Necesitamos un pacto educativo ¡Ya! Por nuestros niños…

Education School Boy Thinking on White¡Estoy cabreada! Sí, podría decirlo de forma más suave, pero no quiero.

¿Para cuándo un pacto educativo nacional? Es lo que de verdad necesita este país; es tan evidente que asusta que no lo hagan, asusta que en vez de afrontarlo con valentía, los políticos, asistidos por el altavoz de los medios de comunicación, se dediquen a pelear como verduleras (con perdón del gremio) del siglo pasado.

Que si más español o más catalán

¿Acaso alguien no ha comprendido todavía que lo importante en este siglo es cuánto inglés y cuánto mandarín estudian los niños? ¿Por qué les dejamos que nos distraigan con esos cuentos no chinos?

Que si unas horas más de lengua y de matemáticas

Pero ¿quién no se da cuenta de que necesitamos que los chavales entiendan el alcance de la tecnología? Se supone que son nativos digitales y es cierto que pueden manejar con facilidad cualquier aparatito sin leer las instrucciones. También saben utilizar Facebook o Tuenti, pero poco más. La tecnología y su utilización suponen mucho más que eso, suponen un nuevo enfoque con respecto a los desafíos que la humanidad tiene por delante. Supone encarar los problemas de guerras, hambre, desigualdad, medio ambiente y demás, de una forma completamente diferente.

Que si más competitividad…

¿Quién no se ha enterado de que la tecnología de la que hablábamos en el punto anterior es cada vez más colaborativa? Y la investigación y el desarrollo y el arte…

Entonces ¿por qué no les enseñamos a trabajar en equipo en vez de a competir?

Que si más exámenes…

¿No nos damos cuenta de que el control externo es de la era industrial? Vamos hacia un mundo en el que la forma de trabajo será autónoma, freelance… ¿No sería mejor enseñarles el autocontrol y el esfuerzo por voluntad propia y a desarrollar al máximo sus habilidades en vez de ponerles pruebas externas?

Que si educación por la ciudadanía sí o no…

Cuando el ejemplo que les dan muchos de nuestros políticos y empresarios y muchos programas televisivos es que todo vale porque no hay valores.

¿Qué más da lo que les contemos si lo que ven es corrupción y sálvese quien pueda?

Les llenamos la vida de ruido y de interrupciones.

Sus móviles (y los nuestros) están todo el día emitiendo pitiditos para captar nuestra atención, la televisión, la radio, Internet, cada vez son más sensacionalistas con el mismo objetivo. ¿No deberíamos enseñarles a utilizar la tecnología con cabeza, como decíamos en otro punto, y que también aprendan a apagar todos los dispositivos electrónicos, a concentrarse y a buscar el silencio y la paz?

Si, además, es insostenible el crecimiento infinito en un mundo finito…

¿No tendríamos que mostrarles otra forma de consumir y de afrontar su futuro y el futuro del planeta?

¿Dónde está contemplado todo esto en las últimas reformas laborales?

Ha habido 5 (incluida la LOMCE de 2012) en los últimos 20 años, 3 de un color y 2 de otro y seguimos teniendo pésimos resultados en los informes PISA y con un índice de fracaso y abandono del 25%.

Si hay modelos como el finlandés que funcionan, ¿por qué queremos inventar la rueda? ¡Copiemos a los que lo hacen mejor!

¡Ya basta!

Salgamos a la calle no en contra de algo, sino a favor.

¡Por un pacto nacional educativo que contemple las verdaderas necesidades de nuestros niños!

Firma el pacto por el talento y dale difusión.

Si te interesan estos temas puedes mirar también en:
La educación prohibida
Cómo enseñar a chavales que tienen la información en la palma de la mano
ciones no deberían ser lo más importante en la educación de nuestros hijos

12 Comentarios

  1. 17 diciembre 2012

    Hola Natalia, he leido todos y cada uno de tus posts con especial cariño, pero para mi este, se lleva la palma y no puedo dejar de aplaudirte (plas, plas, plas), me parece que has recogido en unas líneas como nos sentimos un montón de padres, y si que podemos cambiar las cosas. Tienes una web que se llama Change.org, donde publicar este texto y empezar a recoger firmas (tendrás que cambiar un poco el formato). Te ayudaríamos a difundirlo a tope y recoger las firmas entre todos. Muchas gracias por compartir estos pensamientos, te quiere un montón tu hermana María. Eres una crack!!

    Responder
  2. Isabel garcia Benito
    17 diciembre 2012

    Me uno a vosotras, contar conmigo

    Responder
  3. joaco
    18 diciembre 2012

    Me da la impresión que una de las peores herencias (inercias) que nos dejó la dictadura (“todo atado y bien atado”) fué esta propensión al caudillismo de unos – “esto lo arreglo yo” -, complementada simétricamente por el seguidismo de otros – “esto nos lo tienen que arreglar”-, en una suerte de “determinismo” socio-cultural (inmovilismo), que niega la capacidad transformadora de los ciudadanos/súbditos. Según este razonamiento, salir a la calle ya empieza a estar bien: es tomar conciencia de nuestra propia capacidad y responsabilidad. Por otra parte, pienso que las reformas de las leyes ministeriales van más encaminadas a la formación (o sea a dar forma, una forma prefijada) que a la educación, que, particularmente, la veo asociada al desarrollo del librepensamiento y la capacidad crítica y creativa. Una tarea más de maestro, que de formador. Alabo tus sugerencias!

    Responder
  4. Jvag
    18 diciembre 2012

    Dolorosa verdad Natalia…….. desafortunadamente vivimos en un tiempo donde no disponemos de tiempo para tomar decisiones, o para tomar las DECISIONES.
    Nuestros hijos reciben la educación de sus padres durante la cena…. el resto del tiempo….bueno, mejor no pensarlo.
    Nos hemos habituado a que nuestra escala de valores sea la importante, cuando la realidad es que nada de nuestra escala actual de valores es importante, (bueno tampoco es así…..), pero si que contamos con una serie de valores innecesarios situados muy arriba.
    Los primeros que tenemos que tener claro el cambio somos los padres y sinceramente creo que la base educativa tiene que colaborar en la educación y el uso de los elementos cotidianos (movil, consola, tablet, etc…..) e intentar entre todos minimizar su uso y potenciar el importante, la comunicación hablada………
    Todo esto te lo dice alguien enganchado 12 horas al dia a un smartphone…. pero que cuando llega a casa, al menos todavia conserva la cordura de dejarlo encima de la mesa hasta el dia siguiente………..

    Responder
  5. 18 diciembre 2012

    Ya he incluido un link a un proyecto que está en Change.org: Pacto por el talento.
    Saludos,
    Natalia

    Responder
  6. Juan Pedro Sánchez
    18 diciembre 2012

    Excepcional post, Natalia. Enhorabuena!

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que expones, ya que la educación actual es absolutamente anacrónica. Lo peor de todo es que no hacemos los cambios adecuados para dar un giro de verdad, en la buena dirección ¿o no interesa a los dirigentes tener ciudadanos preparados intelectual y emocionalmente para poder crecer por sí mismos?

    Actualmente, y tratando de aportar mi granito de arena, estoy impartiendo clases de inteligencia emocional a alumnos de Bachiller en un Instituto de mi localidad (Sagunto, Valencia). Después de insistir bastante, he conseguido que los padres hagan también el taller de IE, y también quiero involucrar a los profesores, porque si no estamos todos los actores implicados, no sirve de nada.

    Tengo la esperanza de que poco a poco iremos imprimiendo los cambios que necesitamos, entre otras herramientas, con blogs tan potentes como el tuyo.

    Un abrazo!

    Responder
  7. 18 diciembre 2012

    Con todo el sentido común escrito por persona inmersa en los nuevos medios de comunicación y en el mundo global. Parece que estos politicos que nos ¿ gobiernan ?, viven de espalda a los acontecimientos, y/o ni cuenta se dan en donde estamos y en que época nos ha tocado vivir.
    ! Mis felicitaciones….por el blog y en este especial artículo!

    Responder
  8. jomalva
    18 diciembre 2012

    Enhorabuena por tu artículo, en el que coincido totalmente

    Responder
  9. Dioni Nespral
    19 diciembre 2012

    Gracias por tu apoyo al pactoxtalento Natalia. Estamos convencidos que juntos, podemos. Gracias por darle el impulso. un saludo.

    Responder
  10. Alfonso Salido
    19 diciembre 2012

    Muchas gracias por la reflexión. El tema me coge de lleno. Todos somos responsables de la educación de nuestros hijos, “para educar se necesita toda la tribu” José Antonio Marina. Se complica el tema cuando nosotros desde nuestra labor de padres nos tropezamos, a veces, con los profesores, que como casi todos los licenciados en algo, se rigen por la normativa que les marcan. Me transmiten aburrimiento y desidia por su trabajo, como la sociedad en general se premia al listillo. Hace poco hubo una huelga y como faltaba más de la mitad de la clase, a los que asistieron les pusieron una película, para “entretenerlos” me dijo la profesora. Hoy más de los mismo, como se acercan las vacaciones, toca relax y cine, mucho cine. Mis hijos cuando eran más pequeños me decían que porque trabajaba los días previos a las fiestas. Necesitamos menos profesores y más MAESTROS, dentro y fuera de las clases, no olvidemos que nosotros también somos parte de la tribu.

    Responder
  11. 19 diciembre 2012

    Pienso exactamente lo mismo que tú, ahora faltaría que llegue a los políticos de turno y que además de oírlo, lo quieran escuchar. Seguramente contando con las ideas que tiene la gente se conseguiría una educación muchísimo mejor que la que proponen, de forma caciquista, PP y PSOE.

    Responder
  12. 21 diciembre 2012

    Desde TransformaTalento queremos agradecerte el apoyo a nuestra iniciativa. Muchas gracias Natalia

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: