que la relación se fortalezca aumentan.

Al parecer, hombres y mujeres no están dispuestos a perdonar y olvidar las mismas cosas. Las universidades de Nuevo México, Texas y Florida, analizaron a 256 personas y descubrieron que “a los hombres les resulta más sencillo olvidar y perdonar una infidelidad si se trata de un engaño emocional y no de una traición meramente sexual. Al contrario, a las mujeres les resulta mucho más difícil olvidar una traición si han estado implicadas las emociones, que si se ha tratado solamente de una aventura sexual. Comenta Rosario Linares de El prado psicólogos.

2. Nadie es perfecto, te podría haber pasado a ti

Todos nos equivocamos. Unos y otros metemos la pata, decimos cosas que duelen, tenemos actitudes que no ayudan a la armonía, protestamos, nos quejamos, todo ello incide en la relación, por tanto es necesario comprender que:

3. Una relación es cosa de dos, superar una infidelidad también

Las parejas pasan por picos y valles, por momentos pasionales, aburridos, tiernos, de apoyo de compañerismo, de ira… y la suma de esos momentos construye la relación. Si el balance es positivo y a los dos les merece la pena, ¿por qué no intentar superar los momentos complicados?

Para superar las situaciones difíciles es muy importante que ambas partes se propongan continuar amándose y disfrutando de la mutua compañía.

También conviene establecer las bases (en lo que a la fidelidad se refiere) para la relación a partir de ese momento. La fidelidad (y cómo se lleva) es una cuestión de pareja, de lo que decidan ambos al respecto, hay muchas personas (como los poliamorosos) que optan por una relación abierta, para mí lo importante es el acuerdo y la honestidad, pero no siempre logramos llevar a cabo aquello que nos proponemos…

4. ¿Has sido infiel? Tienes mucho que aportar para superarlo

Tu actitud con respecto a la infidelidad es crucial para que podáis superarla:

  • Sé franco/a y no mientas, pero no des detalles
  • Si crees que te has equivocado o hubieras preferido que no sucediera, pide perdón de forma sincera
  • Evita todo contacto con la persona con la que has sido infiel
  • Si para ello es necesario cambiar de hábitos, sería bueno hacerlo. Si sigues coincidiendo con la persona, te resultará más difícil y provocarás la desconfianza de tu pareja
  • Si te comprometes con una determinada forma de relación, cúmplelo. Si no puedes hacerlo, es mejor hablarlo para cambiar el compromiso o dejarlo

5. ¿Tu pareja ha sido infiel? Tú también puedes poner mucho de tu parte

Tu forma de reaccionar y de comportarte tiene mucha influencia en la resolución del conflicto:

  • Habla con tu pareja y explica cómo te sientes, pero no le hagas preguntas sobre la “otra persona”, eso solo te provocará más dolor
  • Trata de no faltar al respeto a la persona, aunque sientas ira o tristeza. Te puede ayudar mucho el hacer dos o tres respiraciones abdominales cuando notes que te estás poniendo nervioso/a
  • No intentes castigar o vengarte de tu pareja
  • Ten paciencia y trata de canalizar las emociones
  • Intenta olvidar. Se trata de hacer un esfuerzo activo, no pasivo, dejando que los pensamientos obsesivos se vayan e intentando tomar distancia
  • Es posible que hayas perdido la confianza en la otra persona pero piensa que:

La confianza es una cuestión de decisión - Tuitéalo          

  • Toma la decisión consciente de que los celos están provocados por el apego y el deseo de posesión de la otra persona
  • Hay veces que se produce una pérdida de autoconfiaza, ya que la autoestima está dañada, pero piensa que la infidelidad no tiene que ver con cómo eres sino con la relación en sí

6. Convierte el sufrimiento en tristeza

El sufrimiento es un gran maestro si lo observamos sin intentar escapar de él - Tuitéalo          

Si no tratas de evitarlo se suaviza y se convierte en tristeza, que resulta mucho menos dañina y que nos abre la posibilidad de sanar la herida y aprender.

El sufrimiento trae angustia y estrés, lo que produce reacciones biológicas y químicas nocivas para el organismo y provoca dolores de cabeza, insomnio, depresión, falta de energía, etc.

En cambio la tristeza provoca las lágrimas. ¡No se te ocurra detenerlas! Se ha demostrado en recientes estudios que llorar ayuda a sentirse mejor porque con las lágrimas se expulsan las hormonas responsables del estrés y del dolor.

Pero no solo es un tema físico, la tristeza es una gran maestra, nos ayuda a madurar, a profundizar en las cosas, a conocernos, a comprendernos, nos ayuda a crecer como personas, a sentir empatía, a escuchar y escucharnos y a ver la realidad en toda su plenitud, pero en vez de recibirla con los brazos abiertos, tratamos de evitarla por todos los medios, entre ellos escondiéndola.

Y para convertir el sufrimiento en tristeza intenta no regodearte en los pensamientos sobre “la cosa”. Cuando aparezcan, haz dos o tres respiraciones abdominales y deja que el pensamiento se vaya, no te enganches en los detalles.

7. Si lográis superarlo, no se trata de un punto y aparte sino de una nueva relación

Cuando se produce una crisis fuerte de pareja y se decide perseverar conviene entender que no se puede regresar al punto de partida, ya no existe, se trata mas bien de crear una nueva relación honesta que contribuya a la felicidad de ambos. Para ello viene bien:

  • Intentar fortalecer la pareja buscando momentos de compañía y disfrute mutuos
  • Dedicar atención y tiempo a desenredar la maraña del conflicto

Hay un precioso cuento llamado La mujer esqueleto en el libro de Clarisa Pinkola: Mujeres que corren con los lobos que explica bien como desenredar la maraña de “la muerte”, que forma parte de la vida de pareja. Cada crisis es una “muerte”. “Emerge a la superficie tanto si uno quiere como si no, pues sin ella no puede haber ningún auténtico conocimiento de la vida y, sin este conocimiento, no puede haber lealtad ni verdadero amor o afecto. El amor cuesta caro. Cuesta el precio de la valentía.” Esa “muerte” da lugar a una nueva vida. “Amar significa quedarse cuando todas las células gritan “¡Echa a correr!”

No se puede regresar al punto de partida, no lo busques

8. Daros el tiempo que necesitéis

A veces tomamos una decisión (quedarnos, perdonar, volver, irse…) y creemos que esa decisión es el punto de llegada cuando en realidad se trata del punto de partida de un nuevo camino. Durante un tiempo habrá cuestionamientos, dudas, desconfianza, y uno necesita estar dispuesto a ello, a afrontar esas situaciones hasta que las heridas sanen y la confianza se restablezca.

Recuerda siempre que:

9. Eres libre tanto para irte como para permanecer a su lado.

Si decides quedarte, intenta hacerlo con alegría (a pesar del dolor y la tristeza). Mi experiencia desenredando madejas es muy positiva y confirma lo que decíamos en el primer punto: hay luz al final del túnel y solo necesitas seguir dando pasos.

Como dice el  I Ching: La perseverancia trae ventura

Notebook Natalia

2 Comentarios

  1. RIGO
    17 Septiembre 2017

    Saludos gracias por lo que he leido, por sus comentarios me han servido para entender algunos puntos que no entendia y me ha echo tratar de manejarlos mejor y tratar de tener el valor para tomar la iniciativa y platicarlo con mi pareja felicidades y nuevamente mil gracias.

    Responder
  2. Aguirre Perez Maria Guadalupe
    28 Septiembre 2017

    Hola me gustaria poder contactarla.Gracias

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: