20 cosas que conviene evitar en una entrevista o reunión de trabajo

  1. Carecer de un objetivo claro y de unos temas concretos a tratar.
  2. Quedarte sentado o estar hablando por teléfono cuando entra tu interlocutor. Como dijo Groucho: “nunca tendrás una segunda oportunidad de causar una primera buena impresión“.
  3. Dar un apretón de manos “mediado” o con la mano blanda. Eso es especialmente importante para las mujeres que lo suelen hacer más que los hombres.
  4. No mirar a los ojos ni sonreír cuando saludas y te presentas.
  5. Olvidar el nombre de tu interlocutor en cuanto te lo dice. Haz un esfuerzo de retención: merece la pena. No hay sonido más armonioso para el ser humano que su propio nombre.
  6. Empezar a hablar sin dejar tiempo a la otra persona de sentarse y ordenar sus ideas.
  7. No saber o haber establecido una duración concreta de la reunión, ya que en función del tiempo disponible podrá uno extenderse más o menos en cada tema.
  8. Escuchar solo a medias las preguntas que te hacen lleva a responder otra cosa.
  9. Olvidarse de apagar el móvil y que éste suene en mitad de la reunión.
  10. Interrumpir a tu interlocutor para añadir algo a lo que está diciendo, es mejor dejarle terminar. Si tienes miedo de que se te olvide lo que querías decir, anota tu idea para comentarla después.
  11. Contestar de forma impulsiva a las preguntas. Suele dar mejor resultado reformular la pregunta con tus palabras para asegurarte de que has comprendido bien y ganar tiempo para ordenar la respuesta.
  12. Utilizar tecnicismos, siglas o palabras complejas que el otro pueda no entender.
  13. Usar palabras malsonantes o demasiado coloquiales que puedan chocar a tu interlocutor. La corrección en el lenguaje ayuda a no meter la pata, por más distendido que sea el ambiente.
  14. No argumentar con hechos concretos tu respuesta. Si, por ejemplo, dices que eres una persona que se adapta fácilmente al cambio y llevas 20 años en el mismo trabajo, será conveniente que aportes otros hechos que muestren lo que quieres decir.
  15. Enrollarte más de lo necesario. Los refranes suelen acertar porque reflejan la sabiduría popular: “Lo bueno, si breve, dos veces bueno”.
  16. No llevar ningún soporte impreso (o en el ordenador, Ipad o similar), como por ejemplo tu Curriculum, ya que aunque la otra persona lo haya visto en otro momento, te ayudará a no olvidarte de hablar de determinados temas o logros.
  17. No aportar material gráfico (si dispones de él) para reforzar tus logros, por ejemplo: un vídeo, un blog, un diseño… Le dará un toque original a la reunión y reforzará el índice de recuerdo en tu interlocutor.
  18. Evita estar demasiado serio. La sonrisa y la amabilidad siempre suman puntos.
  19. Olvidarte de repetir las conclusiones y establecer puntos de acción para el seguimiento de la reunión. Como por ejemplo: mandar una propuesta, llamar en una semana, pasar un pedido… Y luego ¡cúmplelo! Y por último:
  20. No te rasques JAMAS la nariz

Esto último es broma, pero me faltaba un punto para los 20. ¿Un post tiene más lectores si se utilizan números redondos? No lo sé, pero queda más bonito el título. Este artículo, además de aportar ideas para entrevistas o reuniones de trabajo, es un experimento porque he leído que los posts con números (redondos o cuadrados) y en negativo (“lo que no has de hacer”) tienen buena acogida. Ya os comentaré si ha funcionado o no. De momento si lo retuiteas o lo “me gustas”, tendrá una mayor difusión. :)

¡Feliz semana y reuniones provechosas!

Artículos relacionados:
Reuniones eficaces en 5 sencillos pasos
Correo electrónico: 10 consejos para transmitir ideas de forma eficaz
________________________________________________
 

19/12/2011 – Resultado de visitas del post: número redondo + lo que NO debes hacer = éxito total. Alcanzó el segundo puesto en cuanto a número de visitas: 1.300 en un día.

13 Comentarios

  1. Emilio
    12 diciembre 2011

    En general, todo perfecto.
    Pero el punto 20 tiene su sentido. Dicen los que estudian los gestos que cuando uno miente se suele rascar la nariz, debido a el exceso de riego (por la mentira) que circula por vasos tan finos como los que hay en la nariz.
    Y otra cosa:
    “No hay sonido más armonioso para el ser humano que su propio nombre.” En serio? No se me ocurren cosas mucho más ególatras

    Responder
    • 14 diciembre 2011

      Es cierto que el 20 da mucho qué pensar. De hecho me ha dado una buena idea para el próximo post… En cuanto a lo del sonido melodioso, es cierto que es totalmente ególatra y a mí no me gusta, por eso está el mundo como está, pero en una entrevista funciona. Un saludo y gracias por tus comentarios, Emilio.

      Responder
  2. virginiacanales
    12 diciembre 2011

    Hola de nuevo Natalia!
    Recordar estos puntos que son tan obvios, es muy recomendable, porque en numerosas ocasiones los damos por sabidos y también en numerosas ocasiones cometemos estos mismos errores. Está muy bien como lo finalizas con el último punto, no rascarse la nariz! Yo en mi opinión incluiría un punto más, Ser puntual y no retrasarse. Tanto para una entrevista de trabajo como para una reunión de trabajo es fundamental aplicarlo a cualquiera de las partes implicadas: candidato-entrevistador y para todos los participantes de la reunión. Qué mal empieza una reunión si ya lo hacemos con retaso, y si es una entrevista de trabajo ya no te quiero ni decir.
    Un saludo!

    Responder
  3. 12 diciembre 2011

    Enhorabuena, de nuevo. El nº 20 podría haber sido perfectamente “no te toques la oreja”. La gente solemos tener algún tipo de tic inconsciente cuando mentimos o no decimos del todo la verdad, el más común es tocarse la oreja. Ahí lo dejo…

    Responder
  4. 12 diciembre 2011

    en una entrevista laboral me hicieron una pregunta;
    has realizado alguna entrevista laboral previa a esta?
    y yo le respondi q si! y le conte pero solo de una (porq tenia miedo de q si le contaba de que me entrevistaron varias y no me seleccionaron, no me llamen para el trabajo)
    de todas maneras NUNCA me llamaro.
    gracias por publicar tus consejos.
    por favor si le das respuesta a mi comentario por favor avisame por TW @grgrantuiero

    Responder
  5. 12 diciembre 2011

    estoy de acuerdo pero añadiría los tópicos de siempre de: sentarse correctamente y cuidar la mirada y los gestos, ya que son puntos que te van a acompañar durante toda la entrevista!
    por otro lado el tema de llevar un soporte auxiliar no lo veo muy conveniente y sobre todo dependerá del entrevistador, a veces si llevas un ordenador o un ipad al sacarlo se puede desviar brevemente el hilo de la conversación sin saber volver a retomarlo o retomarlo pero no por donde pretendiamos, yo estoy más a favor de llevar un curriculum, un gráfico, nuestra vida laboral, nuestros logros, objetivos, etc… y sobre todo un cuaderno para tomar notas durante la entrevista y obviamente pedir permiso al principio para utilizarlo, incluso te dará mayor sensación de profesionalidad, de estar atento, de ser ordenado, de interés, etc…

    todas estas opiniones son muy subjetivas, lo que realmente quería comentar es tu experimento, en efecto, los número impares o no usuales no le solemos hacer mucho caso, quedan mejor visualmente, como bien dices, los número pares, cuadrados, múltiplos de 5 y los titulares en los que mencionas “lo que no debes de hacer” siempre tienen mayor repercusión, el único problema de estos artículos suele ser a la hora de redactarlos para que el lector los comprenda perfectamente, a veces nos olvidamos que estamos leyendo “lo que NO debemos de hacer” y por costumbre lo interpretamos por “lo que debemos de hacer”, ya nos contarás los resultados de tu experimento!

    saludos

    Responder
  6. 12 diciembre 2011

    A mi me parecen 20 puntos perfectos. Es más, el último, le da ese toque final, que aunque pueda parecer gracioso, tiene también su efecto, pues es señal de que mientes, tanto tocarte la oreja o un ojo. El año pasado realicé diferentes cursos de habilidades directivas y en todos ellos se tocó estos temas. Enhorabuena, es un acierto volver a recordarlos, pues aunque creemos que los sabemos y dominamos todo, todavía falta un poco de humildad y agradecer publicaciones como ésta. Gracias.

    Responder
  7. 12 diciembre 2011

    Muy cierto, son cosas que de primera mano parecen de sentido común pero muchas veces los nervios pasan malas pasadas… sobretodo haciéndote que te pique la nariz ;)

    Responder
  8. 13 diciembre 2011

    Para reunión de trabajo “No olvidarse de la agenda” Y no olvidar haberla circulado antes junto con la lista de los asistentes. Esto enfocará a cada uno en el propósito y permitirá preparase a todos los contenidos así como enfocar su participación de acuerdo a la audiencia.

    Responder
  9. 13 diciembre 2011

    Natalia, Perfecto este tema para debatir. Si recordamos todos estos tips además los que han agregado algunos de los participantes, y los practicamos de manera natural, claro que será un éxito nuestra participación en cualquier reunión de trabajo.

    Ya nos contarás tu experiencia.

    saludos

    Blanca

    Responder
  10. 13 diciembre 2011

    Natalia, en algun lugar he leido que rascarse la nariz se interpreta como que mientes o dudas de lo que estas diciendo, luego, es mejor no hacerlo como expresas, ya sea de broma…

    Blanca

    Responder
  11. toei
    4 febrero 2012

    El toque nasal está ampliamente estudiado y ciertamente es un fenómeno físico. La tensión genera adrenalina, ésta aumenta la circulación sanguinea y ese brusco cambio se nota especialmente en las venitas de la nariz. No necesariamente está relacionado con mentir, sino simplemente con un momento de tensión (tambien nos hace pestañear más rápidamente, además de aumentar el latido y la sudoración). Otra cosa son los tics (tocarse la oreja, el pelo, u otros). Estos están más relacionados con inseguridades y dan muy mala sensación (aunque no los veas de manera consciente). De acuerdo con lo de no rascarse la nariz, pero si tienes que estar controlando qué haces, seguramente no estarás cómodo y se te verá forzado. Nada mejor que estar seguro de lo que se dice y estar cómodo en una entrevista, eso evitará los tics, los toques nasales y las posturas rígidas. Lamentablemente, el entrevistador no siempre favorece tu comodidad, sino que con un mal entendido afan de presionar al candidato, hace lo posible por ponerte nervioso/a. Lástima, se perderán grandes candidatos/as y obtendrán gente resistente a la presión…

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: